Gregorio Dalbón “La tiene sin cuidado a Cristina las causas judiciales”

22.12.2018 - Ciudad de Buenos Aires, Argentina - Mariano Quiroga

Gregorio Dalbón “La tiene sin cuidado a Cristina las causas judiciales”

En el programa de la radio pública ecuatoriana Pichincha Universal, Pressenza Internacional En la Oreja, conversamos con el abogado defensor de la expresidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el Dr Gregorio Dalbón.
Cómo es la trama judicial que articula la persecución contra la senadora, quiénes están detrás y qué chances hay de que la dirigente política vaya presa. De todo eso hablamos este viernes 21 de diciembre de 2018.

Ir a descargar
Esta semana sonaron todas las alarmas en Argentina cuando la Justicia Federal ordenó el procesamiento de Cristina Fernández de Kirchner, una vez más, los medios de comunicación hegemónicos contaban con información privilegiada y conocían mejor los entresijos judiciales que los propios implicados.

Para que nos ayude a entender el enredo en el que se acusa a la expresidenta argentina de dirigir una banda criminal, hablaremos con uno de los abogados de la exmandataria, Gregorio Dalbón.

Lo que está ocurriendo en la Argentina es que se está cometiendo un atropello hacia una expresidenta de la nación, por miedo a que esta expresidenta de la nación pueda ser reelecta en el 2019. Hay un entramado entre situaciones que tienen que ver con servicios de inteligencia, se llama “Operación Centeno”, un entramado con un juez que se llama Claudio Bonadío y con la Cámara que ha sido puesta a dedo, que son Bertuzzi y Bruglia, puestos por el poder de turno, o sea, Mauricio Macri sin acuerdo del Senado, para que avancen en una causa que no tiene razonabilidad jurídica.

Para explicarlo en palabras fáciles, no se puede iniciar una causa con fotocopias, Usted no puede iniciar una causa que no es prueba. Pero vaya que pase esa situación, tampoco se puede elegir el juez, el juez debe ser sorteado. Tampoco se hizo. El apuro que tuvo el gobierno de Mauricio Macri para sacar esta causa de la “Operación Centeno” en el 2018, fue una investigación del periodista argentino Juan Amorín, que puso en el tapete lo que fue el aportante que pagaron para la campaña de Macri, que no sabía que pagaba, nosotros los argentinos los llamamos “truchos” cuando hay algo que es mentira, de algo que es realmente pueril. Esa información traspasó el cerco mediático al que nos tiene acostumbrados la Argentina, a través del gran diario argentino, como le dicen al diario Clarín, y puso en jaque a un gobierno que había ganado por escasos votos en el 2015, con aportantes que no habían sido aportantes de campaña verdaderos, sino que eran gente humilde que había sido utilizado su nombre para poder justificar los aportes de campaña.

Estamos hablando de miles de aportes.

Claro, de miles y de millones. En cualquier lugar del mundo es to es un caso Nixon. ¿Qué hicieron ellos? Sacaron la “Operación Centeno” que la tenían guardada para el 2019, para ensuciar a Cristina, antes. Pero al sacarla a las corridas cometieron varios errores, entre ellos, juntar al juez Bonadío con el fiscal Stornelli. Bonadío todos saben quién es, es un juez que no hizo la carrera judicial, puesto a dedo y que siempre cometió atropellos. Es decir, en general, hasta en esta resolución de 68 fojas de la Cámara, la Cámara lo castigo, le da un sogazo, le dice algunas cosas como diciéndole que está mal lo que hizo.

Pero más allá de eso, al juntar a Bonadío y Stornelli, muchos abogados se quejaron, porque cuando las personas iban a declarar, sobre todo los empresarios, les decían “o mencionás a Cristina Fernández de Kirchner o vas preso”. Esto en juicio oral, más el “fórum shopping”, que se llama a elegir el juez, más las fotocopias que no son prueba, cuando un empresario se siente y diga en el debate oral, “a mí me dijeron que mencione a Cristina porque si no iba preso”, las nulidades van a ser absolutas, porque no se puede autoincriminar a una persona a punta de pistola. Porque acá lo único que faltaba era el arma, pero que un juez y un fiscal, con un imputado apretándolo, hablando en criollo, coaccionándolo, hablando jurídicamente, es como que tuvieran un arma. El arma de Bonadío y el arma de Stornelli era la cárcel.

