Entrevista a Humanistas por la Renta Básica Universal e Incondicional

04.01.2017 - Madrid (España) - Redacción Madrid

Este artículo también está disponible en: Francés, Griego

Entrevista a Humanistas por la Renta Básica Universal e Incondicional
(Imagen de HRBU)

En esta entrevista, el colectivo Humanistas por la Renta Básica Universal aclara su posición sobre esta propuesta, sobre la que se habla cada día más y en mayor número de países.

Humanistas por la Renta Básica Universal es uno de las organizaciones más activas en este momento en defensa de la RBUI

 

¿Qué es la RBUI?

Adherimos a la definición de BIEN (Basic Income Earth NEetwork) y,  con ello, nos queremos diferenciar radicalmente de otro tipo de rentas, a las que se les ha llamado también Renta Básica, como son las rentas mínimas, rentas de inserción, etc. La RBUI se diferencia del resto, sobre todo, por su carácter de incondicionalidad y universalidad.

Una RBUI es una aportación económica por parte de la Administración a todos los residentes de un determinado territorio. Ésta ha de ser incondicional, individual, universal y suficiente. Según la definición establecida en el último congreso de BIEN (Seúl 7/2016), la RBUI será suficientemente alta para que, en combinación con otros servicios sociales, constituya parte de una estrategia política, encaminada a eliminar la pobreza material y a facilitar la participación social y política de cada individuo. Nos oponemos a la sustitución de servicios sociales, si dicha sustitución empeora la situación de la población[1].

Para los Humanistas, la RBUI es un derecho de todo ser humano, por el simple hecho de haber nacido en un medio social que cuenta con recursos suficientes para  garantizar la existencia de todos. Es además una herramienta para la redistribución de la riqueza,  la cual es el fruto de la acumulación  del esfuerzo de generaciones y generaciones de seres humanos.

¿Qué coste tendría su implantación? ¿Es posible financiarla?

Siempre que hablamos de costes de algo, estamos dando por hecho que nos referimos a costes económicos. Desde un punto de vista humanista, lo realmente importante es el coste humano. Podríamos preguntarnos cuánto nos cuesta en vidas y en sufrimiento la NO implantación de la RBUI: ¿cuánta angustia y enfermedades nos cuesta renunciar a la mejor vacuna que tenemos contra la pobreza? Nos hemos acostumbrado a medirlo todo desde un punto de vista mercantilista y objetal, pero desde nuestro punto de vista, es mucho más valiosa la coherencia personal y la solidaridad con otros. Es mucho más valioso preguntarse cómo querríamos ser tratados en caso de encontrarnos en situación de pobreza y precariedad.

En cuanto a su viabilidad económica, su coste es perfectamente asumible en este momento, según el estudio realizado para el Reino de España por economistas de la Red Renta Básica[2]. Bastaría con una reforma en el impuesto del IRPF, que eliminase,  sobre todo, las deducciones fiscales, estableciendo un IRPF único del 49%,  con el cual se produciría un trasvase del capital del 20% más rico al 80% restante. Con esto, los ricos seguirían siendo ricos (pero menos) y los pobres dejarían de serlo. En términos efectivos, esto supondría aumentar la recaudación unos 35.000 millones de euros, nada que ver con las cifras desorbitadas de las que hablan los contrarios a la RBUI. Para hacernos una idea, 35.000 millones de euros es menos de lo que costó rescatar a los bancos, lo que supone un aumento del 3,5% en la recaudación de impuestos, en relación al PIB. Recordemos que España está a 8 puntos por debajo de Europa en recaudación de impuestos, con lo cual todavía habría margen. Esta es una propuesta de financiación,  pudiendo haber otras, sin entrar en el ahorro que supondría la   eliminación del fraude fiscal y los paraísos fiscales. Por lo tanto, la viabilidad de la RBUI es más una cuestión de cambio mental y social  y de decisión política que una cuestión  económica.

Hasta ahora, han pesado más en los partidos políticos tanto el temor a posibles costes electorales como la presión de los poderes económicos, los cuales,  como es lógico, harán todo lo que esté en sus  manos para oponerse a su implantación. Poderes que, actualmente, no dudan en utilizar a sus partidos políticos y a sus medios de comunicación títeres para desprestigiar a la RBUI y poner a la opinión pública en su contra. Desde nuestro punto de vista, el coste en confrontación política que supondría luchar por una RBUI merece ser asumido, por el ahorro en sufrimiento social que conllevará.

Una crítica que se hace a la RBUI es que la gente dejaría de trabajar

Esto, más que otra cosa, es un prejuicio. Es cuanto menos curiosa la respuesta que da la gente a la pregunta de si dejaría de trabajar en caso de recibir una RBUI: la mayoría contesta que, aunque recibiera la RBUI, no dejaría de trabajar y, sin embargo, piensa que el resto sí dejaría de trabajar. El hecho de que la mayoría de la gente responda que no dejaría de trabajar es debido a que la RBUI no es incompatible con el trabajo remunerado (es decir, se sigue recibiendo aunque se trabaje), mientras que las rentas condicionadas desaparecen cuando alguien consigue un empleo.

