Por Gabriel Bulgach

En nota anterior comentamos acerca de un aspecto del proceso de destrucción institucional del INTA, ligado a la cancelación y baja anticipada del conjunto de investigaciones que viene desarrollando el organismo y que debían finalizar en Junio del próximo año, con la disolución de los equipos de investigación y un rumor acerca de los cambios en los modos de implementación de la cartera de proyectos.[1]

Otra dimensión de la destrucción institucional en marcha se refiere a la propuesta de transformación del predio de aproximadamente 650 hectáreas donde funciona el INTA en Castelar, provincia de Buenos Aires, y la implementación de un “distrito de innovación agroindustrial”.

El proyecto, firmado por Mariana Giacobbe en Marzo de 2018, define su propósito como: “crear un Distrito de Innovación en el predio del Consejo Nacional de Investigaciones Agropecuarias –CNIA-INTA.”

Mariana Giacobbe, de acuerdo a nuestra fuente, se presenta como contratada por el INTA, y como funcionaria del AABE (Agencia de Administración de Bienes del Estado). Al mismo tiempo, es la directora de una empresa de consultoría y capacitación en agronegocios, con un recorrido como gerente general de una empresa dedicada al desarrollo y comercialización de semillas.

De acuerdo al funcionario del organismo con el que hemos conversado, hay un información que ahora se agregó al proyecto del DIA (distrito de innovacion agroindustrial) y es que quieren trasladar todo el INTA central al predio del CNIA. Esto implica vender los 4 edificios que tiene el instituto en la ciudad de Buenos Aires, con el consiguiente negocio inmobiliario. Por otra parte, el predio del CNIA está al lado de Parque Leloir, lo que le imprime un valor inmobiliario enorme. No sabemos cuántas hectáreas quedaran para el INTA y cuántas pasarán a ser barrios privados o vaya a saber qué otro negocio de los amigos de los que gobiernan”.

Proyecto DIA

El documento, que adjuntamos para su lectura completa, afirma que “se contempla la transformación de un Ecosistema Científico-Tecnológico, en un Ecosistema de Innovación Tecnológica, es decir, una comunidad dónde las personas del sector científico-tecnológico-académico, del sector empresario (desde startups a grandes empresas) y del gobierno, interactúen, colaboren y co-creen, productos, servicios y tecnologías promoviendo la innovación y el desarrollo próspero de la comunidad en la que interactúan, el país y el mundo”.

Prevé que hasta Mayo de 2018 se valide la propuesta, y que desde Junio del presente y hasta Diciembre de 2019 se construya el MASTER PLAN, comenzando con su implementación desde Enero de 2019 y hasta el año 2030.

Sin dudas, el aspecto de mayor relevancia de esta propuesta refiere a la inclusión del sector empresario privado como componente de dicha comunidad. Para nosotros, esta relevancia es francamente negativa, ya que se produce en el contexto de un proceso mayor que está llevando adelante el actual gobierno argentino, en línea con las más ortodoxas ideas neoliberales, en las que el Estado debe ser reducido a su mínima expresión y habilitar la dinámica social al juego libre del mercado. Es en este proceso que hay que entender lo que está ocurriendo con el INTA y con otros organismos orientados a la investigación, acumulación de conocimiento y transferencia tecnológica como el INTI, CONICET, etc.

Proceso de destrucción institucional

Para sintetizar, el proceso de destrucción institucional del INTA se expresa en este momento de 3 modos diferentes que apuntan al mismo fin:

  1. Ajuste y despidos de personal del Ministerio de Agroindustria en general y del INTA en particular, generando una oleada de temor a la pérdida de la fuente laboral, el disciplinamiento de los trabajadores, y las condiciones para la aceptación de las transformaciones que se van a proponer.
  2. Cancelación y baja de la cartera de proyectos, quizás el núcleo y corazón del sentido de este organismo, diluyendo equipos de investigación y promoviendo la cultura de la competencia entre los científicos por futuros fondos para continuar sus líneas de trabajo.
  3. Proyecto de creación de un “distrito de innovación agroindustrial”, virtualmente privatizando los recursos del Estado y del pueblo en beneficio de las corporaciones internacionales y empresas privadas, y poniendo la infraestructura y los conocimientos, los técnicos y los científicos al servicio de los negocios privados.

Este es el modo en que el nefasto gobierno neoliberal encabezado por el presidente Macri avanza en la privatización y apropiación de lo común social, de la memoria colectiva, de los conocimientos acumulados, de las tecnologías desarrolladas y transferidas, haciendo entrega de la soberanía tecnológica argentina para el usufructo de unos pocos.

A continuación el documento del proyecto DIA

Crear un Ecosistema de Innovación Tecnológica

[1] https://www.pressenza.com/es/2018/05/destruccion-institucional-en-el-inta-argentina/