Algo parecido, con todas las diferencias en realidad que tiene, pero algo parecido ocurría en Brasil donde veíamos que no había pruebas, que no había fundamentos jurídicos para que Lula da Silva estuviera preso. No se probó en el juicio, fehacientemente, que haya cometido algún ilícito, sin embargo, desde abril está en prisión. Ustedes, por lo que nos explican, están convencidos de que tampoco jurídicamente, Cristina Fernández puede terminar en prisión, sin embargo hay un Estado de derecho tan excepcional en este momento en la Argentina, que no se sabe o no se puede dar por seguro que eso no va a pasar.

No, no, no va a pasar por dos motivos. El primero, porque las dos posibilidades que existen, en el marco del derecho, porque si esto se va del marco del derecho, nos vamos todos del marco del derecho. Si estamos dentro del derecho hay dos posibilidades: la fuga, con la que Cristina no puede, porque tiene prohibido la salida del país, solo sale con permiso, o la obstrucción a la justicia. Como ya ha sido instruida la causa y ya ha sido ratificado el procesamiento, ya está instruida la prueba para Cristina, no puede obstruir más nada. Las dos cuestiones, como el caso Díaz Bessone, obligatorio para todas las salas, son las únicas dos cuestiones por las que puede pedir prisión preventiva. Me llama mucho la atención que Bruglia y el Dr Bertuzzi, a quien conozco por sus fallos, hayan escrito este fallo, no parece escrito por ellos, no parece la pluma de ellos. Porque están desafiando a los superiores que dijeron que esas son las dos únicas cuestiones por las cuales una persona puede llegar a ser detenida. Y también es llamativo, de algún modo u otro, el desdoblamiento de la causa en que, bueno, evidentemente la persecución es a Cristina, porque a los empresarios los han quitado de la asociación ilícita y los han puesto como “coimeros”.

Yo creo que esto lo que va a hacer es fortificar fuertemente la figura de Cristina Fernández, ella se pone cada vez más sólida cuanta más adversidad haya, más sólida es. Y además, los jueces dejan huella de lo que hacen, cada fallo que firman es una huella y la Corte Suprema de Justicia de la Nación ya se viene expresando sobre la prisión preventiva, en contra, como una medida excepcional. Y me parece que ahí hay cuatro votos contra uno, que es un hombre directamente empleado de Mauricio Macri y del diario Clarín, pero los demás, eventualmente, yo creo que hoy están tratando de corregir un poco el rumbo de lo que Cristina llama el “Partido Judicial”, no la justicia, sino los hombres que la componen dentro de lo que es el organismo Federal, porque no podemos echarle la culpa a toda la justicia argentina, que tiene muy buenos jueces. Pero en el marco Federal, en el marco político, estos jueces que no solamente deciden la suerte de las personas, la libertad o la cárcel, sino también hacen política con estas situaciones, entiendo que en este caso, están convirtiendo el fuero Federal en un partido, como dice Cristina, en algo que colabora con el gobierno de turno. De un modo u otro, fíjense, como Macri está prácticamente en su salida, el año que viene ya será su salida, están ya directamente castigando al propio Macri, llamando al padre, llamando al hermano, se van dando vuelta a medida que los gobiernos van cambiando para fortificarse y mantenerse en el poder, porque el juez tiene asegurada su permanencia hasta su jubilación. Esto es lo que la Argentina siempre tuvo y también lo tuvo Cristina, es decir, yo se lo digo a ella como una autocrítica, Cristina era presidenta y Bonadío era juez, si no se vio la calificación de este juez durante doce años, bueno, creo que fue un error del gobierno anterior. Yo lo vengo diciendo de hace más de 15 años que Bonadío, realmente, es un personaje siniestro de la justicia argentina.

Le hace muy mal a la justicia argentina, sin lugar a dudas. Pero, ¿no puede ser que este de lo que estabas hablando, del Partido Judicial y demás, que ahora que ya estamos a punto de comenzar 2019, Cristina no tenga que estar más pendiente de todas estas causas judiciales y no haciendo campaña, no preparando un plan de gobierno de cara a las elecciones?

