Este sábado 11 de abril de 2020 se cumplirá un año desde que Julian Assange, fundador de WikiLeaks, fue literalmente secuestrado en la embajada ecuatoriana en Londres por la policía británica y sentenciado a 50 semanas de prisión. A pesar de que no se presentaron cargos contra él al final de esta pena, Julian Assange sigue detenido en Belmarsh.
El 25 de marzo, ignorando la actual crisis sanitaria, la jueza británica Vanessa Baraitser denegó a Julian Assange la libertad bajo fianza solicitada por sus abogados debido a una enfermedad pulmonar crónica que lo exponía con mayor fuerza al riesgo de contraer el Covid-19, evidentemente multiplicado en un ambiente carcelario superpoblado.

Según un informe del 7 de abril de la administración penitenciaria, publicado por la BBC, un primer preso falleció de infección por coronavirus en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, mientras que otros presos infectados fueron identificados allí.

Y aunque anteriormente, cuando se trataba de contactarlo, el equipo jurídico de Julian Assange se enfrentó a múltiples obstrucciones; preparar válidamente su defensa con respecto a la solicitud de extradición a los Estados Unidos se convirtió en una misión casi imposible desde que el 20 de marzo, el gobierno británico impuso nuevas restricciones a los prisioneros.

Sin embargo, esto no impidió que el 7 de abril, la misma jueza Vanessa Baraitser se negara categóricamente a posponer las próximas audiencias de extradición inicialmente previstas para mayo –el escenario más terrible parece surgir ante los ojos del Comité de Free Assange Belgium y de otros partidarios: una defensa sin los medios necesarios para prepararse mejor para estas audiencias y un juicio rápido sin familia, sin testigos, sin prensa… (1)

Lo que inicialmente fue un escándalo político contra Julian Assange, ahora va acompañado de un doble escándalo sanitario y judicial.

El confinamiento general obliga al Comité Free Assange Belgium a continuar con sus reuniones de apoyo en modo virtual, los lunes a través de la página de Facebook «La Manif chez soi»

(https://www.facebook.com/ManifChezSoihttps://www.facebook.com/events/2754176397964465 ).

Esperamos que, por su parte, como lo hace de manera recurrente con las advertencias de los presos chinos, la prensa occidental finalmente dé toda la importancia que debería tener la situación de extrema urgencia en la que se encuentra injustamente en riesgo la vida del periodista Julian Assange.

(1) https://www.computerweekly.com/news/252481299/Judge-refuses-to-delay-Assanges-extradition-hearing-over-coronavirus-pandemic

Comité Free Assange Belgium


Traducción del francés por Maria Paula Alvarez