La juventud del mundo sopla burbujas para la Tierra; mientras los votantes dicen que no a los Impuestos al Carbono y a la Vida

24.04.2019 - Pressenza New York

Este artículo también está disponible en: Inglés, Italiano

La juventud del mundo sopla burbujas para la Tierra; mientras los votantes dicen que no a los Impuestos al Carbono y a la Vida
Jóvenes del mundo soplando burbujas frente a la Puerta de Brandenburgo en Berlín.

Por Irwin Jerome

Jóvenes de todo el mundo soplan burbujas en nombre de la Madre Tierra para apoyar la implementación mundial de cosas como: un impuesto al carbono; un Nuevo Acuerdo Verde; mantener los combustibles fósiles bajo tierra; instituir una Academia Mundial de la Paz; Prohibir todas las Armas Nucleares y las Botellas de Plástico; y muchas otras cosas que corrompen y contaminan este mundo y toda forma de vida. Siempre con la esperanza de que las generaciones anteriores se despierten de repente, sigan sus pasos y creen una coexistencia multicultural en una nación mundial genuinamente humana basada en: Una sola raza humana, una sola nación, una sola madre tierra.

Mientras tanto, los adultos del mundo y sus partidos políticos en todas las naciones continúan desconociendo totalmente estas necesidades, pronunciando palabras vacías o moviéndose a pasos de tortuga para poder hacer cualquier cosa a favor de la implementación de todas estas. Hay una monstruosa brecha entre los que realmente aman la tierra, la vida y quieren preservarla, y a quienes no les importa, que la siguen atacando y le arrancan todo lo que pueden de sus entrañas, mientras saquean todo lo que se encuentra sobre el resto de su cuerpo, hasta el punto de ser virtualmente comatosa y estar casi muerta».

Los jóvenes del mundo, y todos los adultos dispuestos a seguir su ejemplo, están ansiosos por alcanzar la esencia de una vida sana y un planeta saludable que perdurará para siempre, mientras que los así nombrados «líderes» pueden seguir hablando de la necesidad de preservar la tierra y hacer del mundo un lugar mejor en el que vivir y criar a todos los niños del futuro, pero al final siguen siendo egoístas, ególatras, y siempre quieren un pastel propio para conservarlo todo y además comérselo después.

Greta Thunberg, la activista sueca de 16 años de edad que ha sido nominada para el Premio Nobel de la Paz por su trabajo a favor del medio ambiente, y que recientemente recibió el Premio de la Cámara de Oro (Goldene Kamera) por su activismo ambiental, habló frente a la Puerta de Brandeburgo en Berlín ante 25.000 manifestantes que protestaban en apoyo de la preservación de su Bosque de Hambach, que está siendo amenazado por la expansión de una mina de carbón alemana RWE.

Después de su premio Goldene Kamera, Greta comentó en Facebook:

No hay ninguna grabación disponible del discurso que compartí en la ceremonia de entrega de la Kamera de Oro sin haber sido doblado al alemán, así que aquí está en inglés: Dedico este premio a la gente que lucha por proteger el bosque de Hambach. Y a los activistas de todo el mundo que luchan por mantener a los combustibles fósiles en la tierra.

Vivimos en un mundo extraño donde todas las ciencias unidas nos dicen que estamos a 11 años de provocar una reacción en cadena irreversible más allá del control humano que probablemente supondrá el fin de nuestra civilización tal y como la conocemos. Vivimos en un mundo extraño donde los niños deben sacrificar su propia educación para protestar contra la destrucción de su futuro: donde las personas que menos han contribuido a esta crisis son las que más se van a ver afectadas; donde los políticos dicen que es demasiado caro salvar al mundo, mientras gastan billones de euros en subsidiar los combustibles fósiles. Vivimos en un mundo extraño: donde nadie se atreve a mirar más allá de nuestros sistemas políticos actuales aunque está claro que las respuestas que buscamos no se encontrarán dentro de la política actual; donde algunas personas parecen estar más preocupadas por la presencia en la escuela de algunos niños que por el futuro de la humanidad; donde cada uno puede elegir su propia realidad y comprar su propia verdad; donde nuestra supervivencia depende de un pequeño presupuesto de carbono que desaparece rápidamente, y casi nadie sabe siquiera que existe. Vivimos en un mundo extraño; donde pensamos que podemos comprar o construir nuestra salida de una crisis que se ha creado comprando y construyendo cosas; donde un partido de fútbol o una gala de cine recibe más atención de los medios de comunicación que la mayor crisis a la que se ha enfrentado la humanidad; donde las celebridades, las estrellas del cine y el pop que se han levantado en contra de todas las injusticias no se levantarán a favor de nuestro medio ambiente y de la justicia climática, porque eso afectaría su derecho a volar por todo el mundo visitando sus restaurantes favoritos, playas y retiros de yoga.

Evitar una ruptura climática catastrófica es hacer lo aparentemente imposible. Y eso es lo que tenemos que hacer. Pero aquí está la verdad: no podemos hacerlo sin ti entre el público esta noche. La gente los ve como dioses. Influyes en miles de millones de personas. Te necesitamos. Puedes usar tu voz para crear conciencia sobre esta crisis global. Puedes ayudar a convertir a los individuos en movimientos. Puedes ayudarnos a despertar a nuestros líderes – y hacerles saber que nuestro hogar se está quemando.

