Turquía, análisis de las elecciones: quién ganó, quién perdió – Parte 2

13.07.2018 - Murat Cinar

Este artículo también está disponible en: Italiano

Turquía, análisis de las elecciones: quién ganó, quién perdió – Parte 2

El 24 de junio se celebraron elecciones generales y presidenciales en Turquía, en las que una vez más prevaleció el Partido para el Desarrollo y la Justicia; sin embargo, si se examina a fondo el análisis, no fue una victoria absoluta. En el artículo anterior analicé el resultado en general, y en él voy a centrar la atención en los principales partidos sobre el terreno y en la nueva Turquía.

¿Cómo es que Erdoğan siempre gana? ¿Y cómo te fue esta vez?

El Partido de Justicia y Desarrollo (AKP) en esta ronda electoral, al igual que el 5 de julio de 2015, fue de nuevo incapaz de conseguir suficientes parlamentarios para formar el gobierno por sí solo. Aunque el concepto de la «coalición» ha sido definido por el mismo partido en los últimos años como una «barrera contra el desarrollo económico y la estabilidad política», por ahora el AKP no podría gobernar sin el apoyo de los nacionalistas.

El partido gobernante conquista una vez más toda la costa del Mar Negro, el centro oriental y Anatolia, la costa mediterránea, la frontera con Siria y una parte del sureste del país. El éxito del Sr. Erdoğan y su partido se basa obviamente en el control total de los medios de comunicación, numerosas operaciones contra opositores que han estado en marcha durante al menos cinco años, el fraude en el día de las elecciones, el uso de más de 60 comisarios extraordinarios en lugar de alcaldes electos, el apoyo económico de la mayor parte del motor económico del país (constructoras, compañías energéticas y producción militar), el apoyo de numerosas comunidades religiosas que se han hecho públicas en todos los sentidos durante la campaña electoral y la explotación de la cultura militarista y nacionalista que ya está bien establecida en Turquía. Sobre este último punto en particular, cabe señalar que, desde 2015, el Gobierno ha llevado a cabo numerosas operaciones militares en territorio nacional y a través de las fronteras contra las organizaciones armadas kurdas, conocidas como las «organizaciones terroristas», el PKK y el YPG/YPJ. En este punto también podemos añadir la nueva lucha contra la comunidad de Gulen, una realidad definida como una organización terrorista por el gobierno, especialmente desde el fallido intento de golpe de estado del 15 de julio de 2016.

Por lo tanto, los «enemigos» internos son un elemento de gran propaganda electoral para el AKP. Por supuesto, esto es también un elemento de gran confianza y éxito para el votante en el partido. Precisamente en esta fase electoral, de hecho, el gobierno no ha dudado en bombardear algunas posiciones del Partido del Trabajo del Kurdistán (PKK) en Irak y firmar un acuerdo de control militar en Mimbic en Siria, una zona bajo control del YPG/YPJ.

Tampoco debemos olvidar la cooperación económica continua y creciente entre algunos países y Turquía: Rusia, los Estados Unidos y la UE. Sólo entre Italia y Turquía habría un volumen comercial de más de dieciocho mil millones de dólares, un aumento del once por ciento en comparación con 2016. Por lo tanto, la inversión extranjera en Turquía significa sin duda puestos de trabajo, progreso económico y, por lo tanto, capacidad de gasto electoral para el gobierno. A la simple relación económica hay que añadir también el comercio militar que permite al Gobierno turco poner en marcha esa industria bélica que lleva votos en términos electorales.

En un territorio donde existe una cultura de «victimización» y un sentimiento de cerco de que «todo el mundo necesita el mal» que existe para legitimar cualquier tipo de mecanismo de autodefensa y ataque, las posiciones críticas e igualmente hipócritas de los líderes mundiales son utilizadas estratégicamente por el gobierno local. Tomemos el caso del Presidente francés, Emmanuel Macron: el 5 de enero de 2018, en una reunión con el Sr. Erdoğan, el Presidente francés criticó públicamente la cuestión de los derechos humanos en Turquía. Sin embargo, poco después, los dos líderes frente a las cámaras firmaron acuerdos bilaterales Eurosam sobre la compra de armas, la venta de aviones Airbus y en el sector alimentario para la venta de tres mil toneladas de carne. Por lo tanto, con la clara manifestación de la voluntad de cooperar a nivel comercial, está cayendo un fuerte velo sobre la crítica humanitaria, por lo que se está enviando un mensaje muy claro a nivel nacional: «Europa depende de nosotros, está de rodillas, aunque nos critique y no pueda prescindir de nosotros». La pregunta es: ¿Macron y otros líderes no se dan cuenta de esto?