En cualquier caso, habría que preguntarse a uno mismo si por 650 € se dejaría de trabajar. Y también deberíamos preguntarnos qué entendemos por trabajo.

Si entendemos que trabajo es toda actividad que desarrollamos en el mundo para transformarlo y mejorarlo, estaríamos conectando con algo fundamental en el sentido de la vida humana y, desde este punto de vista, es absurdo pensar que alguien se va a quedar todo el día en el sofá por 650 euros, renunciando a interactuar con el mundo y con las demás personas. En definitiva, renunciando a ser feliz. Lo que sí tendríamos con la RBUI es libertad para aceptar o no determinados empleos y para negociar las condiciones de los mismos. Por lo tanto, mayor libertad para aceptar los trabajos que se adaptasen más a nuestros gustos o para asociarnos con otras personas en cooperativas u otros modelos de trabajo asociado, porque tendríamos la seguridad que ofrece una RBUI. Y por último, recibir una RBUI  nos permitiría poder dedicar tiempo a trabajos creativos, voluntarios o asociativos, necesarios para uno y para la sociedad, sin que por ello nos tuvieran que pagar.

Otro tema que genera temor, sobre todo a los mejor situados, es la cuestión relativa a quién haría los trabajos más penosos y peor remunerados. Esto, desde un punto de vista moral, es inaceptable, porque estaríamos exigiendo que otros hicieran los trabajos que nadie quiere hacer en un régimen de semiesclavitud. Nos estaríamos aprovechando de la imposibilidad de estas personas para poder elegir otros empleos o rechazar sueldos tan bajos. Con la RBUI muchos de estos trabajos de mierda desaparecerían, otros los tendrían que realizar las máquinas y los que fueran necesarios habría que redistribuirlos y pagarlos mejor. Luego están los que piensan que, a cambio de recibir una RBUI, las personas deberían realizar algún tipo de prestación a la sociedad, regulada por el Estado. Para nosotros esto denota una total desconfianza en los seres humanos, propia de las ideologías totalitarias de otras épocas.

¿Establecer una renta básica universal e incondicional puede significar la retirada de otros derechos sociales, como una educación o salud gratuitas, tal como sugieren algunos economistas y empresarios, ligados al startups de Silicon Valley?

Efectivamente, varios empresarios ligados a startups de Silicon Valley, al observar el futuro sin empleo que sobrevendrá, abogan por la concesión de una renta básica para todos los individuos, pero quitando todos los demás subsidios al otorgarla, tales como los de desempleo, ayudas contra la exclusión social, educación, salud, etc.[3] Es decir, la RBUI sería el único pago mensual que recibirían las personas y ellas tendrían que afrontar de su bolsillo todos sus posibles gastos. Nosotros, por el contrario, nos adherimos a la definición fijada por BIEN en su congreso de julio de 2016 en Seúl, que ya hemos transcrito más arriba, en la primera pregunta: “¿Qué es la RBUI?”.  O sea que, en nuestra concepción, la RBUI no va a sustituir nunca a otros gastos sociales necesarios del estado del bienestar, tales como la salud o la educación públicas y gratuitas. De hecho, para su financiación, la RBUI no toca ninguna partida dedicada a otros gastos del estado, sino que se logra gracias a un aumento de la fiscalidad.

 Si la RBUI se le da también a los inmigrantes ¿Se produciría una avalancha hacia España?

En primer lugar, hemos de decir que las personas no abandonan su tierra y a su gente si no se ven en extrema necesidad. En segundo lugar, reconocemos el derecho de libre circulación de las personas y el derecho a obtener refugio, a que se les asegure su existencia material y al respeto de sus derechos fundamentales. Tendríamos que hablar, en vez de efecto llamada, de efecto patada, porque la gente se ve expulsada de su tierra como consecuencia de las guerras y de la pobreza. Por lo tanto, tendríamos que  plantearnos este asunto como un problema al que hay que dar respuesta por separado  de la cuestión de la RBUI. Es hipócrita hablar de los beneficios que obtendrían los inmigrantes, cuando en la realidad las leyes actuales les impiden disfrutar de los derechos de los que gozarían si pudieran llegar a convertirse en ciudadanos. Antes de preguntarnos si los inmigrantes deben recibir o no la RBUI, deberíamos considerar cómo modificar las leyes para respetar los derechos humanos y cómo modificar las relaciones de saqueo de sus países de origen, para transformarlas en relaciones internacionales de colaboración. Por otro lado, nosotros pensamos que la RBUI debería ser instaurada en todos los países, porque, de ese modo, la gente no necesitaría salir de su tierra de origen por motivos de severa carencia material.

¿No es injusto que perciban la RBUI también los ricos?

La RBUI debe ser contemplada como un derecho fundamental y universal y dejaría de serlo si discriminásemos por cualquier razón a una parte de la población. En este último caso, estaríamos dando argumentos para criticarla y aumentando las dificultades para su implementación. Por otro lado, no olvidemos que, con la propuesta de financiación de RBUI Universal, el 20% de la población más rica transferiría capital en favor del 80% del resto de la población. Esta transferencia de capital sería mayor cuanto mayor fuera la riqueza. De los 35.000 millones de euros que, más o menos, costaría financiarla, 21.000 millones los aportaría el 5 % más rico, sin por ello dejar de ser muy rico.

