Cerca de 100 personas asistieron a la concentración en Fort Bliss para exigir el fin a la detención de niños

Defensores de los derechos de los inmigrantes en Texas están exigiendo a la administración de Biden-Harris que de inmediato se pare con la detención de niños inmigrantes en Ft. Bliss “centro de acogida de emergencia” así como la eliminación de todos los “centros de acogida de emergencia” y “sitios de afluencia”. Exigen una renovación de los esfuerzos de reunificación, y el fin de las políticas como el Titulo 42 que contribuye a la separación de niños de sus familias, y cuando la reunificación no se pueda lograr de manera rápida la ubicación de niños en instalaciones autorizadas a pequeña escala (25 niños o menos) que estén limpias, sean seguras, y no estén abarrotadas.

En una concentración y conferencia de prensa hoy en las afueras de Fort Bliss, los defensores continuaron con los esfuerzos para cambiar las condiciones inhumanas que alrededor de 2,500 niños están viviendo. Personal en Fort Bliss reporto condiciones insalubres, incluyendo acceso limitado a duchas y alimentos pobres como el pollo crudo. Adicionalmente, los niños dicen no poder salir de sus camas en todo el día y no pueden dormir gracias al frio de la noche. Existen reportes de depresión generalizada entre los niños y niveles altos de estrés y desesperación con algunos niños e incluso reportes de pensamientos suicidas.

Ambos Fort Bliss y la administración se encuentran en el lado equivocado de la historia. La administración del presidente Biden ha guardado silencio sobre las condiciones que los niños inmigrantes se ven obligados a soportar en los centros de acogida de emergencia y de afluencia. Los centros de acogida de emergencia y sitios de afluencia, a diferencia de las instalaciones autorizadas gestionadas por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) son objeto de algunas regulaciones y requisitos de supervisión, lo que los hace especialmente propensos a los abusos. Aunque normas más estrictas no garantizan una atención adecuada, la falta de normas en los lugares de afluencia y admisión están provocando que se den terribles consecuencias. Los defensores planean mantener las concentraciones y protestas en Fort Bliss hasta que todos los niños que han sido detenidos sean liberados y se termine con esta práctica atroz.

Alrededor de 100 personas asistieron a la concentración, a cargo de los grupos: Border Network for Human Rights (Red Fronteriza de Derechos Humanos), Detained Migrant Solidarity Committee (Comité de Solidaridad con los Migrantes Detenidos), Advocate Visitors with Immigrants in Detention (Visitantes defensores de los inmigrantes detenidos), Coalition to End Child Detention-El Paso (Coalición para acabar con la detención de menores-El Paso), Tsuru for Solidarity (Tsuru por la Solidaridad), Detention Watch Network (Red de Vigilancia de la Detención), United We Dream (Unidos soñamos), Haitian Bridge Alliance (Alianza del Puente Haitiano), Immigrant Legal Resource Center (Centro de Recursos Legales para Inmigrantes), RITA-Reform Immigration for Texas Alliance (RITA-Reforma de la Inmigración para la Alianza de Texas), Mano Amiga entre otros.

Mira el Livestream

https://www.facebook.com/watch/?v=584357869411854

Aquí se encuentran algunas citas tomadas de la conferencia de prensa:

Jennifer Apodaca, organizadora con Detained Migrant Solidarity Committee (Comité de Solidaridad con los Migrantes Detenidos), dijo: “La realidad es que la detención es cruel e inhumana, para cualquier periodo de tiempo que pasen en estos sitios. La administración de Biden prometió acabar con la detención de niños y reunir a las familias— el presidente ha fallado estrepitosamente. El abuso que a menudo he visto en ICE, centros de procesamiento para adultos es el mismo o peor que en Ft. Bliss, lo impactante es que solo les tomo unas semanas a Ft. Bliss para experimentar estos abusos. Con una amplia evidencia documentada e informes de los denunciantes, Ft. Bliss es un símbolo de todo lo que está mal con las detenciones, que debe parar ya!”