En las elecciones del 24 de junio, el AKP, a pesar de todo, perdió sus votos históricos. Disminución del siete por ciento. Donde disminuyó sus votos, creció su nuevo aliado. Por lo tanto, podemos decir que se trata de un votante conservador y nacionalista que no está totalmente de acuerdo con las políticas del Sr. Erdoğan, pero que no querría dar una oportunidad a las oposiciones.

El MHP, el nuevo que avanza

El Partido del Movimiento Nacionalista es el nuevo aliado del gobierno. Después del fallido golpe de estado de 2016, esta historia de amor se hizo cada vez más evidente. Especialmente con la separación del grupo liderado por Meral Aksener existía el riesgo de que el histórico partido nacionalista desapareciera. Así que el líder de los lobos grises, Devlet Bahceli, primero con el referéndum constitucional de 2017 después de estas elecciones ha decidido oficialmente apoyar al AKP. Parece que el resultado fue bastante positivo para él.

MHP ha crecido en el sureste de Turquía. Según algunos, la presencia masiva y creciente de las brigadas en la zona ha traído nuevos votos atribuibles al ejército. Según algunos observadores, esta presencia creó una percepción de terror y presión social, por lo que el votante, aunque no estaba dispuesto, tuvo que votar por uno de los partidos de la coalición ganadora.

Sin embargo, si se analizan los datos desglosados por zonas y ciudades, se observa una lectura más prospectiva. En ciudades donde el AKP había reunido durante años un gran número de votos como Adiyaman, Rize, Sivas, Sirnak y Mardin, el partido gobernante ha perdido significativamente su consentimiento. En estas ciudades de la costa del Mar Negro, en el centro de Anatolia o en el sureste del país han crecido los votos de la MHP. También en los suburbios de las grandes ciudades donde el AKP reina en su mayor parte los votos del MHP han ido creciendo. Así que esto nos hace entender que donde el partido de Erdoğan perdió sus votos, el nuevo aliado nacionalista del gobierno se hizo cargo. Así que menos consenso para el AKP, pero la votación va por otro partido conservador y nacionalista.

El MHP, al igual que el AKP, tal vez aún más, utilizó un lenguaje nacionalista y militarista durante todo el período electoral. Selahattin Demirtas es un «terrorista» también para el líder del MHP y el HDP es «la expresión parlamentaria del PKK». Esta idea ha sido declarada varias veces por Devlet Bahceli. El concepto de terrorismo también se ha utilizado para legitimar un gobierno de derecha, nacionalista y militarista.

A estas alturas, el AKP no sólo tiene un nuevo aliado, sino un socio, es decir, parte del gobierno será controlado de alguna manera por el MHP, ya que ha trabajado para que Erdoğan sea reelegido y para que haya un gobierno del AKP. Una nueva potencia junto a Erdoğan, que forma parte de la vieja Turquía, la Turquía de los lobos grises, las conexiones mafiosas y los ataques anticomunistas.

La cogeneración y la esperanza de Ince

El Partido Popular de la República ha mantenido los votos de sus electores históricos: el litoral egeo y Tracia. Sin embargo, vale la pena señalar el éxito, poco más del treinta por ciento del electorado votó por Ince, un candidato del CHP, un partido que durante varios años no pudo superar el umbral del veinticinco por ciento.