La instauración de una RBUI ¿no podría provocar la fuga de capitales?

Otro temor que surge es la posible fuga de empresas y capitales a otras áreas más provechosas para ellos. Esto precisamente es lo que está ocurriendo en estos momentos, sin que exista la RBUI,  justamente porque prevalece el valor del capital sobre el bienestar de las personas. Esta objeción, aparte de ser una inmoralidad radical, no puede seguir ocurriendo por mucho tiempo más, ya que las condiciones laborales y de inversión se están igualando en todos lados y en breve ya no quedarán sitios más rentables a donde trasladar el capital. Por otra parte, no está demostrado que esto se pueda acentuar con una RBUI, puesto que ha habido épocas en las que los impuestos han sido muy superiores a los actuales. Por ejemplo, tras la segunda guerra mundial, en EEUU se llegaron a imponer impuestos de hasta el 90% a las grandes fortunas y, sin embargo, la fuga de capitales no ocurrió, porque las perspectivas de negocio eran muy buenas. Además, es imprescindible mejorar las medidas de control de evasión de impuestos y legislar para la desaparición de los paraísos fiscales.

¿Por qué dicen que la RBUI aumentaría la libertad de las personas?

Para nosotros, la libertad es la posibilidad de poder elegir entre condiciones y la RBUI permite a las personas poder decidir sobre lo que quieren hacer con su vida. Sin la RBUI, las opciones de mucha gente se limitan a elegir entre dedicar toda su energía  a sobrevivir o a dejarse morir. Si elimináramos la pobreza y el temor a caer en ella, que es uno de los grandes miedos del ser humano, las posibilidades de elección se incrementarían enormemente. Con la RBUI, el trabajador tiene más opciones de rechazar empleos inhumanos o de negociar las condiciones de ese trabajo. A las mujeres, les facilita alejarse de sus maltratadores,  les reduce las desigualdades de género y, como al resto, les da libertad para plantearse lo que quieren hacer con sus vidas. A los jóvenes, sobre todo a los más desfavorecidos, les da libertad para poder elegir lo que quieren estudiar y hasta cuándo lo quieren hacer, además de permitirles optar por un empleo en mejores condiciones. La RBUI acabaría de inmediato con la pobreza y, con ello, con parte de los condicionamientos que conlleva, además de reducir significativamente la delincuencia, como han mostrado repetidamente todos los experimentos piloto que se han llevado a cabo. Finalmente, desde nuestra mirada humanista, la RBUI proporcionaría al ser humano las condiciones para poder plantearse el sentido de su vida.

En definitiva, tendríamos una sociedad más sana, más humana y más feliz.

Se dice que la RBUI mejoraría el mundo en que vivimos

Además de servir para erradicar la pobreza y conseguir una sociedad más igualitaria y justa, la RBUI supondría la superación de la violencia económica, que es madre de muchas otras formas de violencia, tales como la violencia física, psicológica, racial, sexual, etc. La violencia a todos los niveles es el mayor lastre que ha sufrido y sigue sufriendo la humanidad y que le impide avanzar hacia un mundo hecho a su medida. Además, el aumento creciente de la violencia está poniendo en peligro la vida y el futuro de nuestra especie. Es urgente adoptar medidas de no-violencia económica, física, racial, religiosa, sicológica, moral, sexual, etc…, así como evitar el atentado contra la vida en nuestro planeta, si queremos avanzar hacia un estadio más evolucionado del género humano.

 


[1] Vid. International: BIEN’s Clarification of UBI, October 29, 2016, by Toru Yamamori. http://basicincome.org/news/2016/10/international-biens-clarification-ubi/

[2]Vid. “Un modelo de financiación de la Renta Básica para el conjunto del Reino de España: sí se puede y es racional”, por Jordi Arcarons, Antoni Domènech, Daniel Raventós y Lluís Torrens (http://www.sinpermiso.info/textos/un-modelo-de-financiacin-de-la-renta-bsica-para-el-conjunto-del-reino-de-espaa-s-se-puede-y-es). También: “La renta básica incondicional y cómo se puede financiar. Comentarios a los amigos y enemigos de la propuesta”, por Jordi Arcarons, Daniel Raventós y Lluís Torrens (http://ctxt.es/es/20161123/Politica/9717/Renta-basica-incondicional-Raventos-Arcarons-Torrens.htm)

[3] Vid. “Por qué en Silicon Valley se están planteando la renta básica (y por qué tiene sentido)”: http://www.lavanguardia.com/tecnologia/20160417/401172238292/silicon-valley-renta-basica-robots-empleo-trabajo.html

Categorías: Economía, Entrevistas, Internacional, Noviolencia
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Video presentation: What Pressenza is...

Milagro Sala

Programa de Radio

Diálogos por una internet ciudadana

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.