Riccardo Gatti de Open Arms: no nos rendimos

06.09.2018 - Anna Polo

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés, Italiano, Alemán, Griego

Riccardo Gatti de Open Arms: no nos rendimos
(Imagen de Proactiva Open Arms)

Cierre de puertos italianos y malteses, prohibición de la transferencia de inmigrantes, criminalización de la solidaridad, manipulación de la información. ¿Cómo reaccionar ante todo esto? Hablamos de ello con Riccardo Gatti, comandante del Astral y jefe de misión de Open Arms, los barcos de la ONG española Proactiva Open Arms.

¿Dónde están las naves de Proactiva Open Arms en este momento?

Tanto el Astral como el Open Arms están estacionados en el puerto de Barcelona. En los últimos tiempos la situación ha cambiado radicalmente: con el cierre de los puertos italianos y malteses y la prohibición no sólo de desembarcar, sino también de trasladar a los inmigrantes rescatados en el mar a barcos más grandes que los nuestros, nos hemos visto obligados a abandonar temporalmente el Mediterráneo central. El Open Arms es un antiguo remolcador y el Astral un velero: aunque han salvado a miles de personas, son pequeños y no tienen las condiciones para permanecer en el mar días y días, especialmente ahora que se acerca el otoño. El riesgo para la gente sería demasiado grande. Este es el resultado de la feroz campaña contra las ONG: han conseguido expulsarnos a todos de la zona de búsqueda y rescate y han cerrado los puertos incluso para la Guardia Costera italiana.

Al suspender temporalmente las operaciones en el Mediterráneo central, ya no podremos cumplir nuestra función de ser testigos y denunciar lo que está ocurriendo con los inmigrantes en el mar y en los centros de detención libios. Estamos seguros de que incluso en estos días muchas personas están saliendo de Libia y, sin barcos para que les ayude, quién sabe cuántos de ellos morirán.

En esta situación el flujo de llegadas a España ha aumentado. Hace meses propusimos al Gobierno español que apoyara sus operaciones de rescate, pero en ese momento se nos dijo que no era necesario. Ahora, sin embargo, han aceptado nuestra oferta y esperamos partir lo antes posible: el Open Arms se dirigirá al Estrecho de Gibraltar y el Astral se dirigirá al Mediterráneo central para continuar las operaciones de denuncia y observación de las violaciones de los derechos humanos en el mar.

En cualquier caso, no nos rendimos: estamos en contacto con otras ONG para encontrar formas de colaboración y apoyo mutuo y buscamos una solución para poder volver a operar en el Mediterráneo central.

¿Cómo pueden ayudarte las personas y organizaciones que creen en la solidaridad, los derechos humanos y el periodismo independiente?

Una primera forma de ayuda, muy concreta, viene de las donaciones que necesitamos para sobrevivir y que afortunadamente no han cesado.

Otro punto fundamental se refiere a la difusión de información correcta, en contraste con la enorme manipulación de datos reales, las noticias falsas y la campaña mediática contra las ONG que comenzó hace dos años. Ahora sabemos lo que está ocurriendo en Libia, cómo sobreviven las personas al viaje, a los campos de detención y al cruce en el mar; debemos seguir denunciando todo esto y oponiéndonos a los discursos xenófobos y racistas desenfrenados.

Por último, pido una mayor presencia de periodistas, parlamentarios y personalidades en nuestros barcos. Ya varios nos han acompañado en las últimas misiones y las posibilidades de testimoniar y denunciar que ofrece la notoriedad de las mismas pueden contribuir en gran medida a dar a conocer la realidad y a dar voz a los migrantes y a los voluntarios.

¿Cómo te sentiste, a medida que aumentaba la criminalización de la solidaridad, con las investigaciones y los secuestros de buques, las campañas de descrédito y los ataques violentos del Gobierno italiano?

Sabíamos desde el principio que todo lo que había en contra nuestra eran mentiras, acusaciones ridículas y peligrosas y esto nos daba seguridad, nos ayudaba a avanzar sin perder energía escuchando, por ejemplo, a Di Maio que nos llamaba “taxis marítimos”. También sabemos que cuando el sistema quiere detener algo utiliza todos los medios a su alcance, empezando por la manipulación de la información

Has sido testigo de muchas situaciones dramáticas. ¿Cómo te sientes en esos momentos?

Mucha ira y dolor, porque los muertos en el mar no son víctimas de un desastre natural, sino que podrían haberse evitado con una ayuda eficaz, corredores humanitarios, etc. Si los migrantes a bordo del Diciotti hubieran naufragado y sido rescatados desde un crucero, ciertamente no habrían recibido ese trato vergonzoso. Pero, en cambio, estaban debilitados y traumatizados, escaparon de los horrores de Libia, necesitados de asistencia médica y psicológica.

Se está haciendo todo lo posible para que los migrantes sean invisibles, para que no se vayan. Y cada vez que nos vamos, no sabemos qué nos espera.

Pero también veo algunas señales positivas: más gente está tomando medidas contra esta deriva racista y xenófoba y algunos se han puesto en contacto con nosotros, enfadados por la noticia de que estábamos dejando el Mediterráneo central, para decirnos: “¡No pueden irse!”.

¿Qué te da la fuerza para seguir adelante?

Cada vida salvada me compensa por todo mi esfuerzo, por todas las dificultades que he superado. Me recuerda que se trata de personas, que cada vida cuenta. Y los ataques no me frustran, al contrario, me dan fuerza, porque no sólo se violan los derechos de los migrantes, sino también los de los italianos, en primer lugar, el derecho a la verdadera información.

Categorías: Africa, Cultura y Medios, Derechos Humanos, Entrevistas, Europa
Tags: , , , , , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


App Pressenza

App Pressenza

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.