Vivimos en un mundo extraño. Pero es el mundo que le ha tocado a mi generación. Es el único mundo que tenemos. Ahora nos encontramos en una encrucijada de la historia. Estamos fracasando, pero aún no hemos fracasado. Todavía podemos arreglar esto. Depende de nosotros.

Escuchando las palabras de Greta Thunberg, las letras de la legendaria canción de Midnight Oil The Bed is Burning empezaron a resonar una y otra vez en la mente de este escritor:

Ha llegado el momento. Un hecho es un hecho, les pertenece. ¡Devolvámoslo! ¿Cómo podemos bailar cuando nuestra tierra está girando? ¿Cómo dormimos mientras nuestras camas están ardiendo? ¿Cómo podemos bailar cuando nuestra tierra está girando? ¿Cómo dormimos mientras nuestras camas están ardiendo? ¡Ha llegado el momento de decir que lo justo es justo! Para pagar el alquiler ahora, para pagar nuestra parte. ¡Ha llegado el momento! ¡Un hecho es un hecho! Les pertenece a ellos. Vamos a devolverlo. ¿Cómo podemos bailar cuando nuestra tierra está girando? ¿Cómo dormimos mientras nuestras camas están en llamas?

El reportero Reto Thumiger (https://www.pressenza.com/2019/03/fridays-for-future-25000-demonstrate-in-berlin-with-greta-thunberg) dijo que mientras escuchaba el discurso de Greta Thunberg, otro discurso relacionado que había escuchado en una celebración de Silo.com en el 2004 en Punta de Vacas, Argentina, a cargo de Mario Rodríguez Cobos, comenzaba a resonar simultáneamente en su cabeza. Especialmente cuando Cobos comenzó:

Queridos amigos. Hemos fracasado… ¡pero seguimos insistiendo! Hemos fracasado, pero seguimos insistiendo en nuestro proyecto de humanizar el mundo. Hemos fracasado y seguiremos fracasando no sólo una vez, sino mil veces más, porque estamos volando sobre las alas de un ave llamada Intención que se eleva por encima de la frustración, la debilidad y la mezquindad. La fuerza que da vida a nuestro vuelo es la fe en nuestro destino, es la fe en la justicia de nuestras acciones, es la fe en nosotros mismos, es la fe en la humanidad. Porque este no es el fin de la Historia, ni el fin de las ideas, ni el fin de la humanidad; tampoco es el triunfo definitivo de la maldad y la manipulación. Y por esta razón siempre podemos continuar en nuestro intento de cambiar las cosas y de cambiarnos a nosotros mismos. Es ésta la intención por la que vale la pena vivir, porque es la continuación de las mejores ilusiones de todos aquellos que estuvieron antes que nosotros. Es la intención por la que vale la pena vivir porque es el antecedente de las generaciones futuras que transformarán el mundo. Dos grandes almas que lucharon contra la discriminación y la injusticia acompañan nuestro encuentro. Guías inspiracionales de la no-violencia: Mahatma Gandhi y Martin Luther King, que conocieron el fracaso pero nunca cedieron ante la adversidad. Hoy están muy presentes en nuestras mentes y en nuestros corazones en este mundo desafortunado donde la fuerza y la injusticia reinan sobre los campos y las ciudades. ¿Cómo planean acabar con la violencia?

Quizás piensen que son un ejemplo inspirador para las nuevas generaciones cuando dicen que se enfrentan al mundo mediante un: videojuego; cuando amenazan como el peor bravucón, o cuando envían a sus hijos a invadir, a matar y a morir en tierras lejanas.

Este no es un buen camino, ni es un buen ejemplo. Tal vez piensen que volver a la práctica primitiva de la pena de muerte será un gran ejemplo social. Tal vez piensen que al penalizar cada vez más los delitos cometidos por los niños, la delincuencia desaparecerá…. ¡o los niños desaparecerán! Tal vez creen que aplicando tácticas de «puño de hierro» en las calles, éstas se volverán seguras. Ciertamente, estos problemas existen y se multiplican hoy en día, pero la paz no será el resultado de un enfoque basado en la violencia.

La paz no se logrará a partir de una visión zoológica de la vida que promueva la lucha por la supervivencia, la lucha por el dominio del más fuerte. Esa idea no funcionará. La paz no se logrará manipulando palabras o censurando protestas genuinas contra todos los abusos y todas las atrocidades perpetradas contra el ser humano. En este punto tendré cuidado de no mencionar los «derechos humanos» porque también han sido despojados de contenido y desvirtuados en su significado. Hoy en día, las poblaciones indefensas son bombardeadas para que se protejan sus derechos humanos.

La paz no se logrará desde esa visión zoológica de la vida que fomenta un orden social basado en la recompensa y el castigo, transfiriendo la domesticación animal a un ciudadano honorable que comienza a ser entrenado en la desconfianza, la acusación y el márketing del afecto. «Hay que hacer algo», es lo que se oye en todas partes. Muy bien, entonces les diré lo que hay que hacer, pero nada saldrá de ello porque nadie escuchará.

