Por Esther Bass

El pasado fin de semana, del 7 al 9 de enero, se celebró, como todos los años, el encuentro mundial en torno a El Mensaje de Silo, de nuevo en formato virtual (dada la situación mundial que limita los desplazamientos), en Parques de Estudio y Reflexión Punta de Vacas, cuna de irradiación de una nueva espiritualidad, personal pero también social, que va confirmando su verdad de experiencia a medida que pasa el tiempo, en distintas culturas, nacionalidades, estratos sociales y generacionales.

Esta nueva espiritualidad pone la existencia humana como valor y preocupación central y afirma que lo “sagrado” está en el interior de todo ser humano, invitando junto con otros, a sus meditaciones grupales y el posterior intercambio y estudio del Libro “El Mensaje de Silo”, para ir avanzando hacia este nuevo horizonte espiritual que sin ninguna duda ya se abrió en el mundo.

Un nuevo horizonte en el que el valor de la existencia humana ocupe el lugar que le corresponde a este ser intencional que allá en la Historia, fue arrojado a este espacio-tiempo para humanizar la Tierra, transformándose a sí mismo y al mundo. Sin más “valores” que lo opriman o lo sometan.

En esta oportunidad compartimos este pequeño escrito, este aporte, desde nuestra mirada, a lo que vemos como un nuevo horizonte que pulsa suavemente en el corazón de nuestra especie humana.

Recorremos el momento histórico por el que estamos atravesando y la necesidad de un cambio profundo en nosotros mismos y en la dirección de nuestro mundo. Comprendemos que la experiencia del reconocimiento del propio“fracaso” ante toda ilusoriedad que ha guiado nuestras vidas, puede ser una experiencia muy profunda y esencial para la liberación de nuestro sufrimiento. Nuestro encadenamiento a una realidad ficticia.

“Un Nuevo Horizonte Espiritual”, es un canto a la esperanza del Despertar del ser humano y su rehabilitación futura, ya que es un ser en “proceso” que por experiencia histórica y personal va aprendiendo y con ello avanzando hacia su Destino Mayor, superando los límites ilusorios del espacio-tiempo.

Mucho camino hemos recorrido, sucediéndonos de generación en generación, contribuyendo al desarrollo de la conciencia humana. De algún lado venimos y hacia algún lado nos dirigimos…

Esta epopeya del ser humano no va a acabar aquí, ni se detendrá ante este derrumbe de civilización, que viene en una dirección errada para la ampliación de su conciencia.

Fue la propia ignorancia la que nos alejó de nosotros mismos y de la fuente de lo profundo que a veces irrumpe en un sueño inspirador o como experiencias internas de reconocimiento, arrebato o éxtasis, ante una revelación de lo profundo de la conciencia que busca abrirse paso para humanizar la Tierra.

Y es que este ser “sagrado” lleva adentro de sí el fuego que Prometeo, un Titán, le entregó para caminar en su evolución, alumbrando su paso cósmico y liberando al dios interno que habita en su interior. Somos polvo de estrellas, con nuestra propia luz, creadores de mundos.

En estos Tiempos turbulentos, en los que navegamos a la deriva, se hace más necesario que nunca explorar la espiritualidad en uno mismo y desarrollarla para inspirarnos y elevarnos ante tanta violencia desatada que se ceba con el ser humano en este planeta.

Son Tiempos de búsqueda interna, de reencuentro con nosotros mismos, de lanzar a lo profundo de nuestra conciencia las preguntas sobre el sentido verdadero de la vida, comenzando por explorar:¿Quién soy? Y ¿Hacia dónde voy?

Tiempos de romper con la autocensura y la censura que impone la racionalidad que no alcanza a explicar los registros trascendentes de la vida.

Que en este nuevo año que comienza se desate la fuerza interna, el león con alas, que nos haga saltar por encima de este cerrazón de futuro y que se despierta al acumular acciones válidas, las acciones que construyen para el desarrollo de la vida, aprendiendo a tratar a los demás como queremos ser tratados.

Sin más traiciones a uno mismo, sin más postergación a vivir del modo que profundamente anhelamos, todos los seres humanos de esta Tierra.

En un mundo liberado de todo dolor y sufrimiento fruto de caminar contra la dirección de la vida y su plan para este ser en este planeta.

Para todos, mucha paz, mucha fuerza, muy alegría y mucha inspiración hacia la recomposición del tejido social y humano destruido por los intereses de muy pocos…

 

Puedes descargarlo en:
www.parquetoledo.org

video:
https://youtu.be/46PYdAYnS4c

Web Oficial “El Mensaje de Silo”:
www.silo.net