El ex profesor de física Muharrem Ince era el candidato del CHP para el puesto de nuevo Presidente de la República. Su sonrisa, su lenguaje, sus ideas, sus discursos sobre la paz y el desarrollo económico sostenible han dejado sin habla a buena parte del país. Sin embargo, durante los últimos mítines, Ince parece haber caído en la trampa de Erdoğan: en las plazas respondía continuamente a los ataques del líder del AKP, así que descuidó mucho su plan electoral. Al hacerlo, también creó una pintura de «El único hombre contra un hombre que lo controla todo». En la imaginación de su electorado, Erdoğan representa a alguien que piensa en todo y resuelve todo, e Ince ha intentado reemplazar a esta figura enferma en varios de sus discursos. Parece que esto no fue muy apreciado por el electorado, que inicialmente se inspiró en él.

En la conferencia de prensa del día después de las elecciones, Ince habló sobre las razones de su derrota. Según el ex profesor de física en cincuenta días no podía hacer más pero no ocultaba que esperaba un mejor resultado de sus aliados Iyi Parti y Saadet. En este contexto, también hay que subrayar que los partidos de la oposición no han podido presentarse al elector de forma conjunta y unida, ni mediante un plan de acción ni mediante un acuerdo de intenciones.

También es necesario tener en cuenta el considerable boicot mediático que se ha puesto en marcha contra Ince y todo el aparato socioeconómico que apoya el diseño económico y político del AKP, del que falta la PCCE.

En cualquier caso, algo más de quince millones de personas votaron a favor del cambio. A uno de cada cuatro votantes le gustaría ver a una persona «diferente» a la cabeza del país. Es demasiado pronto para decir si este votante sería ahora leal al mundo de la oposición o si se habla de una reacción espontánea que no se repetirá.

De la prisión a la plaza, el HDP

También en estas elecciones, el Partido Popular Democrático logró superar el umbral del bloqueo electoral fijado en el 10%. El legado de la dictadura militar es una de las barreras más difíciles para lograr la representación parlamentaria en Turquía.

El HDP, más allá del aluvión electoral, tuvo que luchar contra él y con diversas dificultades. Hoy en día, el partido tiene once miembros del parlamento en prisión, incluyendo al carismático candidato a la presidencia de la República, así como al ex copresidente del partido, Selahattin Demirtas. La detención del ex abogado obviamente no facilitó la campaña electoral. Además de Demirtas, en realidad el HDP contaría con unos setenta alcaldes en prisión. Según un informe publicado el 9 de marzo de este año en el portal de noticias Mezopotamya Ajansi en tres años han sido puestos en prisión preventiva más de diez mil miembros y más de tres mil de ellos han sido detenidos, un total de unos treinta mil. Luego, uno de cada tres miembros terminó esposado entre 2015 y 2018.

El HDP ha tenido grandes dificultades para llegar a su electorado de varias maneras. En primer lugar, por supuesto, estaba la barrera física. Durante los enfrentamientos que sacudieron el sureste del país, la zona con mayor afiliación partidaria, en 2016 vio a mucha gente abandonar sus hogares. Según el portal de noticias T24, el número alcanza las cuatrocientas mil personas.

El 28 de mayo de este año, el Consejo Supremo Electoral (YSK) emitió una declaración en la que afirmaba que los escaños se unificarían en varias localidades del sudeste del país. Así que varias personas, el 24 de junio, tuvieron que viajar varios kilómetros para votar. Según las estimaciones de YSK, alrededor de 144.000 personas corrían el riesgo de no poder votar.

Por supuesto, el estado de emergencia también tuvo una influencia negativa en la campaña electoral. El país vive en este estado desde hace unos dos años y las consecuencias de la medida son muy duras, especialmente en la zona electoral del HDP. Sólo en el sureste del país, gracias a diversos decretos-leyes, se han suspendido unos quince mil funcionarios, se han cerrado cuatrocientas sesenta y dos asociaciones, se han blindado ciento treinta y nueve escuelas y veintisiete fundaciones, han cesado sus actividades dieciocho periódicos, tres canales de televisión, un canal de radio y dos universidades. Entre los periódicos cerrados recordamos a Ozgur Gundem y Azadiya Welat, hechos importantes que se publican también en lengua kurda. Gracias a los decretos-leyes posteriores, las actividades periodísticas de la agencia de noticias Diha, Jin Haber, Yuksekova Haber, Cizre Postasi, Idil Haber y Kiziltepe’nin sesi también han cesado; a esto hay que añadir todos los medios de comunicación en línea que recientemente monitorearon los movimientos de los yihadistas de los isis en la zona y las numerosas violaciones de los derechos humanos durante los enfrentamientos entre las fuerzas armadas del Estado y las guerrillas kurdas del PKK.

