Breves notas sobre el antisemitismo

16.03.2019 - Human Wrongs Watch

Este artículo también está disponible en: Inglés

Breves notas sobre el antisemitismo
(Imagen de Deutsche Welle)

Por Roberto Savio

Hay un gran debate sobre el antisemitismo. Creo que necesitamos hacer un análisis sistemático que haga que el problema sea simple y claro. Obviamente, el tema es muy complejo y produce tantos impulsos que cualquier intento de esquematización es inevitablemente incompleto. Sin embargo, delinear algunos rasgos amplios puede ser útil. Vamos a intentarlo.

Primero, debemos recordar que existe un antisemitismo histórico, que es solo el principio del antisemitismo que se está esparciendo en toda Europa.

Esto tiene precisamente razones históricas causadas por el resentimiento hacia los judíos, desde la Edad Media hasta al menos el comienzo del Renacimiento, cuando la Iglesia Católica Romana perdió su poder de control absoluto.

Los judíos han sido la única minoría no cristiana en Europa durante 1,400 años, más alfabetizados y brillantes que los cristianos sin educación, bárbaros y violentos. Un príncipe feudal que podía leer y escribir era sospechoso.

No había escuelas a fuera de los monasterios. Además, a la Iglesia le pareció conveniente vincular a los judíos con la crucifixión de Cristo… Los judíos no aceptaron ser convertidos; tenían su propio sistema religioso que practicaban en comunidades cerradas.

Era inaceptable para la Iglesia, que ejercía un poder total, la existencia de un sistema que se les escapara, con un nivel cultural importante y con una visión religiosa diferente.

Además de señalarlos como los deicidas, que habían crucificado a Jesús (la crucifixión era un castigo romano, no judío), fueron definitivamente excluidos de la sociedad.

En un momento en que la riqueza estaba formada por tierras, se les prohibió poseer tierras y nunca se convirtieron en agricultores. Se refugiaron en actividades que los cristianos nunca habían practicado. Los judíos podían dedicarse a las finanzas, lo que la Iglesia había prohibido. También podrían participar activamente en el comercio, gracias al hecho de que tenían comunidades en toda Europa.

En la ciudad de Bérgamo, puede visitar una capilla dedicada a un joven que, según la creencia popular, había sido sacrificado por los judíos a través de misteriosos ritos. Más tarde se descubrió que esto no era cierto.

Sin embargo, en ese momento, este niño fue declarado beato y se le dedicó una hermosa capilla al estilo barroco. Las tablas de los sabios de Sión, en las que se describe el plan de los judíos para tomar el control del mundo, también son un documento falso. Sin embargo, todavía está en circulación. Además, hay que recordar que hoy en día la Iglesia ha abierto un diálogo de igualdad con los judíos, reconociendo que han sido víctimas de discriminación.

Veamos la historia del Renacimiento y la ciudad de Florencia. Para escapar de la acusación de usura, los florentinos que se habían enriquecido de esa manera, regalaron iglesias, hospitales y donaciones. Una magnífica exposición sobre esto se llevó a cabo hace dos años en el Palazzo Strozzi.

Cuando se desarrolló el protestantismo, surgió un conflicto religioso sin precedentes que causó millones de víctimas (otro conflicto que ya terminó) y Martin Luther se unió a la campaña antijudía porque los judíos tenían un poder impenetrable.

Los judíos pasan por ser las ovejas negras ante los ojos de los protestantes y católicos. Todos están en contra de los judíos. Los pogromos habían sido una forma, justificada por motivos religiosos, de confiscar la riqueza acumulada por ellos.

Este antisemitismo, a menudo inconsciente, continúa hasta nuestros días. Se dice: los judíos gobiernan sobre las finanzas y los medios de comunicación. Es cierto, no debido a una trama que apunta al poder, que ya se habría descubierto fácilmente, sino porque son competentes y brillantes.

Podemos ver en las orquestas del mundo cuántos judíos son parte de ellos y siempre hay muchos más que los demás, en proporción a su propia población. Podemos verlo en la literatura, en el teatro, en el cine, en la medicina, en la ciencia y en cualquier campo que queramos buscar.

Durante siglos en la Edad Media, los mejores médicos fueron judíos. Es obvio que una pequeña minoría perseguida durante siglos ha desarrollado una mayor capacidad de supervivencia, gracias también al hecho de que comenzaron a estudiar 1.500 años antes que los cristianos, los católicos y los testantes.

La condición de las mujeres en la familia judía siempre ha estado a años luz de la familia cristiana. Este sentimiento está surgiendo ahora en Roma en el mundo comercial y financiero. Los judíos poseen un porcentaje proporcionalmente más alto de las tiendas en el centro. Cuando hay una importante fiesta judía, muchas tiendas permanecen cerradas. Lo que, por supuesto, desencadena comentarios.

Los judíos son muy importantes para la economía y esto está comprobado. Este antisemitismo, que para mí es el resultado de un sentimiento de inferioridad, existe y existirá durante mucho tiempo, aunque la diferencia cultural entre «paganos» y judíos está disminuyendo.