Cristina tiene al Dr Beraldi, me tiene a mí, tiene un grupo de personas que colaboramos con ella, que se va a ocupar de toda su situación procesal y ella se va a dedicar, no sé si a hacer campaña para ella, pero sí a hacer todo lo posible para que los argentinos puedan volver a tener salarios dignos, volver a encontrar un trabajo, a que los jubilados puedan vivir con su jubilación, está detrás de eso. La tiene sin cuidado a Cristina las causas judiciales, sabe de su inocencia. Cuando uno se sabe inocente, sabe que tarde o temprano la inocencia llega, porque puede haber un juez, dos, tres corruptos, pero no puede haber nueve jueces corruptos, diez jueces corruptos, que son todas las instancias que tiene que pasar. Yo entiendo que en algún momento la luz de la verdad va a aparecer, en algún momento toda esta parafernalia, como yo siempre dije en los allanamientos, era un circo. Y fue un circo, porque nada encontraron, le rompieron la casa…

¿Cómo puede ser que una buena parte de la población argentina y del mundo esté convencida de que Cristina haya cometido delitos? ¿Cómo se combate esa campaña de difamación?

Con resoluciones que sean ajustadas a derecho y yo creo que ya la persecución es clara, el fallo del día jueves es claro que lo único que persigue es a Cristina, porque si no, si estamos hablando de que personas se juntan para que le den obra pública, los empresarios ponen plata para determinadas obras y esto es sustentable en el tiempo de 2005, como aseguró Bonadío, a la fecha, esto constituye una asociación ilícita por parte de quien da la obra pública y por parte de quien da la coima. El jueves los jueces de Cámara dijeron “Cristina sí, pero los empresarios no”. Ese es un error jurídico garrafal, eso muestra a las claras que, evidentemente, es una persecución contra la expresidenta. Y esto, la sociedad, de un modo u otro lo lee, más allá de que por ahí no le importe o haya un porcentaje de personas en Buenos Aires que no tengan necesidades económicas, necesidades apremiantes, como hay en el conurbano bonaerense, como hay en las provincias del interior de nuestro país. Nuestro país no termina en la General Paz. Esa gente no está fijándose qué pasó con la causa de las fotocopias de los cuadernos, está fijándose en cómo va a comer un pan dulce y tomar una sidra el día de Navidad y no lo tiene. Esa gente está buscando un trabajo y no lo tiene. Esa va a ser la gente que va a poner negro sobre blanco para que este gobierno, que lamentablemente yo no hubiera querido que sea tan inepto, como es el gobierno de Macri, engañe a las personas a través del Poder Judicial para que la gente no vea el desastre económico más grande de los últimos 50 años. Eso es lo que hizo Macri, Macri detsruyó la Argentina, la endeudó a cien años y, directamente, no dejó absolutamente nada de pie de lo bueno que había hecho el gobierno anterior. Más allá de la autocrítica que digo, no soy un fundamentalista del kirchnerismo, soy defensor de la expresidenta anterior. Creo que el kirchnerismo se ha equivocado en tres aspectos políticamente, en todo lo que estaba bueno, satélites, ciencia y tecnología, lo que nos ponía como un país dentro de las potencias más importantes y de generar científicos y gente que pueda llegar a colaborar en cuestiones médicas, todo lo han destruido. A tal nivel han destruido, que quien les habla, que ha terminado el secundario de noche, yo fui un chico que trabajó desde los 13 años. Entonces, los primeros años los hice por la mañana en el Manuel Belgrano, un colegio público de la Capital Federal, pero después tuve que terminar en el Revolución de Mayo, que era el mismo colegio, pero por la noche. Fíjense que estos hombres están cerrando los colegios nocturnos públicos. Si no les importa la educación de la gente, si no les importan los abuelos, si no les importa el porvenir, si este hombre se va de vacaciones tres semanas y no se da cuenta que el país se está incendiando, evidentemente, la sociedad tiene que despertar y darse cuenta que en octubre hay que votar a un partido que pueda llegar a quitar del poder a quien nos está haciendo tanto daño. Es muy simple. Yo creo que por dentro, muchos que dicen “yo voy a volver a votar a Macri porque Cristina es mala, es corrupta”, al final cuando estén en el cuarto oscuro, yo creo que la sociedad argentina, en esta ocasión, yo creo que va a hacer un cambio radical y va a volver a buscar lo único que queda en el cono sur, un gobierno nacional y popular, que alimente a los que menos tienen y que les cobre impuestos a los que más tienen, que es lo que me parece lo más justo.

Me sorprendo de enterarme que fuimos compañeros, que terminamos el secundario en el mismo “Revolución de Mayo” de la calle Ecuador. Un abrazo muy grande.

Ecuador entre Paraguay y Mansilla, abrazo grande.

Categorías: Entrevistas, Política, Sudamérica
Tags: , , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

50 anniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Europe.Netting

Europe.Netting

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.