También deben añadirse los números correspondientes al día de la votación. Destaca el caso de las tarjetas inválidas. Sólo en las ciudades de Hakkari y Agri las cifras son bastante radicales. En comparación con las elecciones anteriores en la primera ciudad hubo un aumento del ciento cincuenta por ciento de votos nulos y en la ciudad de Agri el número fue del cien por ciento. Estos números traen a la mente un probable fraude de proporciones imponentes.

En el mapeo del voto, a nivel nacional, podemos ver que en su zona histórica el HDP ha tenido algunas caídas. La justificación de esto podría explicarse por los argumentos anteriores, pero sin duda el votante kurdo conservador sigue siendo una zona a conquistar por el partido. Por otro lado, se observa que, en la parte occidental de Turquía, aunque tímidamente, el HDP ha aumentado sus votos. Esto puede ser visto como una respuesta a la famosa pregunta: «¿El HDP es un partido pro kurdo o se ha convertido en un partido de izquierda para todo el país?».

También hay que tener en cuenta otro hecho positivo: aunque comparando los resultados del 24 de junio con los del 5 de junio de 2015, el PAD parece haber caído unos pasos, si nos fijamos en los datos del 1 de noviembre de 2015 nos encontraremos en una mejor situación. Por supuesto, hay que tener en cuenta que desde el 10 de julio de 2015 se ha roto el alto el fuego entre el Estado y el PKK. Esta circunstancia y el estado de emergencia son, sin duda, dos factores que han perjudicado al partido, como he intentado ilustrar anteriormente. Así que, en estas elecciones, en comparación con las del 1 de noviembre de 2015, en veintiocho ciudades el HDP ha aumentado sus votos.

A pesar de las diversas dificultades técnicas y económicas, también hay que añadir la posición clara e inequívoca de la mayoría de los medios de comunicación y del gobierno con respecto al HDP. Cada vez es más evidente y de dominio público que para ellos el HDP sería la «representación parlamentaria del PKK». Exactamente como dijo el Ministro del Interior, Suleyman Soylu, el 22 de junio de este año: «No hay partido llamado el HDP, hay la oficina política del PKK. Demirtas tampoco es el candidato para el HDP, sino para el PKK». Por lo tanto, el intento de asociar el PAD con el «terrorismo» es ahora la política institucional del Estado y el principal objetivo de los medios de comunicación.

Sin embargo, el HDP está superando por tercera vez la barrera electoral y forma parte del parlamento nacional como la tercera fuerza política después del AKP y CHP. Elección de sesenta y siete representantes. Por lo tanto, incluso en estas elecciones, es un elemento importante para impedir que el AKP componga el gobierno por sí solo.

La nueva Turquía

Con las elecciones del 24 de junio, Turquía entra en una «nueva» fase. El sistema presidencial será plenamente eficaz. El Presidente de la República tendrá ahora un control muy fuerte sobre el sistema legal, administrativo y legislativo. En este artículo he intentado resumir algunos puntos importantes del referéndum de 2017 que abrieron la puerta al cambio.

Además de esta reforma radical, la victoria electoral de Turquía sobre el AKP es cada vez más preocupante. En la noche de las elecciones en varias áreas públicas y centrales del país, muchos partidarios del partido salieron a las calles para celebrar la «victoria» con las armas en la mano, algunos incluso fuera del comercio. En los días siguientes a los resultados de las elecciones, 12 personas fueron arrestadas por violar la ley de difamación del Presidente de la República antes y después del mitin electoral del candidato Muharrem Ince en la ciudad de Esmirna el 21 de junio. Cinco días después del resultado de las elecciones, el ex parlamentario nacional del CHP, Eren Erdem, fue detenido acusado de pertenecer a la comunidad de Gulen. Erdem es un ex periodista famoso por su investigación sobre las estrechas relaciones entre el partido en el poder y la comunidad de Gulen y su trabajo en el que demuestra cómo algunos militantes de Isis, a pesar de haber sido interceptados por teléfono, nunca fueron detenidos.