Sé que me estoy metiendo en problemas, y lamento si voy a ser malinterpretado, pero ha ocurrido lo mismo desde que los gays salieron del armario: de hecho, estamos hablando de la solidaridad de los gays con ellos mismos para tomar el poder, etc. Los que son diferentes y tienen éxito siempre despertarán la envidia y el odio.

Hay una salida conveniente para aquellos que usan a las personas que son diferentes a ellos mismos: los inmigrantes de la fe musulmana, porque son muy diferentes y existe la convicción de que lo que los hace diferentes no es negociable.

Hagamos una referencia cruzada de estas consideraciones históricas con los hechos que están ocurriendo hoy.

Existe un antisemitismo político, que proviene de los restos del fascismo y el nazismo. La AfD en Alemania y Vox en España dicen en nivel de una dirección política, como Marine Le Pen, que sus partidos no son antisemitas.

Sin embargo, muchos de sus partidarios los son, por el legado mecánico de los antecedentes ideales y culturales del nacionalsocialismo. Son aquellos que ensucian y profanan tumbas o ponen esvásticas en la puerta de una sinagoga.

Este antisemitismo es ideológico, no religioso o social. Por otro lado, este no es un rasgo central de los soberanos, los xenófobos y los nacionalistas, que están tomando el poder en Europa: Viktor Orbán, Matteo Salvini, etc. El otro es el musulmán, el negro, el pakistaní y otros muchos enemigos para señalar con el dedo.

Existe un antisemitismo por parte de árabes, pakistaníes, musulmanes africanos, entre otros, en la comunidad musulmana en Europa. Esto es obvio e inevitable. El estado de Israel, que ha expulsado a cientos de miles de árabes de sus hogares, ha sido percibido como un cuerpo extraño.

Desde su nacimiento, ha habido un deterioro objetivo en las condiciones de vida de los árabes en Israel con un aumento de los colonos, etc. Cuando se creó el estado de Israel, nadie le pidió su opinión al mundo árabe. Israel fue percibido como una decisión de Inglaterra, con el apoyo de Europa y los Estados Unidos.

En ese momento, 54 países eran miembros de las Naciones Unidas… Una resolución similar nunca habría sido aprobada en la actualidad. Arabia Saudita sería suficiente para comprar la abstención de varios países, como estamos presenciando con la venta de armas.

Francia, Inglaterra y los Estados Unidos (la mayoría de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad) hicieron todo lo posible para convencer a Alemania de que continuara intercambiando armas con Riyadh el cual los usa en Yemen … (Un paréntesis: los cinco miembros permanentes a cargo de garantizar la paz son responsables del 82% de las ventas de armas.)

La forma en que se creó el Estado de Israel, sin consultar ni negociar con los países árabes, resulta en el gran problema para el mismo Estado.

No obstante, es necesario dar un territorio a millones de personas en todo el mundo, que no tienen patria desde la conquista de Jerusalén por el emperador Tito en el año 73 DC.

Por otro lado, no debería sorprendernos que los árabes se sientan invadidos por una operación occidental, a pesar de que los judíos, de hecho, han regresado a su patria original. Si la comunidad internacional le ha dado un estado al pueblo judío, ¿por qué no le ha dado un estado al pueblo kurdo?

Porque los tiempos han cambiado y hay países como Irak, o Siria, que no eran miembros de las Naciones Unidas en ese momento pero que ahora lo son,  y que junto con Turquía pueden bloquear cualquier iniciativa occidental. Recordemos que, después de la caída del Imperio Otomano al final de la Primera Guerra Mundial, los occidentales habían dado un teritorio a los kurdos, a través del Acuerdo de Sevres en 1920.

Este país fue derogado (Tratado de Losanna, 1923) bajo la presión de los países en los que los kurdos están ahora dispersos, es decir, 30 millones de personas, mientras que Israel solo tiene nueve millones. El mundo ha cambiado; Las Naciones Unidas están ahora compuestas por 193 países.

El nacimiento de Israel fue el fruto de otra era, durante la cual el occidente no necesitaba consultar al mundo árabe. Recordemos todo esto de tal manera que entendamos que no es razonable esperar que la comunidad musulmana en Europa apoye a los judíos.

En manifestaciones masivas, como los «chalecos amarillos», los musulmanes pueden participar sin problemas y expresar lo que quieren. Concluimos esta reflexión con una pregunta que probablemente sea políticamente incorrecta: ¿cómo crees que se considera a los judíos en las manifestaciones contra la élite, como los chalecos amarillos? ¿Son parte de las personas que son ignoradas y resentidas o parte de la élite?

Hay un elemento que está creciendo considerablemente y que es transversal en las tres categorías enumeradas. Es la política de Netanyahu, que cada vez es más inaceptable. Podría ser que lo esté haciendo sea para obtener impunidad ante la posibilidad de encarcelamiento, lo que lo afectaría por las graves acusaciones hechas por el sistema de justicia israelí.

