El último stand de Custer se reúne con el Calentamiento Global

24.05.2019 - Los Ángeles - Pressenza New York

Este artículo también está disponible en: Inglés

El último stand de Custer se reúne con el Calentamiento Global
Calentamiento Global (Imagen de Deutche Welle)

Por Robert Hunziker

Un artículo reciente de Arctic News sobre las perspectivas del calentamiento global prevé un escenario aterrador a la vuelta de la esquina. Con suerte, la premisa del artículo de un inminente calentamiento global desbocado («RGW») está fuera de lugar, por mucho. De hecho, para atenuar el escozor que se espera cuando los aumentos bruscos de temperatura golpean con fuerza, como se proyecta en el artículo, que se titula: «Los niveles de gases de efecto invernadero se siguen acelerando». Oh, por cierto… ¡el peor de los casos que ocurre en una década!

Aquí hay un extracto: «… tal aumento en los niveles de gases de efecto invernadero ha correspondido históricamente con más de 10°C o 18°F de calentamiento, cuando se observan los niveles de gases de efecto invernadero y las temperaturas en los últimos 800,000 años….» (Fuente: Los niveles de gases de efecto invernadero siguen acelerando, Arctic News, 1 de mayo de 2019)

Obviamente, no hace falta mencionar que ninguna persona cuerda quiere creer, y probablemente no creerá ni aceptará, que los estudios sobre las temperaturas asesinas estén asegurados, cargados y listos para disparar, a la vuelta de la esquina. Sólo ese hecho sirve para bautizar el título «La última batalla de Custer es el calentamiento global».

Además, y para el equilibrio periodístico, es importante mencionar que la ciencia dominante no está advirtiendo del inminente calentamiento global desbocado («RGW», por sus siglas en inglés), como se señala en el artículo de Arctic News.

Aun así, el artículo tiene credibilidad porque es el producto de científicos académicos. Por lo tanto, metafóricamente hablando, uno sólo puede esperar que sus tablas Ouija estén defectuosas, malinterpretando los datos.

Desgraciadamente, el artículo de Arctic News no saldría a la luz si el Senado de Estados Unidos hubiera tomado en serio las primeras advertencias del Dr. James Hansen sobre el calentamiento global en 1988. El titular del New York Times del 24 de junio de 1988 decía: «El calentamiento global ha comenzado, dice el experto al Senado».

Curiosamente, diez años después, en 1998, se inició el proceso de montaje de la Estación Espacial Internacional («ISS») con la aprobación del Congreso, que incluía el 100% de energía solar. Pero, ignorando lo obvio, no se sugirieron iniciativas solares para el país, ni siquiera se mencionó. De hecho, desde que el Dr. Hansen lo advirtió hace 40 años, el Congreso es MIA, un gran y gordo nada, ni siquiera una palabra sobre los esfuerzos para contener el calentamiento global.

Como tal, no es ninguna sorpresa (pero sí un tanto chocante) que una Cruzada Infantil por el Clima, originaria de Suecia, se esté gestando sobre la crisis del calentamiento global, y que se estén enfrentando a una larga lista de fracasos por parte de «la clase dirigente». Honestamente, ¿hace falta que los niños se den cuenta de esto?

El artículo de Arctic News es un comentario inquietante sobre el estado actual y futuro del calentamiento global, como sigue: El artículo describe una poderosa combinación de emisiones de gases de efecto invernadero, incluyendo dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido de nitrógeno (NO2), y óxido nitroso (N2O) que, en combinación con los océanos y el hielo, que absorben el calor planetario cada vez más escaso, amenazan la vida en la Tierra en el transcurso de una década.

Según el artículo: «Entonces, ¿cuán rápido y en cuánto tiempo podrían subir las temperaturas? Como los océanos y el hielo están absorbiendo cada vez menos calor, muy pronto podría producirse un rápido calentamiento de la troposfera inferior. Al incluir el impacto conjunto de todos los elementos de calentamiento… un cambio climático abrupto podría resultar en un aumento de hasta 18°C o 32.4°F para 2026. Esto podría causar que la mayor parte de la vida en la Tierra (incluyendo a los humanos) se extinguiera en cuestión de años,» Ibid.

Eso no puede ser verdad, ¿o sí? La buena noticia es que nadie lo sabe al 100%. Pero, he aquí el problema: algunos científicos muy inteligentes y bien educados piensan que podría suceder, de hecho están casi seguros de que sucederá. Según el artículo, la configuración para el peor de los casos se está realizando mucho más rápido y antes de lo que se creía posible. Se recomienda encarecidamente a los interesados que lean el artículo completo, Google: Greenhouse Gas Levels Keep Accelerating, Arctic News, 1 de mayo de 2019.

Basado en el artículo, la civilización ha estado viviendo con tiempo prestado, lo que significa que los océanos, así como el hielo glacial y oceánico, han estado absorbiendo hasta el 95% del calor del planeta, minimizando así el calentamiento global de la atmósfera y salvando a la civilización de una mala insolación.

Sin embargo, esos dos enormes búferes naturales están perdiendo su poder, rápidamente. Cada vez más, la estratificación oceánica extrema y la fuerte pérdida de hielo minimizan la eficacia de estos dos amortiguadores cruciales para el rápido calentamiento global. Consecuentemente, forzando a la atmósfera a tomar más y más y mucho más calor planetario, llevando a estallidos de temperaturas globales cuando menos se esperaba, el momento del Último Soporte de Custer.