Sin embargo, cinco parlamentarios elegidos de las listas del AKP siguen entrando en el parlamento. Cinco personalidades inmortalizadas en la fotografía de 2012 en la ciudad de Boston con el líder de la comunidad de Hizmet, Fethullah Gulen. Mientras que en el país estudiar en una escuela, de niño, fundada por la comunidad Hizmet, o tener una cuenta corriente con liquidez cero en bancos cercanos al movimiento puede ser prueba suficiente para terminar en prisión, estos cinco consiguen volver al parlamento, las listas de un partido político que dice llevar a cabo una «guerra» en Gulen por cualquier medio, en Turquía y en el extranjero.

Crece una nueva Turquía

Mientras que la represión ya se está sintiendo en los primeros días después de las «victorias» electorales del Sr. Erdoğan y del AKP, se estáo nuevas caras en el parlamento nacional que tal vez podrían constituir una oposición sólida y productiva.

En el nuevo parlamento habrá dos parlamentarios romaníes: Özcan Purçu y Cemal Bekle. Habrá cinco profesores universitarios suspendidos por varios decretos legales en los últimos dos años; İbrahim Özden Kaboğlu, Sezai Temelli, Nazır Cihangir İslam, Erol Katırcıoğlu y Ömer Faruk Gergerlioğlu. Entre las nuevas caras hay también, Barış Atay Mengüllüoğlu, el famoso actor de teatro con su espectáculo Dictador censurado. Erkan Baş, secretario general del Partido Comunista del Pueblo de Turquía, será, después de mucho tiempo, el único parlamentario «comunista». Además de él hay varias caras nuevas que vienen de partidos socialistas como: Ridvan Turan, Musa Piroglu, Dilsad Canbaz, Oya Ersoy, Murat Cepni y Tulay Hatimogullari. También hay una parlamentaria del mundo del sindicalismo, Kani Beko, secretaria general del sindicato confederal Disk. Entre los nuevos parlamentarios hay también periodistas como Enis Berberoğlu, Ahmet Sik y Tayip Temel.

Lamentablemente, sólo habrá 17 mujeres en la nueva formación parlamentaria. Sin embargo, una de ellas es muy particular: Remziye Tosun, nacida y criada en Sur-Diyarbakir y una de las víctimas de los enfrentamientos de 2015 en la zona entre la guerrilla del PKK y las fuerzas armadas estatales. Tosun estuvo atrapada en su casa durante unos cien días con sus hijos, durante un tiempo incluso bajo los escombros de su casa, y fue detenida junto con su hija de dos años, que permaneció en prisión durante catorce meses. Tosun, en una entrevista con el portal de noticias Gazete Karinca, relata su candidatura de la siguiente manera: «Mi objetivo es no olvidar lo que le pasó a Sur y continuar la batalla para defender los derechos y la vida de la población de Sur incluso en el parlamento».

Si observan los resultados, pueden ver que Turquía sigue siendo un país muy polarizado con muchos problemas radicales y muy importantes.

Sin embargo, estas elecciones han demostrado que todavía hay millones de personas que creen en el cambio. Las fuerzas de algunos grupos de la oposición necesitan hablar más, para encontrar un terreno común mirando al pasado y tratando la historia del país. El voto de quince millones de personas por un ex profesor de física y cerca de cinco millones de votos por un candidato a abogado en prisión tienen una importancia particular.

Exactamente lo que la poetisa Birhan Keskin expresa en uno de sus poemas:

«Aquí pongo algunos días de esperanza.

Por ahora parecen estar muy lejos,

Pero quién sabe, tal vez pronto llegues y los toques.»

Categorías: Medio Oriente, Política
Tags:

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Search

Mujeres

Formación Pressenza

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.