Refugiados en la UE : el gran desafío

22.11.2016 - Madrid (España) - Martine Sicard

Este artículo también está disponible en: Francés, Italiano

Refugiados en la UE : el gran desafío

Solidaridad ciudadana versus inmovilismo institucional

Una tarde cualquiera en un suburbio cualquier de las afueras de París: Malik Diallo, chófer repartidor, residente del distrito de las Vignes Blanches en Sarcelles,  que ve todos los días cómo los refugiados sin hogar van poblando  desde hace  varios meses las aceras del distrito XIX de París,  interpela a sus amigos y les dice:  ¿“Por qué no organizamos una distribución de comida?”.   Sin perder más tiempo y sin dudar un instante,  cada uno saca lo que puede de sus bolsillos, juntan el dinero  y compran comida. … “entonces cocinamos le thiepp (plato de arroz con pescado y verduras típico de África Occidental) preparamos bocadillos fríos y calientes. Dejamos nuestro barrio y tomamos la dirección de París con diez coches y con los maleteros cargados con toda esta comida además de frutas, bebidas y leche. Ninguno de nosotros había hecho esto antes: no teníamos ni idea de lo que  sucedería. Una vez allí, en la zona de Stalingrado (distrito XIX) y parte de la Chapelle, donde acampaban los migrantes, abrimos nuestros maleteros  y montamos una cadena de distribución. La gente venía de todas partes y al principio,  no conseguíamos seguir el ritmo. Se les pidió  hacer una cola para distribuir los alimentos que habíamos traído. Esta experiencia nos marcó  a todos, fue muy emotivo», según  palabras de Malick. «Fuimos recibidos por los refugiados, primero sorprendidos pero muy, muy felices», cuenta Diaby. “Algunos incluso nos daban bendiciones…».  «Somos hijos de  inmigrantes”, dice Souleymane que creció en la precariedad, » la noción de compartir esta arraigada en nosotros.» Pero no se detuvieron allí,  deciden filmarlo y colgarlo en Youtube y Facebook; dando así a conocer sus esfuerzos para alentar a otros jóvenes de otros distritos a hacer lo mismo. Así surgió  ese nuevo concepto llamado » le Grand Défi » (el Gran Desafío).  Montar una cadena humanitaria que consiste en formar un grupo, recolectar víveres, distribuirlos a personas sin hogar mediante la organización con los miembros de su barrio.  Grabar  y nombrar otro grupo de voluntarios… ( la página de Facebook de la iniciativa, ya va por casi 3000  «me gusta»  y  40.000 vistas del video https://www.facebook.com/Le-Grand-D%C3%A9fi-1684024211915092/?fref=ts .)

refugiados-martine-1

Estaban esperando un efecto de bola de nieve, y ya parece que va funcionando, se  está extendiendo el modelo por varios barrios y otros puntos del territorio francés, incluso en Bélgica y Alemania …

Este es un ejemplo, una de las  respuestas más significativas de la ciudadanía que va más allá de medidas institucionales que tardan en llegar, salvo para desmantelar campamentos improvisados como los de Calais o Ventimiglia, desalojar y repartir o  perseguir. En el mejor de los casos  como en la Plaza Victoria en pleno centro de la capital griega donde se concentran unos 3.000 refugiados, dejándoles completamente abandonados a su suerte.

Por supuesto, que en los puntos más “calientes” donde llegan los migrantes, están actuando ONG’s tales como  ACNUR,  pero también es así con el apoyo de las poblaciones locales o de particulares. Un ejemplo de ello, es el del rico empresario italiano que decidió poner su velero de lujo al servicio de la asociación Proactiva para rescatar migrantes  a la deriva en el Mediterráneo con el proyecto Astral[i].

