BOLETIN Assange: El periodista que se enfrenta a 175 años de prisión con 17 cargos adicionales

25.05.2019 - Countercurrents

Este artículo también está disponible en: Inglés

BOLETIN Assange: El periodista que se enfrenta a 175 años de prisión con 17 cargos adicionales

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, ha presentado 17 nuevos cargos contra el cofundador de Wikileaks, Julian Assange. En reacción, el denunciante de la NSA Edward Snowden tweeteó: Es una guerra contra el periodismo. Los periodistas han reaccionado: «El fascismo moderno está destruyendo su tapadera».

Los nuevos cargos amplían la acusación original de un solo cargo de conspiración para piratear computadoras del gobierno de Estados Unidos, anunciada en marzo, antes del arresto de Assange en Londres. Se enfrenta hasta 10 años de prisión por cada cargo, además de otros cinco de una acusación previa, si es condenado, lo que hace un total de 175 años.

Los medios de comunicación dijeron:

Un gran jurado federal de Estados Unidos ha anunciado 17 cargos adicionales bajo la Ley de Espionaje contra el editor de WikiLeaks Julian Assange, quien se encuentra actualmente en una cárcel del Reino Unido en espera de una audiencia de extradición.

La nueva acusación, hecha pública el jueves, se relaciona con los documentos estadounidenses WikiLeaks publicados en 2010, y alega que Assange reveló los nombres de individuos que estaban trabajando con el gobierno de Estados Unidos, poniendo en peligro sus vidas.

El mes pasado fue acusado de un cargo de conspiración con la ex analista de inteligencia Chelsea Manning para obtener acceso a la red del Pentágono.

Assange está cumpliendo una condena de cárcel en el Reino Unido por fugarse bajo fianza.

«La acusación, que reemplaza a la anterior acusación, alega que Assange fue cómplice de Chelsea Manning, una ex analista de inteligencia del Ejército de los Estados Unidos, en la obtención y divulgación ilícitas de documentos clasificados relacionados con la defensa nacional», dijo el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en una declaración.

«El departamento se toma en serio el papel de los periodistas en nuestra democracia y se lo agradecemos. La política del departamento no es y nunca ha sido la de dirigirse a ellos para la elaboración de informes. Pero Julián Assange no es periodista», dijo John Demers, jefe de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia.

Chelsea Manning, la ex soldado del Ejército de Estados Unidos que proporcionó documentos del Departamento de Estado de Estados Unidos y documentos militares, fue citada por un gran jurado federal en Virginia, pero se negó a testificar. Manning se negó a testificar contra Wikileaks: «Prefiero morirme de hambre».

En estos momentos ella se encuentra en la cárcel, enfrentando confinamiento indefinido por desacato a la corte. No hay indicios de que Manning esté involucrada en los nuevos cargos.

Assange se encuentra actualmente en la prisión Belmarsh Crown, en las afueras de Londres, cumpliendo su condena de 50 meses de prisión por violar la libertad bajo fianza del Reino Unido al solicitar asilo en Ecuador, y está a la espera de una audiencia sobre la solicitud de extradición de Estados Unidos.

Mientras tanto, los fiscales suecos están hablando de revivir los cargos de agresión sexual contra Assange, basándose en que tuvo relaciones sexuales consensuales pero sin protección con dos mujeres en 2010″.

La guerra contra el periodismo, dice Snowden

El destino del periodismo tal como lo conocemos ahora está en juego, después de que Washington acusara a Assange bajo la Ley de Espionaje, el denunciante de la NSA Edward Snowden cambió de opinión en reacción a 17 nuevos cargos contra el fundador de WikiLeaks.

«El Departamento de Justicia acaba de declarar la guerra, no contra Wikileaks, sino contra el propio periodismo», dijo Snowden, el jueves, añadiendo que «ya no se trata de Julian Assange: Este caso decidirá el futuro de los medios de comunicación».

Snowden afirmó que el caso era mucho más grande que el de Assange.

La locura, dice Wikileaks

WikiLeaks también ha reaccionado calificando el acto de «locura» y declarando «el fin del periodismo de seguridad nacional» e incluso la propia Primera Enmienda.

El fascismo moderno: los periodistas reaccionan

La acusación del gobierno de Estados Unidos contra el editor de Wikileaks, Julian Assange, por 17 cargos adicionales, ha conmocionado y horrorizado a los periodistas que la llaman un ataque sin precedentes a la libertad de prensa.

En virtud de la draconiana Ley de Espionaje, que nunca antes se había utilizado contra un periodista que publicara información clasificada, Assange se enfrenta a una pena de hasta 10 años de prisión por cada acusación.

Los periodistas están horrorizados por el «ataque sin precedentes a la Primera Enmienda».

«Esta es la primera vez en la historia que alguien que opera en calidad de periodista ha sido acusado bajo la Ley de Espionaje», tweeteó Michael Tracey, añadiendo en otro tweet que los cargos representaban «el ataque más grave contra la Primera Enmienda en años – posiblemente nunca». Incluso la administración Obama, que procesó a más denunciantes bajo la Ley de Espionaje que todas las administraciones anteriores juntas, optó finalmente por no presentar cargos contra Assange, preocupada por la posibilidad de que tal procesamiento violara la Primera Enmienda.

John Pilger declaró: «El fascismo moderno está saliendo a la luz».

El famoso periodista advirtió a los principales medios de comunicación (HSH) que ellos serían los siguientes.

Glenn Greenwald, de The Intercept, destacó la hipocresía del MSM «que proclamaba estar muy preocupado por los ataques a una prensa libre» mientras se mantenía mudo sobre la acusación de Assange, o incluso la animaba.

Sin embargo, Jeffrey St. Clair, de CounterPunch, hizo una distinción importante entre el periodismo de Wikileaks y los medios de comunicación convencionales: «Assange ha tenido que editar menos correcciones que el NYT y ninguna de sus historias ha ayudado a iniciar una guerra».

Incluso algunos de los principales periodistas de los medios de comunicación finalmente parecieron darse cuenta de la gravedad de la situación.

«Lo que le pase hoy a Assange puede pasar mañana al NYT o al WaPo», dijo el periodista de investigación James Ball.


Traducción del inglés por Nicolás Soto

Categorías: Cultura y Medios, Derechos Humanos, Norteamérica
Tags: , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 11.11.19

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.