Con ocasión de la colocación de la lápida por la paz en Tolè

07.08.2018 - Tolé - Redazione Italia

Este artículo también está disponible en: Italiano

Con ocasión de la colocación de la lápida por la paz en Tolè

Reproducimos el discurso de Vittorio Pallotti con ocasión de la colocación de la lápida por la paz en Tolè.

Quisiera dar las gracias a todos los presentes por su participación en esta importante iniciativa.

Ha pasado un año desde que, el 6 de agosto de 2017, con ocasión del 30º aniversario de la construcción de esta iglesia-sagrario dedicada a todos los caídos en todas las guerras, tuve el honor de pronunciar un discurso en el que presenté el proyecto de una placa con algunas frases del Papa Francisco. Creada por el escultor Paolo Gualandi, a quien agradezco su compromiso y creatividad, la placa pronto será descubierta.

Les leeré las frases de la lápida: «¡La guerra es una locura! Por todos aquellos que han caído a causa de la «inútil masacre». ¡Por todas las víctimas de la locura de la guerra, NUNCA MÁS LA GUERRA! Se oirá una voz de toda la tierra. No a la guerra, no a la violencia, sí al diálogo, sí a la paz», Papa Francisco.

Organizado por los Peregrinos de Tauleto.

Estas frases fueron escritas en una placa colocada por el Municipio de Monteleone di Puglia en 2016 en la base del Memorial de Guerra a los Caídos; y, que sepamos, es la primera vez en Italia que expresiones como éstas, que condenan inequívocamente toda guerra y violencia y cantan los elogios de la paz, son escritas y colocadas en una placa en un memorial de guerra a los Caídos: ¡y monumentos similares están presentes en todos los más de 8000 municipios italianos! Tolè es la segunda ciudad italiana que sigue el ejemplo de Monteleone di Puglia.

Además de las frases del Papa Francisco, la placa contiene tres símbolos. En la parte superior izquierda está la imagen de un pie rompiendo un rifle, el símbolo de todas las armas. Abajo, a la derecha, dos pies en el acto de caminar, símbolo de los «Peregrinos de Tauleto», el grupo de personas que, desde hace 15 años, en Tolè, con sus iniciativas ofrece a todos un camino de conocimiento, solidaridad, crecimiento espiritual.

A estos dos símbolos, el escultor Gualandi quiso añadir el símbolo de ‘Tauletum’ (nombre en latín de ‘entarimado’ que dio origen al actual nombre de Tolè): para indicar el lugar particular donde nació la ciudad, que es un territorio casi llano, similar a una meseta. En la parte inferior de la placa, de hecho, se puede ver claramente el perfil de la meseta, desde los Bortolani hasta la iglesia de Tolè.

Como los dos anteriores, también el símbolo de la meseta puede considerarse un símbolo de paz; entendido como la serenidad del espíritu que, después del esfuerzo de ascender de la llanura, permite al peregrino de hoy, como de ayer, continuar tranquilamente su camino con esa paz interior que le permite reflexionar, orar o dialogar con sus compañeros de viaje: hasta la siguiente subida y bajada, a veces no menos agotadora o peligrosa que la subida.

Tres símbolos que parecen estar hechos especialmente para comentar y reflexionar sobre las frases del Papa Francisco: ¿cómo salir de la espiral de violencia y guerra, tanto convencional como nuclear?

Con el Concilio Vaticano II, la Iglesia indicó claramente el camino a seguir solemnemente declarando que no puede haber «guerras justas», porque hoy, con armas de destrucción masiva, todas las guerras son «injustas». En efecto, todas las guerras son «insensatas», parafraseando al Papa Benedicto XV que, en vísperas de la Gran Guerra, declaró que «la guerra es una insensatez», frase recientemente retomada por el Papa Francisco.

Recientemente, la mayor institución política del mundo, las Naciones Unidas, por iniciativa de ICAN, la Campaña por la Abolición de las Armas Nucleares del Premio Nobel de la Paz 2017, tras haber prohibido en los últimos años todo tipo de minas y armas químicas y bacteriológicas, aprobó por primera vez el Tratado sobre la Abolición de Todas las Armas Nucleares el 7 de julio del año pasado. Un tratado que entrará en vigor, con efectos legales vinculantes para todos los países, tan pronto como haya sido ratificado por al menos 50 estados. ¿Y saben cuál fue el primero en hacerlo? El Estado de la Ciudad del Vaticano, el 20 de septiembre de 2017, el primer día útil para la ratificación. En los últimos 10 meses, 14 más han sido agregados a este primer estado, incluyendo Austria, México y Costa Rica.

