Las huellas de la RDA no se pueden borrar

07.06.2019 - Günter Buhlke

Este artículo también está disponible en: Alemán

Las huellas de la RDA no se pueden borrar
Conferencia de prensa del entonces primer ministro de la RDA Hans Modrow (izquierda) y del entonces canciller federal Helmut Kohl 13 de febrero de 1990

La invitación de Katrin Rohnstock a una ronda de discusión el 23 de mayo de 2019 fue seguida por muchos de los antiguos responsables de la RDA, así como de instituciones estatales y científicas, especialmente de emisoras de radio y televisión de Alemania, Suiza y Japón. La sala de conferencias cerca de Rohnstock se encontraba abarrotada.

Se trataron dos temas: «La RDA quebró en 1989» y «El Informe Schürer al Buró Polítco del SED del 30 de octubre de 1989 sobre la situación económica en la RDA con conclusiones».

La llamada bancarrota surgió rápidamente en la discusión – políticamente deseada por las élites occidentales – como un medio de comunicación, el moderno FAKE-NEWS. En vista de las fechas de las elecciones a la Cámara Popular de la RDA y al Parlamento Federal de la RFA en 1990, se necesitaban informes negativos. Una revisión de la balanza de pagos de la RDA (1975-1989) efectuada por el Deutsche Bank a mediados de 1990 puso de manifiesto que la viabilidad de la RDA no se veía amenazada por este motivo. Los participantes en el debate también se refirieron a la actual deuda nacional de Alemania, que es astronómicamente más alta, de casi 2 billones de euros (alrededor de 4 billones de DM), sin desencadenar debates sobre la bancarrota de los medios de comunicación.

Walter Siegert, ex secretario de estado y viceministro de finanzas del gobierno de Modrow, comentó el Informe Schürer como punto de partida para el debate en Rohnstock. Su comentario: «El informe era un retrato despiadado de la situación real con todas sus deficiencias y riesgos para la economía de la RDA. Las conclusiones se basaron en propuestas concretas sobre la forma en que las reformas y los cambios podrían restablecer las variables normales de desarrollo de la economía. Por ejemplo, redistribuyendo los escasos fondos de inversión, la mano de obra a las ramas productivas, y cambiando selectivamente la cooperación con la Unión Soviética. Las subvenciones deberían tener otras prioridades, pero con consecuencias sociales. El informe contenía señales de advertencia para la economía de la RDA, pero no signos dramáticos de colapso. W. Siegert proporcionó información sobre las cifras de endeudamiento externo: Menos 19.900 millones de marcos en divisas (pasivos) para la parte capitalista y más 23.300 millones (créditos) en el área FMEA de la balanza de pagos. Esto se ajustaba a la valoración del Deutsche Bank. Schalk- Golokowski corrigió las cifras después de presentar el informe al Buró Político. Hasta ese momento, todos los créditos de la RDA debían ser atendidos puntualmente.

Los comentarios de los participantes destacaron los siguientes aspectos:

  • En los años sesenta, la economía de la RDA superó con éxito situaciones económicas complicadas con esfuerzos de reforma. Esto no fue posible en 1990. La situación internacional ha cambiado por completo. Gorbachov se veía a sí mismo como el perdedor de la Guerra Fría y abandonó la RDA y otros países socialistas. No era viable por sí solo en el entorno de la economía de mercado dominante.
  • Varios participantes criticaron el hecho de que el informe Schürer con sus conclusiones no se presentara a la comisión y a las partes para su consulta en 1989. También habría tenido sentido implicar a la población.
  • Las prácticas evocadoras están fuera de lugar 30 años después de los hechos. Sin embargo, es importante reunir todas las experiencias y logros de la RDA que fueron superiores a la economía de mercado. La RDA no volverá como antes, pero sí los nuevos órdenes sociales.
  • Las condiciones sociales en Alemania y en el mundo (Trump) muestran que las lógicas sociales y conscientes de la naturaleza son urgentemente necesarias como alternativas.
  • En la actualidad, sería necesario que los partidos determinantes y el gobierno de Alemania, especialmente en tiempos de elecciones, también presentaran al público análisis despiadados sobre las verdaderas causas de la divergencia de la sociedad y el peligro para la paz y la naturaleza.
  • Varios participantes se quejaron de la falta de competencia económica y del comportamiento subjetivo de algunos miembros del Buró Político del SED.
  • Las elecciones de marzo de 1990 introdujeron un tsunami legal al que la economía de la RDA no pudo sobrevivir. 4 las leyes eran autoritativas:

Primero: la Treuhandgesetz, modificada tras las elecciones de marzo de 1990 (privatización antes de la reorganización).

Segundo: la unión monetaria con la ley sobre el saldo inicial del marco alemán y el tipo de conversión de 2:1. El sistema bancario y crediticio de Alemania Occidental se estableció en la RDA. (Los cálculos de la compañía cayeron en rojo)

Tercero: Terminación de la CMEA

Cuarto: Acta de adhesión de la RDA a la República Federal.

Las 4 leyes actuaron como aceleradores de fuego para la caída de la economía de la RDA.

  • Contrariamente a las disposiciones legales del Código Presupuestario Federal, el Parlamento Federal no elaboró ni confirmó ningún balance final para la transferencia de activos de la RDA a la RFA. En otras palabras, además de los valores económicos sobre el paradero de los activos de los campos científicos de la RDA (valores materiales e intelectuales de instituciones de investigación, universidades, academias). Los valores de las instalaciones sanitarias, la cultura (museos, teatros, etc.), los valores de las ciudades y los municipios, los valores de los equipos de defensa y seguridad, los valores de las infraestructuras de transporte (Reichsbahn, puertos, aviones), los valores de los bosques estatales, las vías fluviales, los lagos, los valores de los recursos minerales (potasa, carbón, yacimientos de minerales raros), los valores inmobiliarios de las embajadas de la RDA en el extranjero y muchos otros valores.
  • En su biografía » Gewagt und verloren” Schürer escribió que entre 1972 y 1989 la RDA había importado de países occidentales (así como por ejemplo Japón, Austria, Alemania) instalaciones y equipos modernos por un valor de más de 50.000 millones de marcos alemanes, parte de los cuales fueron un tipo de negocio de compensación. El crecimiento económico alcanzó alrededor del 3% anual y, por lo tanto, fue superior al de Alemania, aunque no se alcanzaron las cifras previstas. Las economías arruinadas no logran este tipo de desarrollo.

La política de Alemania Occidental necesitaba 1990, titulares negativos y las promesas de paisajes florecientes para organizar con éxito las elecciones de marzo a la Cámara Popular y las de diciembre al Estado Federal.


Traducción del alemán por Sofía Guevara

Categorías: Economía, Política
Tags: , , , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 15.11.19

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.