La pesadilla del permafrost se vuelve (más) real

15.06.2019 - Robert Hunziker

Este artículo también está disponible en: Inglés

La pesadilla del permafrost se vuelve (más) real

Un bloque colapsado de permafrost rico en hielo a lo largo de Drew Point, Alaska. Los acantilados costeros en esta región pueden erosionar 20 metros al año (~65 pies). Los científicos del USGS investigan continuamente las causas del deshielo del permafrost y del retroceso de los acantilados a lo largo de la costa ártica de Alaska. Además, con la pérdida de hielo marino para proteger las playas de las olas del océano, el agua salada inunda los hábitats costeros. (Fuente: U.S. Geological Survey)

El permafrost cubre el 25% del hemisferio norte. Es el congelador más grande del mundo, y su masa terrestre es 4,5 veces más grande que la Antártida, 6,5 veces más grande que los Estados Unidos.  Está lleno de carbono encerrado en suelo congelado y acumulado durante eones, lo que, en contraste, hace que las emisiones de las centrales eléctricas de carbón se vean como una legua de arbustos.

Más notable aún, el permafrost tiene una imagen de permanencia y cambio lento/gradual, «el perezoso del norte”. Pero, esa imagen perezosa ha quedado obsoleta. El calentamiento global ha cambiado la ecuación. Hoy en día, la desintegración del permafrost es oficialmente una noticia caliente.

Los científicos que durante mucho tiempo han estudiado el derretimiento gradual del permafrost están experimentando ahora un cambio dramático desde su antiguo punto de vista de «ojos bien cerrados», es decir, se niegan a ver algo que está a plena vista debido a nociones preconcebidas. Esa imagen perezosa del pasado se ha roto a través de numerosos estudios, como por ejemplo: Merritt Turetsky, Catedrático de Investigación Canadiense en Ecología Integrativa, Universidad de Guelph, «Rapid Permafrost Thaw Unrecognized Threat to Landscape, Global Warming Researcher Warns,» Nature d/d May 1, 2019.

El deshielo gradual del permafrost ha pasado a la historia: «Turetsky y un equipo internacional de investigadores están observando algo muy diferente: Rápido colapso del permafrost que puede transformar el paisaje en pocos meses a través de hundimientos, inundaciones y deslizamientos de tierra», Ibid.

Sobre la base de las observaciones registradas por el equipo de investigación de Turetsky, ya se ha desencadenado una crisis climática. Está aquí ahora: «Trabajamos en áreas donde el permafrost contiene mucho hielo, y nuestros sitios de campo están siendo destruidos por el colapso abrupto de este hielo, no gradualmente durante décadas, sino muy rápidamente durante meses o años», dijo Turetsky.

Según la integrante del equipo Miriam Jones, geóloga de investigación del Servicio Geológico de Estados Unidos: «Este deshielo abrupto está cambiando los ecosistemas forestales…. resultando en una transformación total del paisaje que no sólo afecta la retroalimentación de carbono al clima, sino que también está alterando el hábitat de la vida silvestre y dañando la infraestructura».

«Está sucediendo más rápido de lo que nadie predijo», Turetsky.

Aun así, los científicos detrás del estudio siguen siendo optimistas en cuanto a que se puede hacer algo constructivo para limitar los peligros que implican los detalles de su estudio, por ejemplo: «Si podemos limitar las emisiones humanas, todavía podemos frenar las consecuencias más peligrosas del calentamiento climático», bla, bla, bla.

La mayoría de los científicos y los medios de comunicación afirman que aún no es demasiado tarde para hacer algo para mitigar el cambio climático. Pero, quedan preguntas pendientes, como qué, cuándo, cómo y quién.  ¿Dónde está el liderazgo? Cuando se trata de fijar el ritmo vertiginoso del cambio climático, hablar es barato, mientras que sólo la acción cuenta.

En ese sentido, existe un enfoque bien definido de la crisis climática, así como respuestas al mencionado estudio de Turetsky, que claramente delinea los grandes problemas a la vuelta de la esquina. De hecho, cuando la masa terrestre más grande del mundo se desmorona literalmente, como se afirma en el estudio de Turetsky, «justo frente a nuestros ojos», entonces las campanas de alarma deberían estar sonando en todo el país, especialmente en la oficina del presidente responsable de una de las regiones de permafrost más grandes del mundo, Alaska.