Con respecto a este último estado, abro un breve paréntesis. Costa Rica es el más conocido de los países que, en 1948, después de una terrible guerra civil, decidió prescindir de las Fuerzas Armadas: «Costa Rica debe volver a ser un país con más maestros que soldados», dijo el entonces presidente José Figueres Ferrer. Y la actual presidenta Laura Cincilla Miranda hizo un buen eco: «…desde que nos vemos obligados a resolver todo pacíficamente, nos hemos liberado de los golpes de estado y de las guerras civiles. No sólo eso, sino que lo que el país debería haber invertido en Defensa, hoy se utiliza para el cuidado de la salud y la escuela. De hecho, la tasa de alfabetización es ahora del 96% y la esperanza de vida alcanza los 77 años, la más alta de América Latina.

Hay 22 países en el mundo que hoy están sin Fuerzas Armadas, mientras que en los años ochenta sólo había 4.

Volviendo al Tratado de prohibición de todas las armas nucleares, hasta la fecha 60 Estados lo han firmado y, de ellos, 15 lo han ratificado. Y su número aumenta constantemente.

¿Qué hay de Italia? Lamentablemente, nuestro país no sólo no votó a favor del Tratado el 7 de julio del año pasado, sino que tampoco figura entre los 60 Estados que lo han firmado desde el 20 de septiembre del año pasado. Y las razones son obvias para todos.

Ante esta actitud de cierre por parte de nuestro país, se ha desarrollado en los últimos meses la campaña «Italia piensa de nuevo», que recoge 31.000 postales con la firma de otros tantos ciudadanos que piden al Gobierno y al Parlamento italiano que firmen y ratifiquen el Tratado. Postales que, el pasado 7 de julio, con motivo del primer aniversario de la aprobación del Tratado, fueron presentadas a la Presidencia del Consejo de Ministros.

Por supuesto, para algunos, la cifra de 31.000 signatarios puede parecer modesta. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la Campaña fue cuidadosamente ocultada por nuestros medios de comunicación nacionales.

A pesar de ello, desde junio de 2017 han adoptado una posición a favor del Tratado de la ONU: la ANCI (Asociación Nacional de Municipios Italianos) Sicilia, la Conferencia de Presidentes de Regiones y Provincias Autónomas, 4 regiones (Toscana, Las Marcas, Apulia, Piamonte) y más de 100 municipios (incluyendo Padua, Turín, Florencia, Brescia, Bérgamo, Nápoles, Ancona). Además, el número de autoridades locales que, con sus pronunciamientos, animan a nuestro gobierno a seguir este ejemplo está aumentando día a día. Creo que debemos esperar que los municipios más cercanos a Tolè (Vergato, Valsamoggia, Monte S.Pietro, Zocca), la ciudad metropolitana de Bolonia y nuestra Región hagan lo mismo lo antes posible.

Después de haber caracterizado lo que se ha dicho hasta ahora en un sentido político, concluyo con un discurso más específicamente no violento, comenzando con una frase de Lanza del Vasto, discípula italiana de Gandhi: «¿Cómo se reconoce al no violento? ¿Por qué es amable y suave? ¿Por qué siempre dices sí? ¿Por su calma imperturbable? No, porque no basta con ser no-violento, no ser violento. Aquellos que se dirigen a la conciencia son no violentos» (Frase tomada de su último libro «Lecciones de vida», escrito por Lanza en 1980).

Voy a leerles ahora el breve comentario sobre esta frase contenido en un cartel publicado por el Ayuntamiento de Módena con ocasión de la inauguración, en 2017, de la exposición de carteles «Constructores de la no violencia»: «Los noviolentos desafían la dimisión, convencidos de que es posible cambiar un mundo en el que la guerra, el abuso de poder y la violencia se consideran normales. Los no violentos tienen la certeza de que «puesto que las guerras surgen en el espíritu de los hombres, es en el espíritu de los hombres donde deben erigirse los baluartes de la paz» (Constitución de la UNESCO, 16 de noviembre de 1945). Por lo tanto, necesitamos trabajar hacia una transformación cultural que modifique las relaciones, las prioridades de valores y las relaciones de poder. De hecho, la no violencia es un método de lucha para obtener una mayor justicia, o de acción para resolver conflictos sin usar armas, para prevenirlos a través del diálogo y la escucha. Los constructores de la no violencia creen que la barbarie de la guerra puede evitarse aprendiendo que la comprensión siempre es posible y que las relaciones respetuosas son el verdadero desafío al que nos enfrentamos todos los días. Pero es necesario cambiar las mentes y las conciencias, aprendiendo a mirar a los demás como interlocutores con los que construir, como adversarios con los que debatir las diferencias legítimas, pero nunca como enemigos con los que luchar».

Vittorio Pallotti

Tolè (Vergato), 4 de agosto de 2018

Categorías: Europa, Opiniones, Paz y Desarme
Tags: , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.