Por: María Alejandra Cárdenas

Llega de nuevo un 8 de marzo, el día Internacional por los derechos de las mujeres, las calles en diferentes lugares del mundo verán a miles alzando la voz para ser escuchadas y continuar trabajando por la justicia, la igualdad y la no violencia.

Colombia es un país de conflictos, donde la violencia contra las mujeres y sus derechos es constante y, sin importar edad, las mujeres de este país son víctimas de amenazas, secuestros, abusos sexuales, desapariciones y torturas.

En lo corrido del año 2021, según el observatorio de feminicidios, en el mes de enero, 55 mujeres fueron asesinadas, 13 más que en el mismo mes del 2020.

Derechos de las Mujeres violentados

Imagen: María Alejandra Cárdenas – Pressenza

El año anterior, el país cerró con un registro de 630 feminicidios, siendo septiembre el mes donde más se registraron feminicidios (85) y la región donde más se presentaron fue en el departamento de Antioquia (113).

“159 mujeres eran madres, 36 mujeres migrantes venezolanas, 55 mujeres menores de 18 años, (30 niñas menores de 14 años)”, algunas de ellas fueron asesinadas por hombres que eran sus parejas sentimentales o por miembros de su propia familia. Y, finalmente, 256 mujeres en el año 2020 sobrevivieron al fenemenicidio en grado de tentativa. Fuente: (Boletín mensual de feminicidios de observatorio feminicidios Colombia).

Colombia: Derechos de las Mujeres violentados

Obra: Mujer portadora de luz – Carlos Alcázares

El pasado 5 de marzo, se cumplió un año de la muerte de Ana María Castro, una joven de 21 años que estudió para ser auxiliar de enfermería y fue asesinada en la capital del país, luego de salir de un bar en el norte de Bogotá. Solo hasta entonces, las investigaciones han dado a conocer varias versiones de lo que pasó ese día.

Ver: Quién es quién en la investigación por feminicidio de Ana María Castro

Ver: Implicado en muerte de Ana María Castro se entregó a la Fiscalía

Como el caso de Ana María Castro, existen muchos casos aún sin resolver, se desconocen los culpables y, en algunos casos, se sabe quién es el culpable, pero no hay justicia por la vida de aquella mujer, hija, madre, amiga, abuela, o niña.