A nivel internacional, todos los que invaden territorios ajenos deben retirarse inmediatamente y cumplir con las resoluciones y recomendaciones de las Naciones Unidas. Propongo que en el plano interno de cada nación se haga un esfuerzo para que el derecho y la justicia funcionen, por imperfectos que sean, antes de endurecer las leyes y promulgar medidas represivas que beneficien a los que ahora obstruyen al derecho y a la justicia. Afirmo que a nivel doméstico la gente debería poner en práctica lo que predica y dejar atrás la retórica hipócrita que envenena a las nuevas generaciones. Digo que a nivel personal cada persona debe esforzarse por hacer coincidir sus pensamientos con sus sentimientos y sus acciones, dando forma a una vida coherente y escapando así de la radicalidad que genera la violencia.

Pero nada de lo que diga será escuchado. Sin embargo, los propios acontecimientos lograrán hacer retroceder a los invasores, harán que los agresores sean repudiados por el pueblo, que exigirá la simple aplicación de la ley, que los niños rechacen la hipocresía de sus padres y que cada uno de ellos denuncie la contradicción que generan en sí mismos y en los que les rodean.

Estamos al final de un período oscuro de la historia y nada volverá a ser como antes. Poco a poco, llegará el amanecer de un nuevo día. Las culturas comenzarán a comprenderse mutuamente; los pueblos experimentarán un creciente anhelo de progreso para todos. Entender que el progreso sólo para unos cuantos termina siendo un progreso para nadie. Sí, habrá paz, y se entenderá por necesidad que el bosquejo de un ser humano universal está cobrando forma. Mientras tanto, nosotros, los no escuchados, trabajaremos a partir de hoy, en todo el mundo, para presionar a los responsables de la toma de decisiones, para difundir los ideales de paz basados en la metodología de la no-violencia, a fin de preparar el camino para los nuevos tiempos.

Sí, vale la pena que este Mensaje y este Humanismo Universal tomen fuerza. Vale la pena que los jóvenes engrosen las filas de esta Fuerza Moral como variante de la Historia para que esta corriente se vuelva imparable y su estruendo se escuche en todos los idiomas de la Tierra. Entonces la nueva generación comenzará a enseñar a los adultos con ese nuevo afecto y esa nueva comprensión.

Finalmente, amigos míos, quiero compartir con todos ustedes esta profunda afirmación que dice: «Lo sagrado está dentro de nosotros y nada malo puede suceder en esta búsqueda profunda de lo innombrable. Creo que algo muy bueno sucederá cuando los seres humanos encuentren el Sentido, tantas veces perdido y tantas veces reencontrado en los giros y vueltas de la Historia.

Amigos, me gustaría que este Mensaje que viene de lo más Profundo fuera escuchado. No es un mensaje estridente, sino un mensaje silencioso que no se puede escuchar cuando uno intenta capturarlo. Amigos, me gustaría transmitir la certeza de la inmortalidad. ¿Pero cómo podría lo que es mortal generar algo inmortal? Quizás deberíamos preguntarnos más bien cómo es posible que lo inmortal genere la ilusión de la mortalidad. Qué bueno es estar aquí y juntos considerando el presente y el futuro. Qué bueno que en este momento miles de amigos de diferentes latitudes sean testigos de este encuentro. Por otro lado, estas palabras llegan muy lejos y ya no necesitamos buscar lugares fuera del camino para expresarnos sin ofender. Por lo tanto, es necesario pedir disculpas a aquellos que se han sentido atacados por nuestras palabras; palabras que no han sido pensadas para ser tomadas personalmente, sino que se refieren a situaciones específicas y a momentos históricos. A medida que nuestras palabras mueren en la calma, nuestras miradas toman su lugar….nuestras miradas se encuentran y son profundamente entendidas al saludarlos a todos ustedes, de corazón a corazón.

Uno se pregunta ¿qué otras palabras de sabiduría resonaban en las mentes de todos aquellos que se reunieron en la reciente protesta del Bosque de Hambach en Berlín, o que estuvieron presentes en 2004 en Punta de Vacas, Argentina, cuando Mario Rodríguez Cobos derramó sus propias palabras de sabiduría? ¿O qué pensamientos resuenan simultáneamente en todo el mundo mientras Youth for Climate continúa reuniéndose en todas partes para soplar sus burbujas para nuestra Madre Tierra, para la Vida y para los demás, con la esperanza de que sus mayores finalmente escuchen sus corazones?


Bio Nota: Jerome Irwin es un escritor y activista independiente que, durante décadas, ha tratado de llamar la atención sobre los problemas de sostenibilidad causados por el mega-desarrollo excesivo, la sobrepoblación y los consiguientes horrores de la degradación de la tierra y la multitud de cuestiones y preocupaciones ambientales, ecológicas y espirituales relacionadas que existen entre las filosofías conflictivas de los pueblos indígenas y no indígenas.

Categorías: Ecología y Medio Ambiente, Humanismo y Espiritualidad, Internacional, Jóvenes, Opiniones
Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.