La cuestión de la Alianza

10.05.2020 - GERMAN-FOREIGN-POLICY.com

Este artículo también está disponible en: Alemán

La cuestión de la Alianza
(Imagen de Jakob Reimann, Flickr | CC BY-SA 4.0.)

Los círculos transatlánticos de la República Federal exigen la participación alemana en las crecientes agresiones de los Estados Unidos contra China.

Los Estados Unidos y los círculos transatlánticos de Alemania están aumentando la presión sobre Berlín para que participe en una “desconexión» de Occidente de China. «La pregunta de una alianza» está «lista para una decisión», explica Mathias Döpfner, presidente de Axel Springer SE; la República Federal debe poner fin a la «aberración» de la cooperación económica con la República Popular y finalmente posicionarse formalmente contra Beijing. El trasfondo son los cambios de poder global que se están haciendo evidentes en la crisis del coronavirus: Si bien es evidente que China ha dejado atrás el abismo y ya se dirige de nuevo hacia el crecimiento económico, todavía no se vislumbra una mejora de la situación en los Estados Unidos y Europa. Los observadores especulan que la «influencia y el significado» de las potencias occidentales probablemente «seguirá disminuyendo». Mientras que en Washington se está considerando la posibilidad de retirar la soberanía estatal de la República Popular para permitir las reclamaciones de indemnización, fuertes fuerzas de la economía alemana están buscando una salida a la crisis en los negocios con China.

«Un nuevo duelo de sistemas”

El cambio de poder global, que ahora se hace evidente en la crisis del coronavirus (german-foreign-policy.com informó [1]), se está convirtiendo cada vez más en un tema de discusión en el público alemán. Bajo el título «Antes del cambio de guardia…» un importante diario ya declaró a mediados de la semana pasada que «la mayoría» de los observadores suponían que «la influencia y la importancia de los Estados Unidos (y Europa) seguiría disminuyendo». Al mismo tiempo, muchos creían que China «continuaría su ascenso a la cima de la política mundial y la economía global sin ser molestada» [2]. El fin de semana, uno de los mayores portales de noticias alemanes, bajo el título «El cambio de guardia», juzgó que en la crisis del coronavirus «los Estados Unidos siguen perdiendo el liderazgo»: «La pandemia podría marcar el comienzo de la era china». [3] Durante un tiempo parecía que «el brote del coronavirus haría retroceder años a China», pero ahora es «el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien tiene que explicar al mundo casi día a día… por qué su país no puede tener la enfermedad bajo control». El portal hace la pregunta: «¿Está el mundo… enfrentando un nuevo duelo sistémico, una nueva guerra fría?»

La información de la inteligencia de los Estados Unidos

De hecho, los Estados Unidos están reaccionando a la inminente pérdida de poder intensificando sus ataques contra Beijing. El jueves pasado el presidente de los Estados Unidos Donald Trump afirmó que había indicios de que el virus Covid 19 se originó en un laboratorio de Wuhan. Los científicos han rechazado firmemente esta especulación durante semanas, pero se informa que las agencias de inteligencia de los Estados Unidos están ahora ocupadas en encontrar supuestas pruebas para aumentar aún más la presión sobre Beijing. Trump ha dicho que no descarta nuevas medidas contra la República Popular, como nuevos aranceles punitivos. Ya se había informado anteriormente que Washington estaba considerando, entre otras cosas, cancelar las deudas que tiene con China, aunque esto fue oficialmente negado. También se ha dicho que la administración Trump podría, en un acto de autoafirmación sin precedentes, privar a la República Popular de la inmunidad estatal; esto se considera una condición previa importante para las reclamaciones por daños y perjuicios contra Beijing a causa de la pandemia de Covid 19, que se vienen reclamando desde hace tiempo en los Estados Unidos y en otros estados occidentales. [4] Ayer, el Secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo repitió la afirmación de que hay «amplia evidencia» del supuesto origen del virus de un laboratorio en Wuhan. [5] Es cierto que las mentiras de los políticos del gobierno de Estados Unidos sobre información de inteligencia ficticia han sido notorias durante muchos años. En este caso es particularmente notable que hasta ahora los servicios de los Estados Unidos incluso han contradicho oficialmente las afirmaciones de la administración sobre el origen del virus.

