«Lo que está ocurriendo en la India es una tragedia de enormes dimensiones que va a tener repercusiones muy graves también en Europa: la comunidad internacional tiene que tomar medidas inmediatas para liberar de las patentes las vacunas y los medicamentos anticovid, a fin de producir cantidades suficientes para frenar la propagación incontrolada del virus y sus variantes. Por eso esperamos de Draghi una respuesta positiva al llamamiento enviado hace 10 días para un apoyo firme e inequívoco a la propuesta de India y Sudáfrica de una moratoria temporal de las patentes de vacunas y medicamentos anti COVID-19: Italia debe hacer valer su influencia incluso frente a la Comisión Europea». Esta es la alarma lanzada por el Comité Italiano por el Derecho a la Cura de la Campaña Europea Right2Cure #NoprofitOnPandemic, con el fuerte apoyo de más de 100 asociaciones, entre las que se encuentran los principales sindicatos, muchas asociaciones nacionales y diversas fuerzas políticas.

La oportunidad ineludible está representada por las inminentes reuniones del Consejo de los ADPIC, el 30 de abril (que sigue a la reunión informal del pasado 22 de abril), y del Consejo General de la OMC, el 5 y 6 de mayo: la propuesta de India y Sudáfrica ha sido firmada por un centenar de naciones, organizaciones internacionales como la OMS, ONUSIDA, UNITAID y la «Comisión Africana de Derechos Humanos». Idéntico es el objetivo de la carta abierta enviada por 243 ONG a la directora de la OMC, Ngozi Okonjo, mientras que 170 personalidades, entre ellas varios premios Nobel, han dirigido el mismo llamamiento al presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Pero hasta ahora el bloqueo de Estados Unidos-UE-Reino Unido-Japón-Brasil-Canadá-Suiza-Australia y Singapur ha impedido que se apruebe la moratoria.

«Necesitamos un cambio radical en la gestión planetaria de las vacunas: las 200.000 muertes en la India son una paradoja espeluznante y deben influir en las decisiones de los gobiernos», dijo Vittorio Agnoletto, portavoz de la campaña. «Por un lado, India es históricamente uno de los mayores productores y exportadores de vacunas del mundo, pero no puede utilizarlas libremente; por otro lado, la tragedia actual puede provocar una mayor escasez de vacunas, con consecuencias catastróficas en otras regiones del planeta».

Gabinete de prensa – Carmìna Conte – tel. 393 1377616

https://noprofitonpandemic.eu/es/

Derecho a la Cura, que nadie se lucre con la pandemia.


Traducido del italiano por Estefany Zaldumbide