Se trata de un proyecto de Ley que implementa la exigencia para los diputados y senadores de presentar programas al inscribir sus candidaturas, sanciones en caso de conflictos de interés para parlamentarios, cuentas públicas ciudadanas obligatorias, que la Ley de Transparencia se aplique también al Congreso siendo fiscalizado por el Consejo para la Transparencia y se introduzca el uso de lenguaje fácil en las leyes.

La propuesta contiene un proyecto de acuerdo que recoge diversas iniciativas relacionadas para solicitar que el Ejecutivo les ponga urgencia e instaure la iniciativa popular de ley y se puedan realizar referendos revocatorios.

Además han presentado otro proyecto de reforma constitucional para darle valor al voto blanco en las elecciones presidenciales y de gobernadores regionales, imponiendo la repetición de una elección si el voto blanco le gana a los candidatos que han competido.

“Nosotros hoy estamos presentando estas propuestas, pero la responsabilidad es compartida. Y si alguien ve esto que estamos haciendo, queremos decirle que cuando voten, independiente de por quién lo hagan, piensen qué están haciendo para mejorar la democracia”, dijo Gabriel Boric.