Una de las causas principales de la próxima aceleración del calentamiento global incluye un estudio muy reciente sobre el óxido nitroso, N2O, que es 300 veces más potente que el CO2 y tiene una vida útil de 120 años, que se encuentra en grandes cantidades (67B toneladas) en el permafrost ártico, a saber: «El estudio de Jordan Wilkerson, et al: https://www.atmos-chem-phys.net/19/4257/2019/  muestra que las emisiones de óxido nitroso provenientes del deshielo del permafrost de Alaska son aproximadamente doce veces más altas de lo que se suponía anteriormente. Un análisis de 2018 (Guibiao Yang, et al, Magnitud y vías de aumento de las emisiones de óxido nitroso de las tierras altas después del deshielo del permafrost, Copyright © 2018 American Chemical Society) señala el peligro de que se liberen grandes cantidades de óxido nitroso por la descongelación del permafrost en el Tíbet. Aún más óxido nitroso podría ser liberado de la Antártida,» Ibid: https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acs.est.8b02271

El N2O, el tercer GEI (gas de efecto invernadero) más importante, es una molécula intensamente efectiva que impacta el calentamiento global 300 veces más que el CO2. Eso es un impacto enorme, a gran escala. En este sentido, la tasa de emisiones actuales de N2O es extremadamente preocupante. Según investigaciones recientes, el óxido nitroso está siendo liberado del permafrost derretido «12 veces más alto de lo que se suponía». Esa podría ser una fórmula segura para ayudar a turboalimentar el calentamiento global, y proporciona evidencia de apoyo a la tesis subyacente del artículo de Arctic News.

Mientras las malas noticias estén a la orden del día, además del N2O como un poderoso GEI, también es una sustancia que agota la capa de ozono, uh-oh, lo que nos recuerda los matices del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono de 1987, un tratado internacional diseñado para salvar el gran trasero gordo de la civilización.

Para aquellos que se perdieron la clase en el pasado (1987), la capa de ozono (O3) de la estratosfera de la Tierra (10-30 millas sobre el nivel del suelo) absorbe la mayor parte de la radiación ultravioleta del Sol, ¡sin la cual el Homo sapiens estaría frito!

El ozono se dispersa ampliamente en la atmósfera, hasta un extremo; sin embargo, si todo estuviera comprimido en una capa delgada, sería del grosor de un centavo. Desde un punto de vista estricto, como se acaba de explicar, un centavo de grosor de moléculas de ozono separa a la humanidad de la quema viva, lo que explica el Gran Pánico de finales de los años ochenta, cuando se descubrió un Gran Agujero en la capa de ozono como resultado de la presencia de demasiados Halones y Freones de clorofluorocarbonos generados por el hombre («CFC»).

Según James Anderson (profesor de Química Atmosférica de Harvard), co-recipiente del Premio Nobel de Química de 1995 por su trabajo sobre el agotamiento de la capa de ozono, habló en la Universidad de Chicago sobre el calentamiento global en 2018: «La gente tiene la idea equivocada de que podemos recuperarnos de este estado simplemente reduciendo las emisiones de carbono, dijo Anderson en una presentación en la Universidad de Chicago. La recuperación es casi imposible, argumentó, sin una transformación de la industria al estilo de la Segunda Guerra Mundial, una aceleración del esfuerzo para detener la contaminación por carbono y eliminarla de la atmósfera, y un nuevo esfuerzo para reflejar la luz solar lejos de los polos de la tierra…. Esto se ha hecho, agregó Anderson, en los próximos cinco años». (Fuente: Jeff McMahon, Tenemos cinco años para salvarnos del cambio climático, dice el científico de Harvard, Forbes, 15 de enero de 2018).

Sobre la base de ese modelo establecido por el profesor Anderson, sólo quedan 4 años para que se haga algo para «salvarnos». Pero, tristemente, no hay una «transformación de la industria al estilo de la Segunda Guerra Mundial» bajo consideración, ni siquiera una misión preliminar de investigación.

Pero, hay una Cruzada de Niños muy activa que incita a los adultos a hacer algo… para variar, pero como los niños se apresuran a señalar, no esperan mucha ayuda de los adultos en la sala basada en años de «no hacer nada».

Sin embargo, los niños se saltan las clases para protestar públicamente contra el mal comportamiento de los adultos y, de vez en cuando, dan discursos, por ejemplo: En Katowice, Polonia, en la COP-24 (Conferencia de las Partes) en diciembre de 2018, Greta Thunberg, una joven sueca de 15 años en ese momento, se dirigió al secretario general de la ONU, Antonio Gutiérrez. Aquí está su discurso:

«Durante 25 años, innumerables personas han estado frente a las conferencias de la ONU sobre el clima, pidiendo a los líderes de nuestra nación que detengan las emisiones. Pero, claramente, esto no ha funcionado ya que las emisiones siguen aumentando.

Así que no les preguntaré nada.

En su lugar, pediré a los medios de comunicación que empiecen a tratar la crisis como una crisis.

En cambio, le pediré a la gente de todo el mundo que se dé cuenta de que nuestros líderes políticos nos han fallado.

Porque nos enfrentamos a una amenaza existencial y no hay tiempo para continuar por este camino de insensatez… Así que no hemos venido aquí para rogar a los líderes mundiales que se preocupen por nuestro futuro. Nos han ignorado en el pasado y nos volverán a ignorar.

Hemos venido aquí para hacerles saber que el cambio está llegando, les guste o no».


Traducción del inglés por Nicolás Soto

Categorías: Ecología y Medio Ambiente, Internacional, Opiniones
Tags: ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Día de la Noviolencia

Día de la Noviolencia

Formación Pressenza

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.