¿Cui bono con el ataque con misiles a Siria?

15.04.2018 - Londres, R.U. - Silvia Swinden

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés, Italiano

¿Cui bono con el ataque con misiles a Siria?
Una vista de cerca del campo de Za'atri en Jordania para refugiados sirios como se vio el 18 de julio de 2013. (Imagen de Departamento de Estado de Estados Unidos, dominio público, Wikimedia Commons)

¿Cui bono?, literalmente “¿quién se beneficia?” es una frase latina relacionada con la identificación de sospechosos de un crimen, expresando una visión utilitaria de que el perpetrador de un crimen puede ser encontrado entre aquellos que tienen algo que ganar, principalmente con el objetivo de obtener ganancias financieras. La parte que se beneficia puede no ser siempre obvia o puede haber desviado con éxito la atención hacia un chivo expiatorio, por ejemplo. Wikipedia

Parece ser un caso de libro que el aparente y aún por confirmar (por la ONU y los inspectores de Armas Químicas) ataque con armas químicas en Siria encontró tres entusiastas en Trump (EE. UU.), Macron (Francia) y May (Reino Unido).

Un simple análisis de la situación en la que se encuentran estos tres gobiernos muestra que necesitan desesperadamente un enemigo externo, ya que están en verdaderos problemas en sus propios países. Como cortinas de humo, nada mejor que una pequeña guerra. Pero ¿puede alguien ser más listo que los rusos en la ruleta rusa? Extrañamente, este ataque también beneficia a Putin, demostrando que los rusos también están en riesgo por otros países, pero ya deberíamos estar acostumbrados a estos “extraños compañeros de cama” que se mantienen mutuamente en el poder, aunque parezcan ser enemigos. Orwell no podría haberlo imaginado mejor.

Trump está lidiando con la interferencia rusa en las elecciones que podría convertirlo en un presidente impugnado, los niños movilizándose contra las masacres con armas de fuego, las denuncias de conducta sexual inapropiada, la oficina de su abogado siendo allanada por la policía tomando papeles confidenciales, los tribunales que invalidan sus políticas xenófobas, varios libros que denuncian sus prácticas dudosas, y un consenso casi completo en la arena internacional de que él es un mentiroso, un poco confiable incoherente, y un sociópata. Seguir a este tipo no parece cuerdo.

Para Macron en Francia, la luna de miel ha terminado. Ha declarado que se ceñirá a sus planes de reformas radicales, de aumentar los impuestos, de reducir las pensiones, en general siguiendo el camino de la economía de la austeridad, a pesar de las huelgas y las protestas callejeras. Ha expresado su opinión de que no le importa mucho la opinión pública. No es probable que pregunten a los franceses si les gustaría estar involucrados en una guerra entonces.

La Primera Ministra Theresa May en el Reino Unido se encuentra en un gobierno minoritario que depende de un pequeño y retrógrado Partido de Irlanda del Norte para permanecer en el poder, lidiando mal con el pantano de Brexit, aterrorizada por los avances logrados por el Partido Laborista bajo Jeremy Corbyn (que muy razonablemente está pidiendo a los gobiernos que esperen a la investigación de la ONU antes de actuar, y una solución negociada a la guerra) y con las elecciones locales que se acercan rápidamente en mayo. La carta rusiafóbica ya ha sido jugada alrededor del ataque a un exespía y a su hija, el cual permanece turbio por decir lo menos.

Por otro lado, muchos analistas han señalado que no hay ningún beneficio para Assad en este ataque químico (real o escenificado), ya que con el apoyo ruso ha ido ganando terreno y su posición parece bastante segura. En cambio, los rebeldes, que incluyen a varios grupos yihadistas, se beneficiarían enormemente de un ataque de las potencias occidentales para castigar al gobierno sirio (¿el chivo expiatorio?).

El número de bandos violentos en Siria y sus alrededores que compiten por el control del petróleo y el territorio no podría ser más complejo. Arabia Saudita compitiendo con Irán por el control de Oriente Medio, Israel paranoico por el hecho de que Irán y Hezbolá se están afianzando en Siria desde donde atacarla, los kurdos luchando contra las yihadistas pero atacados por Turquía temerosos de que se vuelvan fuertes y establezcan un país separado, Estados Unidos y otras potencias occidentales enviaron tropas y armas a varias facciones (algunas de ellas oficialmente incluidas en la lista de terroristas) sin reconocer su presencia ni sus intenciones. Cualquiera de ellos puede tener agendas ocultas que se beneficiarían de “cruzar la línea roja”.

Es poco probable que el ataque con misiles llevado a cabo hoy por el trío de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido afecte al resultado de la guerra, y amenaza con una escalada que sólo matará a más civiles y afianzará las distintas posiciones de los actores.

La paz mediante la negociación es la única solución posible al conflicto, pero ¿cui bono? Solo el pueblo sirio.

Categorías: Internacional, Medio Oriente, Opiniones, Paz y Desarme
Tags: , , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


App Pressenza

App Pressenza

Video presentation: What Pressenza is...

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.