En las condiciones climáticas actuales, no se puede subestimar el peligro de un calentamiento global desbocado y la consiguiente quema de la agricultura de latitud media. Las implicaciones son terribles. Sin embargo, la pregunta provocativa sigue siendo «¿es demasiado tarde?», como afirman públicamente algunos científicos del clima, sin duda, los aguafiestas más inquietantes del mundo, y desafortunadamente, de verdad, tienen evidencia científica que respalda sus predicciones. Con suerte, con los dedos cruzados, están equivocados.

Sin embargo, el movimiento de fixit tiene «piernas», y es importante recordar que nadie sabe lo que depara el futuro. ¡El gran arreglo podría funcionar!

Para obtener respuestas sobre qué hacer frente a la emergencia climática, sin duda alguna, el mejor ensayo que existe es «Leading the Public into Emergency Mode», de Margaret Klein Salamon: Introducing the Emergency Climate Movement» en:

https://medium.com/@margaretkleinsalamon/leading-the-public-into-emergency-mode-b96740475b8f

Aquí hay un fragmento: «A finales de 2018, la presa finalmente se rompió y el Movimiento de Emergencia Climática ha surgido, finalmente, como una fuerza poderosa. Este movimiento dice la verdad sobre la escala de la crisis y exige un » Nuevo Trato Verde » o una movilización climática a escala de la Segunda Guerra Mundial – una transición de 10 años a cero emisiones y una reducción de emisiones. Dirigido por Alexandria Ocasio Cortez y los Demócratas de Justicia en el Congreso, el Movimiento Sunrise, Zero Hour, School Strikers y Extinction Rebellion en las calles, este movimiento ha estallado con una fuerza y un impulso tremendos. Al momento de escribir este artículo, más de 500 ciudades en 4 países han declarado una ‘Emergencia Climática’ y la mayoría de los principales candidatos presidenciales demócratas han declarado que apoyan el Nuevo Trato Verde».

Aquí hay otro fragmento: «Trabajando en coalición con aliados internacionales y líderes en el terreno, La Movilización Climática ha ayudado a extender esta campaña a 500 gobiernos locales alrededor del mundo, representando a más de 50 millones de personas; ahora está creciendo a un ritmo acelerado. Debido al impacto de la Rebelión de la Extinción, así como al trabajo del Partido Verde Británico, más de 50 ciudades del Reino Unido han declarado una emergencia climática y se han comprometido con la descarbonización rápida de emergencia. Londres declaró una emergencia climática a mediados de diciembre, comprometiéndose a transformar su economía en neutra en carbono para 2030. Las organizaciones no gubernamentales también han declarado la emergencia climática. La Universidad de Bristol se convirtió en la primera universidad en declarar una Emergencia Climática. La campaña Culture Declares a Climate Emergency, afiliada a XR, ha apoyado a cientos de instituciones culturales y artistas británicos en la declaración de una emergencia climática. La Movilización Climática planea ayudar a difundir esto en los Estados Unidos también».

En todo el mundo, y a tasas de crecimiento asombrosas, casi tan rápidamente como el propio cambio climático, la gente se está organizando para luchar contra la crisis climática. Ya están ocurriendo éxitos notables en todo el mundo, lo que se destaca en el ensayo de Salamon.

Aún más fascinante: De la nada, la pregunta sobre el liderazgo ha sido respondida. ¡Es la gente, en masa!

Todo lo cual apunta a una clara probabilidad de que «La crisis climática» sea un factor determinante (quizás «el principal») en las próximas elecciones de 2020. Sólo mira los titulares recientes: «¿Será 2020 finalmente la elección del cambio climático?» (Buzzfeed), «El cambio climático de repente importa en la carrera de 2020» (Político), «El cambio climático podría convertirse en un tema prioritario en las elecciones de 2020» (Time).

Posdata: «Margaret Klein Salamon es una guía invaluable para este nuevo momento» (Bill McKibben). «El trabajo de Salamon continúa guiando la conversación» (Michael Mann). «Nadie ha sido más inspiradoramente lúcido sobre la emergencia climática o lo que ésta exige que Margaret Klein Salamon» (David Wallace Wells).


Traducción del inglés por Antonella Ayala

Categorías: Asuntos internacionales, Ecología y Medio Ambiente, Internacional
Tags: , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.