La economía alemana dividida

La presión sobre Berlín y la Unión Europea para que se unan a Washington en la participación agresiva en los ataques contra Beijing está aumentando. La prensa de orientación transatlántica de Springer exigió recientemente a China una «compensación» por los daños causados por la pandemia en Occidente [6]. La semana pasada, por ejemplo, el comisario de asuntos exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, advirtió que según los cálculos del Instituto Peterson de Economía Internacional de Washington, la producción económica de los Estados Unidos se derrumbará este año en un 8 por ciento, la de la Unión Europea hasta en un 12 por ciento, mientras que la economía china crecerá en un 1,5 por ciento [7]. La dramática crisis y la amenaza de una pérdida de posición global están sumiendo a la industria alemana en un dilema. Aunque los Estados Unidos son, con mucho, su mayor lugar de inversión y su mercado de ventas más importante, las posibilidades de escapar de la crisis no están surgiendo allí actualmente, sino sólo en China, cuya economía ya está empezando a recuperarse (german-foreign-policy.com informó [8]). La industria alemana está profundamente dividida: El año pasado, en una encuesta realizada a altos ejecutivos de empresas alemanas, sólo la mitad de ellos ya había respondido que, en caso de que ocurriera lo peor, cuando hubiera que tomar una decisión entre ambos, preferirían la cooperación con los Estados Unidos a la de China. Alrededor de un tercio, por otra parte, dijo que se posicionaría del lado de la República Popular [9] El país es ahora el socio comercial más importante y el tercer lugar de inversión más grande para los negocios alemanes – y la tendencia continúa creciendo rápidamente.

«La caída económica»

En esta situación, los transatlánticos utilizan dos palancas diferentes. Uno es aprovechar el interés de Berlín y Bruselas de convertirse en una potencia mundial independiente, que por supuesto debe tener una fuerte industria independiente. «No hay duda de que China está tratando de usar la crisis de Covid para su ventaja geopolítica», escribió el ex secretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen la semana pasada en un artículo en un importante diario alemán [10]. Al hacerlo, Pekín se está centrando claramente en la economía. La estrategia de China se basa «en una ventaja decisiva»: «Mucho antes que Occidente», el país «habrá superado el pico de esta pandemia y podrá actuar de nuevo». Podrá «lanzar productos a nuestros mercados» «para debilitar aún más nuestras empresas condenadas a la inactividad», o hacer «inversiones estratégicas», es decir, tomar el control de empresas estratégicamente importantes de la Unión Europea en crisis «a un precio de ganga». Esto debe evitarse en la actualidad: Es «esencial que Europa cambie ahora de rumbo – para evitar que Occidente caiga en la trampa económica de una dictadura comunista».

«Un camino equivocado»

La otra palanca consiste en la exigencia de lealtad transatlántica a la alianza, que -como es habitual desde la primera Guerra Fría- es exagerada por supuestos valores («libertad», «democracia»). Con este espíritu, el presidente de Axel Springer SE, Mathias Döpfner, tomó la palabra ayer, domingo. «Una vez que se ha encontrado un tratamiento contra el virus, el cierre y la relajación de los debates se han desvanecido y la recesión muestra su fea rostro, nada menos que el orden mundial necesita ser aclarado», afirma Döpfner. «Más concretamente», dice, «la cuestión de las alianzas»: «¿Dónde está Europa? ¿Del lado de América o del de China?» Un «así como también» ya no es posible; «la cuestión de la alianza» está «lista para la decisión». Ahora los Estados Unidos habían «decidido claramente a favor de una política de desacoplamiento», es decir, «desacoplar y aumentar la independencia de China». “Europa» tenía que seguir el ejemplo. Döpfner admite que esto será «caro»; después de todo, sólo la economía alemana tiene «un volumen de comercio anual de alrededor de 200 mil millones de euros con China». Pero el «desacoplamiento de los Estados Unidos» nos «golpearía mucho más fuerte en términos económicos y de seguridad». La crisis del coronavirus, con sus fallas económicas, ofrece ahora «una oportunidad única para corregir un mal camino».

Por favor, también vea nuestra columna de video: Guerra contra China.


[1] Ver Los nuevos poderes de la salud mundial y La pandemia y los poderes.

[2] Klaus-Dieter Frankenberger: ¿Antes del cambio de guardia? Frankfurter Allgemeine Zeitung 29.04.2020.

[3] Matthias Gebauer, Ralf Neukirch, René Pfister, Bernhard Zand: El cambio de guardia. spiegel.de 03.05.2020.

[4] Jeff Mason, Matt Spetalnick, Humeyra Pamuk: Trump amenaza con nuevos aranceles a China como represalia por el coronavirus. uk.reuters.com 30.04.2020.

[5] Pompeo afirma que ‘enormes pruebas’ vinculan el virus a un laboratorio de Wuhan, una afirmación que aún no ha sido respaldada por la inteligencia estadounidense. nytimes.com 05/03/2010.

[6] Ver también La Batalla de la Narrativa.

[7] Josep Borrell: El mundo post- coronavirus ya está aquí. ecfr.eu 04-30-2020.

[8] Ver también «Las crisis desplazan las fuerzas».

[9] Capital – F.A.Z. Panel de Eite. conferencia de prensa. Berlín, 21 de noviembre de 2019, p. p. Antes del calvario.

[10] Anders Fogh Rasmussen: Europa debe repeler el ataque de China. sueddeutsche.de 29.04.2020.

[11] Mathias Döpfner: Tenemos que decidir. welt.de 03.05.2020.


Traducción del alemán por Sofía Guevara

Categorías: Asuntos internacionales, Internacional, Política
Tags: , , , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Día de la Noviolencia

Día de la Noviolencia

Formación Pressenza

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.