Son esos mismo ciudadanos que finalmente empujan a municipios a dar salidas a la situación,  como en el caso  de París cuya alcaldesa  Anne Hidalgo  ha construido un centro para refugiados (con capacidad para 400 cuando acaban de evacuar  3500 del centro de Paris ! )  en contra de la posición de su propio partido, ya que el gobierno de Hollande no es partidario de organizar grandes concentraciones.

Giuseppe Grizzanti, el alcalde de Sutera, pequeño municipio del interior de Sicilia, decidió abrirles las puertas de su pueblo a los refugiados en respuesta al naufragio trágico de Lampedusa en octubre de 2013, en el cual 266 emigrantes perecieron. Hoy, 34 refugiados originarios de Medio Oriente y de África viven en Sutera, incluido niños, totalmente acogidos por familias.

Finalmente son los ciudadanos de a pie quienes están dando muestra de lo mejor del ser humano:

  • En Lesbos, los habitantes del pueblo ya no ven el mar de la misma manera. Cuando miran al horizonte, algunos dicen que siguen pensando, aunque sea por una fracción de segundo, que llega un bote con refugiados. “Tenemos que estar listos”, “Si sucede de nuevo, todo el mundo haría lo mismo: ayudar”.
  • En Huesca (España) sus habitantes se han volcado con la campaña Descálzate por Lesbos. En algo más de una semana, a iniciativa del cuerpo de bomberoshan entregado alrededor de 000 pares de zapatos, que irán destinados a los refugiados que permanecen en Grecia
  • En el sur de Francia después del cierre de la frontera franco-italiana por parte del Gobierno,  negándoles  a priori  el derecho de asilo , los migrantes buscan pues todos los caminos posibles vía ferrocarril, montaña, autopista para seguir su periplo. Cada día mujeres, hombres, y menores mayoritariamente sudaneses y eritreos son detenidos  por la gendarmería francesa que los  devuelve a la policía italiana. Desde hace más de un año,  se va generando una catástrofe humanitaria frente a la cual la Cruz Roja italiana se encuentra desbordada.  En el cercano valle de la Roya, por el lado francés , una red de habitantes solidarios se ha constituido para responder a las necesidades más urgentes de los migrantes sea para distribuirles comida, ir patrullando en las calles  de la ciudad italiana fronteriza,  ayudándoles a  pasar la frontera en sus maleteros, incluso acogiéndoles ya en sus propias casas  a riesgo de ser multados por la municipalidad o ser castigados con pena de cárcel. [ii]  Argumentan el derecho a la desobediencia civil,  frente a la no asistencia a personas en peligro.

De hecho, según una nueva encuesta de Amnistía Internacional, la gran mayoría de los ciudadanos (80%) está más abierta a  acoger los refugiados que sus Gobiernos; en efecto les  darían la bienvenida con los brazos abiertos, y muchos, incluso, estarían dispuestos a acogerlos en sus propios hogares, en contra de la posición oficial de muchos gobiernos.

Mientras los migrantes siguen llegando por miles y se instalan en campos improvisados e insalubres en zonas fronterizas, o están llenando  las aceras de algunas capitales como París,   los vendedores de armamento siguen atentos a sus pantallas  viendo como suben sus acciones en bolsa, los gobiernos envían más tropas y material bélico en Siria o Yemen …

Pero  a pesar de todo,  algo se está despertando; algo intangible que no ocupa tanto espacio en los medios , algo bueno surgido de la profundidad de la conciencia humana que se abre paso para alumbrar esa tan anhelada nación humana universal.

 

[i] http://www.lasexta.com/programas/salvados/avances/astral-velero-lujo-convertido-barco-refugiados-salvados-vuelve-estreno-cine_2016091657dbd9080cf2f66f47e439cc.html

[ii] https://www.facebook.com/royacitoyenne/?fref=ts

 

Ilustración: ENEKO, dibujante e ilustrador hispano-venezolano residente en Madrid http://blogs.20minutos.es/eneko/

 

Categorías: Derechos Humanos, Internacional, Opiniones
Tags: , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

 

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.