Alternativamente, porque tiene la misma sed de poder que caracteriza a muchos de los políticos de hoy en día. Cada año él ha incrementado la discriminación contra los árabes y ha formado gobiernos con los partidos más extremistas y ultra-religiosos. Ha alcanzado su punto máximo al promulgar una ley según la cual solo los judíos son ciudadanos legítimos de Israel, lo que contradice la visión de los fundadores de Israel.

Finalmente, ha invitado a un partido de extrema derecha a participar en su gobierno: la Casa Judía, que es tan racista que siempre ha sido excluida de la política.

Nos guste o no, esto provoca un fuerte rechazo en la opinión pública internacional. Además, Netanyahu se ha aprovechado de una trampa: la existencia del Estado de Israel es algo primordial para los judíos y es un sueño después de haber sido apátridas durante siglos.

Es por eso que se ven obligados a apoyar a Netanyahu cubriéndose las narices. Cuando converso con mis amigos judíos, me dicen: «No puedes criticar a Israel, solo nosotros podemos hacerlo». A lo que respondo: «Pero no lo hagas y deja que Israel se vaya al infierno…» Netanyahu también logró crear otra trampa: si criticas a Israel, eres anti sionista o estás en contra de la existencia de Israel …

Conclusiones: Netanyahu ha abierto un camino de confrontación con los palestinos (que ahora son mucho más débiles, ya que los árabes han aceptado la existencia de Israel y los están abandonando) que inevitablemente llevarán a abandonar la idea de dos estados, que en cambio estaba previsto en el plan original de las Naciones Unidas.

Esto significa la existencia de un solo estado, con ciudadanos árabes de segunda clase (que ya están excluidos del ejército, la policía y otras estructuras estatales). La demografía muestra un aumento inexorable de ciudadanos árabes en un solo estado que generará un futuro impactante con el crecimiento contemporáneo de los fundamentalistas de Haredi.

Nos estamos moviendo hacia una situación de segregación racial, un estado que ignorará los derechos humanos y se mantendrá solo por la fuerza. Mientras tanto, los estados árabes están alineados con Israel en la preocupación común por Irán. Las negociaciones sobre el acercamiento entre Arabia Saudita e Israel ya son públicas.

Los palestinos serán vistos cada vez más como víctimas y cosecharán cada vez más y más solidaridad. Además, esto se convertirá en el apoyo decisivo para el histórico antisemitismo.

Del lado judío, se puede decir que el problema de los palestinos es que no tienen un liderazgo competente; que han perdido varios momentos históricos, como en el camino de la paz entre Arafat y Rabin abierto en Oslo en 1993; que Hamas, que gobierna Gaza, no reconoce realmente que existe el derecho de Israel a existir; que el éxodo de los palestinos (entre 100.000 y 250.000, según las estimaciones) ha sido inducido por los árabes y no por Israel. Se pueden proporcionar todas las explicaciones posibles.

No obstante, no cambian una realidad: el Estado de Israel nació como un estado laico, basado en los derechos humanos, que asumió la igualdad entre palestinos y judíos en su intención original. Del lado israelí, se puede decir que la guerra árabe contra Israel rompió esta visión.

Sin embargo, la historia desde 1948 hasta el presente no cambia. Desde que el partido Likud de Netanyahu llegó al poder, la condición y el futuro de los palestinos se han deteriorado. Los asentamientos judíos se han dispersado en varios lugares, lo que hace que sea imposible crear un estado palestino.

Además, Donald Trump dará otro duro golpe a los palestinos con su plan de paz creado por su yerno Jared Kushner. Trump apoya a Netanyahu no con los votos de los judíos estadounidenses (alrededor de 6 millones, en su mayoría personas laicas que están preocupadas por el futuro de Israel como un estado secular e inclusivo), sino porque esto le brinda el apoyo de los evangelistas estadounidenses.

Según Wikipedia, ya forman una cuarta parte de la población estadounidense y creen que la restauración de Israel a sus fronteras anteriores es una condición indispensable para el regreso de Cristo a la tierra que los recompensará como los únicos justos.

Con el deterioro progresivo de las condiciones de vida de la población palestina y el inevitable aumento de musulmanes en Europa, el anti sionismo está creciendo de manera inexorable, legitimado por la realidad sobre terreno. Lo que es peor, la radicalización continuará de tal manera que a Israel solo le quedará el uso de la fuerza para controlar el inevitable desacuerdo.

El problema palestino solo puede ser resuelto por Israel, pero la mayoría de los israelíes ya no creen en el diálogo con los palestinos y viceversa.

Además, la técnica de Netanyahu de predicar un estado asediado por el enemigo fortalece el espíritu de Masada, la fortaleza judía en la que toda la población decidió suicidarse colectivamente en la primavera del 73 dC, cuando se dieron cuenta de que los romanos estaban a punto de invadirla. …

Hoy en día, la historia está llena de cambios en el camino, como la posibilidad de que Nethayahu pierda las elecciones y que sus sucesores quieran reabrir un diálogo constructivo para una paz duradera…


Traducción: Ana Gabriela Velásquez Proaño

Categorías: Diversidad, Internacional, Opiniones
Tags: , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.