Chizu Omori, de 91 años de edad, japonesa americana sobreviviente de los campos de concentración de los Estados Unidos y miembro de Tsuru por la Solidaridad: “Yo estuve tres años y medio de mi niñez en un campo de concentración en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial y conozco como la violencia del encarcelamiento y la separación de las familias provocan un trauma duradero, dolor y destrucción de las comunidades. No permaneceremos callados como el gobierno de los Estados Unidos que repite esta vergonzosa historia usando Fort Bliss –un antiguo campo de la Segunda Guerra Mundial para japoneses-americanos – para causar daño a las comunidades inmigrantes. Ya es suficiente. Estos sitios deben ser eliminados, no renombrados o reciclados.”

Fernando García, Director Ejecutivo de Border Network for Human Rights (Red Fronteriza de Derechos Humanos), dijo: “Los niños sin acompañamiento que están cautivos en condiciones insalubres e inseguras en Fort Bliss deben ser liberados de inmediato y estas instalaciones deben se cerradas para prevenir que estas injusticias vuelvan a suceder. No existe ninguna justificación para encarcelar a niños. Los niños vulnerables necesitan a sus familias y deben reunirse con las personas que los aman y cuidan de ellos. Debemos seguir con la desmilitarización de nuestras fronteras y demandar por una reforma a la inmigración inclusiva que invierta en Centros de Acogida y que reconozca que la frontera entre Estados Unidos y México es la nueva isla de Ellis y un reflejo de nuestras esperanzas y aspiraciones para el futuro del país»

Cynthia Garcia, Directora Nacional de Campañas para la Protección Comunitaria de United We Dream (Unidos soñamos), dijo: “Fort Bliss simboliza la vergonzosa historia de nuestra nación con la detención y separación de familias – volviendo al encierro de japoneses americanos. Durante las últimas semanas ha habido impactantes informes de las condiciones en que viven los niños detenidos en Fort Bliss. Cuando Trump anunció sus planes de detener a niños en Fort Sill en Oklahoma, otra base armada con una historia similar a Fort Bliss, fui parte de cientos de jóvenes inmigrantes, organizadores, y aliados que tomaron acción en Julio de 2019 para que esto se eliminara. La triste realidad es que la crueldad no paro con Trump. Además de los niños y jóvenes detenidos en Fort Bliss, las fuerzas de detención y deportación siguen creciendo bajo la presidencia de Biden – con un número de personas detenidas en ICE que se ha duplicado en cuatro meses desde que el presidente Biden se posiciono. La administración de Biden tiene la responsabilidad de cumplir su promesa de crear un sistema humanitario y de acogida para todos los inmigrantes, es por eso que estamos demandando el cierre de Fort Bliss y todos los demás llamados Sitios de Admisión de Emergencia inmediatamente».

Liz Castillo, Organizadora con Detention Watch Network (Red de Vigilancia de la Detención), dijo: “Cuando los niños son retenidos en masa, restrictivos, entornos sin acceso a una atención individualizada y orientada al trauma, es detención, no refugio. Ya sean niños o adultos, nadie está a salvo en detención. Con abuso generalizado y negligencia documentada, Ft. Bliss es emblemática en todo lo que está mal con la detención de niños. Nos hacemos eco de las demandas locales para que de inmediato se deje de retener niños en Ft. Bliss y también pedir a la administración eliminar progresivamente todas las instalaciones de «admisión de emergencia» y «afluencia» existentes. Este momento es un llamado a la acción, instándonos a abandonar los enfoques peligrosos y fracasados para dar prioridad a la reunificación y a las demandas sistémicas arraigadas en los principios del bienestar infantil».

Guerline Jozef, Director Ejecutivo de Haitian Bridge Alliance (Alianza del Puente Haitiano), dijo: “La continua detención de niños en Ft. Bliss y tantos campos alrededor de Estados Unidos es la prueba que debemos desmantelar todas las estructuras que provocan un trauma y dolor a los niños que buscan refugio. Mientras escuchaba las historias de los sobrevivientes a los campos de la Segunda Guerra Mundial para japoneses americanos, es indignante ver cómo estos sitios siguen existiendo. Nos solidarizamos con las demandas locales para que se deje de retener inmediatamente a los niños en Ft. Bliss, se les acoja con dignidad y se les reúna inmediatamente con sus familias y patrocinadores.»


Traducido del inglés por Camila Rosero