Alfredo Aroche

Me cuesta trabajo escribir un perfil que me defina. Pero si tuviese que escribir algo diría que nací con un currículum por rellenar, y a día de hoy creo que ya he rellenado las páginas del aprendizaje, la amistad, el compañerismo, el amor, la paternidad. Y aunque espero que me queden páginas por rellenar, creo que la de ser humano, hasta ahora la llevo aprobada.

Presto mis brazos

POEMA           Presto mis brazos a quien necesite calor, seguridad. Presto mis brazos a quienes los necesiten para acariciar, amar. Presto mis brazos a quienes no tengan para trabajar la tierra. Presto mis brazos a Ibrahim,…

Manos

POEMA           Manos si pudierais hablar Cuantas cosas nos diríais Es tanto el conocimiento que atesoráis entre vuestros dedos, en cada cicatriz de vuestra piel.   Manos duras encallecidas de la azada, de segar el trigo,…

Nubes

POEMA           Nubes, tinta de los vientos, para escribir sus mensajes en el lienzo azul infinito Nubes que prestáis a Eolo la materia para expresar sus sentimientos Nubes a veces rápidas que mostráis su prisa, su…

Galaxias de nuestro yo

POEMA           Si pudiese cabalgar con el viento, y recorrer los infinitos mundos, esos mundos que todos creamos y cuyos límites se asientan en los conocimientos propios, navegar por los mares de lluvia donde naufragan nuestras…

Donde resida la esperanza

POEMA           Allá donde resida la esperanza Donde quiera que te escondas Aunque las nubes del odio, no nos permita verte Allá donde quiera que pases tu retiro Allá viajaré para encontrarte   Quizás tenga que…

Días grises

POEMA         Hay días grises con cielos despejados Días grises con el sol dando luz y calor Y aún así, son días grises Sin luz, sin calor, con un frío helador que congela el alma Es en…

Encierros

POEMA           No son las paredes Las causantes de nuestro encierro No son las ventanas traslúcidas Las que nos impiden ver la luz Ni las ventanas cerradas o abiertas, da igual, Las que nos impiden respirar…

Besos al aire

RELATO         María se levantaba todos los días y rápidamente lo primero que hacía era asomarse a la ventana. Si hacía viento, con la rapidez que le permitía su avanzada edad aún en camisón bajaba al jardín, y se ponía…