NOTA DE PRENSA | 5 NOVIEMBRE 2017

Justicia Fiscal del Reino Unido, la principal organización de campaña del país dedicada a luchar por un sistema impositivo más justo, ha pedido al Primer Ministro que tome las medidas necesarias para hacer frente a la evasión fiscal tras la publicación de los «papeles del paraíso».

Estas revelaciones son sólo la última de una larga lista de escándalos fiscales. Una vez más, el Reino Unido y su red de paraísos fiscales extraterritoriales en las dependencias de la corona y los territorios de ultramar se encuentran en el centro de la fuga de impuestos. El escándalo viene después de años de cortes de fondos para HM Revenue & Customs (Ingresos y Aduanas de Su Majestad).

El impacto en nuestros servicios públicos del tipo de prácticas reveladas en esta última ronda de filtraciones de impuestos, ha sido devastador. Millones de funcionarios públicos han visto una restricción salarial sin precedentes, y los servicios públicos se han quedado sin dinero en efectivo.

Poner fin a la evasión fiscal es factible y hoy, la Justicia Fiscal del Reino Unido está lanzando una petición solicitando al gobierno que tome las medidas necesarias para poner fin a la evasión fiscal. En particular, estamos reclamando:

Cumplimiento: Comprometerse a financiar adecuadamente a HMRC, para dar a nuestros inspectores de impuestos las herramientas para ir tras los evasores. Poner fin a la práctica de conceder amnistías a aquellos que ocultan sus impuestos sobre el dinero en el extranjero, como ha hecho el gobierno después de pérdidas anteriores. Suprimir la condición de «no domo» (*). Ajustar las normas de los contadores, abogados y banqueros.

Transparencia: Introducir registros públicos de usufructuarios para fideicomisos y compañías, y obligar a las dependencias de la corona británica y territorios de ultramar a hacer lo mismo. Ordenar la presentación de informes públicos país por país para todas las empresas que cotizan en la bolsa. Revisar públicamente las exenciones de impuestos para corporaciones e individuos adinerados.

Al comentar sobre la publicación de los «papeles del paraíso», Will Snell, director de Justicia Fiscal del Reino Unido, dijo:

«El gobierno sabe lo que hay que hacer para combatir la evasión y el fraude fiscal, pero el tema no ha sido una prioridad.

“De hecho, en lugar de enfrentarse a los evasores de impuestos, los sucesivos gobiernos han recortado a HMRC, reduciendo a la mitad su financiación y el número de inspectores de impuestos durante la última década.

“Cuando los ricos se involucran en el tipo de prácticas que se ven en los «papeles del paraíso», están cogiendo los bolsillos de enfermeras, maestros, médicos y otros funcionarios públicos que trabajan arduamente, y perjudicando las vidas de todos aquellos que utilizan los servicios públicos en el Reino Unido.

“La última filtración de uno de los mayores facilitadores del sistema de paraísos fiscales extraterritoriales muestra que la industria de evasión fiscal aún está viva y bien. El gobierno debe tomar ahora medidas inmediatas para asegurarse de que los evasores de impuestos sean acorralados».

NOTAS

Tax Justice UK (Justicia Fiscal del RU) es una organización de promoción y defensa que trabaja para promover el papel de los impuestos, abogar por un sistema fiscal más progresista y hacer campaña contra la evasión fiscal. Para más información diríjase a: http://www.taxjustice.uk

Para obtener más información sobre la aplicación y los recursos de HMRC, véase: http://www.taxjustice.uk/tax-takes-6

Para más información sobre la transparencia, véase: http://www.taxjustice.uk/tax-takes-5 y http://www.taxjustice.uk/effective

La Justicia Fiscal del Reino Unido ha presentado una petición para que el Primer Ministro tome medidas drásticas contra la evasión fiscal en el Reino Unido y su Sistema de paraísos fiscales extraterritoriales tras los documentos “papeles del paraíso”. Véase: http://www.taxjustice.uk/petition

 

(*) Alguien con estatus de no domiciliado, a veces llamado «non-dom», es una persona que vive en el Reino Unido y que según la ley británica se considera domiciliada (residente) en otro país. Esto puede tener importantes ventajas fiscales para los ricos. [N. del T.]