Respira: Una Mascarilla No Te Protegerá de las Cuentas Médicas

29.03.2020 - EE.UU., Estados Unidos - Jhon Sánchez

Este artículo también está disponible en: Inglés

Respira: Una Mascarilla No Te Protegerá de las Cuentas Médicas

¿Por qué alguien tendría miedo de estar en cuarentena?, pensé, mientras leía la siguiente pregunta en Quora.

(Creo que tengo COVID-19 pero no quiero entrar en tratamiento por miedo a la cuarentena. ¿Cómo podría auto tratarme y a la vez no infectar a otras personas?)

Sí hay razones para tener miedo. En primer lugar, los recibos o facturas médicas. Los veintisiete millones de estadounidenses sin seguro causan incertidumbre sobre la capacidad del gobierno para controlar la pandemia del Coronavirus en el país entero.

Dejando de lado a las personas no aseguradas, consideremos a la gente pudiente que pagó seguros privados. Según el profesor Nicholas Bagley, en un artículo de Julie Appleby en KHN, estas personas deberán pagar el precio completo de las pruebas y el tratamiento si no han alcanzado el deducible anual.

Julie Appleby escribió: <<incluso después de que un deducible haya sido cubierto, muchos planes también requieren de algún tipo de copago – ya sea de 10, 25 dólares o más – cuando se va a un médico o a una prueba de laboratorio. Por otro lado, el costo compartido para las visitas a la sala de emergencia es mucho más alto>>.

Otro tema son las bajas por enfermedad. ¿Cómo se verían afectadas los ingresos familiares por al menos catorce días de cuarentena? Esto puede tener un efecto dominó. Una persona que no pueda trabajar durante medio mes, no podrá pagar el alquiler, comprar la comida o pagar el copago de la receta médica.

Eric Levitz escribe para El Intelligencer:

Más de 33 millones de estadounidenses no tienen acceso a la licencia pagada por enfermedadad. Cerca de la mitad de los trabajadores de servicios (cocineros de línea y aquellas personas que trabajan en el cuidado de adultos mayores) no pueden tomarse un día libre sin perder su pago. Mientras tanto, gracias a los débiles sindicatos de nuestra nación y a las políticas de empleo a voluntad, muchos trabajadores que oficialmente tienen licencia paga temen las repercusiones por usarla.

Todos esos factores pueden justificar el miedo.

Aun así, nos quedamos con las personas no afiliadas al seguro que tuvieron que soportar una gran pérdida de ingresos. ¿Sería posible que alguien sin seguro médico se olvidara de sus cuentas médicas y se hiciera un examen? ¿Qué probabilidades hay de que una persona indocumentada lo haga? Es posible que no busquen ningún tratamiento médico. Esto se debe a que algunos inmigrantes pueden tener miedo de perder la posibilidad de ajustar su estatus si piden un beneficio público. Este es el resultado de las drásticas políticas de Trump sobre la regla de la carga pública. En Nueva York, las personas indocumentadas pueden ir a hospitales públicos y obtener Medicaid de emergencia, incluso posiblemente sin ningún problema de inmigración. Aún así las personas tienen miedo y puede que no se arriesguen.

¿Cuál sería la respuesta de la administración de Trump a los millones de personas sin seguro? Durante una conferencia de prensa el miércoles pasado, Mike Pence, el designado para combatir la pandemia del Coronavirus, ignoró la pregunta hecha por uno de los reporteros.

Este es un reporte de intercambio durante la conferencia de prensa tomado de Democracy Now.

El vicepresidente Pence salió de la sala e ignoró al menos a 27 millones de estadounidenses.

El gobernador Andrew Cuomo asumió el liderazgo al anunciar el miércoles pasado que los neoyorquinos no tienen que pagar ningún copago o pago extra por ningún tratamiento relacionado con el Coronavirus y prometió enmendar la ley para incluir la licencia por enfermedad remunerada, diciendo: <<Su empleador debe pagarles por el período de cuarentena, y su trabajo debe ser protegido>>.

Pero esto es sólo Nueva York, donde incluso los indocumentados pueden ir a hospitales públicos. En otros estados, la situación es diferente para cada persona sin seguro, documentada e indocumentada. <<Ahora, ¿qué pasa si estás en [uno de] los 14 estados que decidieron no permitir la expansión del Medicaid? Bueno, pues estás en problemas, porque sus niveles de Medicaid son muy bajos>>, dijo Elisabeth Benjamin, vicepresidenta de iniciativas de salud de la Sociedad de Servicios Comunitarios de Nueva York y cofundadora de la campaña Health Care for All New York.

Aunque nos va bien en Nueva York, ¿qué pasaría durante la próxima emergencia? No queremos estar desprevenidos. Elisabeth Benjamin dijo, refiriéndose a las reglas de Cuomo para combatir el Coronavirus; <<necesitamos estas cosas en su lugar para la próxima epidemia y la siguiente después de esa. Necesitamos un sistema de salud que permita a todas las personas que tienen síntomas recibir la atención medica que necesitan, y obtener la información que requieren para detener la propagación del virus>>.

De hecho, el Coronavirus es sólo uno de los ejemplos para entender que necesitamos que Medicare esté a la disposición de todos. La Dra. Steffie Woolhandler, médica de atención primaria y co-fundadora de Physicians for a National Health Program dijo: <<Tal vez, si la gente aprende sobre el coronavirus, entenderá que tenemos que cuidar juntos de la salud de los estadounidenses, no podemos hacerlo de una sola vez y de uno en uno. Tal vez eso ayude a impulsar la política de que Medicare esté abierto para todos>>.

Aun sin Medicare para todos, algunas personas pueden refugiarse en sus casas, envolverse en fundas de plástico y rezar para que el repartidor de Amazon tenga un seguro y se le hagan las pruebas adecuadas. Tras todo lo que está pasando, ¡salir de casa no es una opción!

Con nuestros trabajadores de bajos ingresos sin seguro médico, no sólo en el servicio de alimentos, sino en otras industrias, el Coronavirus podría ser una pesadilla aquí en los EE.UU. La política del sistema de negarnos la cobertura médica va a perjudicarlos ahora y con razón. pic.twitter.com/VI4bUV5wuF\

— William Franklin (@WillCFranklin) February 27, 2020


El Sr. Sánchez, nacido en Colombia, llegó a la ciudad de Nueva York en busca de asilo político, donde ahora es abogado. Sus historias cortas están disponibles en el Midway Journal, The Meadow, Newfound, Fiction on the Web, entre otros. En febrero, Teleport publicó su cuento corto <<Handy>>. The DeDramafi, fue publicado en The Write Launch, y Storylandia lo reimprimirá en su treintaiseisava edición. Fue premiado con el Horned Dorset Colony en 2018 y el Programa de Residencia Artística Byrdcliffe en 2019. En 2021, New Lit Salon Press publicará su colección Enjoy Pleasurable Death y Other Stories that Will Kill You. Para actualizaciones, por favor visite la página de Facebook @WriterJhon. 


Traducción del inglés por Silene Fuentes

Categorías: Norteamérica, Opiniones, Salud
Tags: , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.