Nuestro mundo que se desvanece: Aves

05.01.2020 - Robert Burrowes

Este artículo también está disponible en: Inglés

Nuestro mundo que se desvanece: Aves
Frontispicio de un volumen de artículos, The Passenger Pigeon, 1907 (Mershon, editor). Al pie de la foto dice: "Paloma Migratoria (Columba Migratoria) Ave en la parte superior, macho; Ave de la parte inferior, hembra. Fecha de impresión, 1907

A principios del siglo XIX, se estimaba que el número total de palomas migratorias en los Estados Unidos era de unos tres mil millones. El ave era inmensamente abundante, como lo ilustra este pasaje escrito por el famoso ornitólogo, naturalista y pintor John James Audubon:

«Desmonté, me senté en una colina y comencé a marcar con mi lápiz, haciendo un punto por cada bandada que pasaba. En poco tiempo, al encontrar impracticable la tarea que había emprendido, mientras los pájaros se precipitaban en multitudes innumerables, me levanté, y contando los puntos que luego dejé, encontré que 163 se habían hecho en veintiún minutos. Seguí viajando, y encontré más cuanto más lejos avanzaba. El aire estaba literalmente lleno de palomas; la luz del mediodía se oscurecía como por un eclipse, el estiércol caía en manchas, no muy distintas de los copos de nieve que se derretían; y el continuo zumbido de las alas adormecían mis sentidos para que estos descansaran… Antes de la puesta del sol llegué a Louisville, a una distancia de Hardensburgh de cincuenta y cinco millas. Las palomas seguían pasando en número ininterrumpido, y continuaron haciéndolo durante tres días seguidos». Ver «Paloma migratoria».

Tan numerosa era esta ave que, en el siglo XIX, la paloma migratoria era una de las aves más abundantes de la Tierra.

En 1914 se extinguió.

Mientras que los nuevos asentamientos seguían reduciendo el hábitat del ave, más importante aún es que fue literalmente cazada desde el cielo. Se le cazó por su carne.

Así que tengo dos preguntas para usted. ¿Cuándo fue la última vez que vio una bandada de aves tan grande que «la luz del mediodía se oscureció como por un eclipse»? ¿Y cuándo fue la última vez que vio una bandada de sólo 20 aves?

Es algo que da que pensar, ¿no es así?

El origen de las aves

Las aves evolucionaron a partir de pequeños dinosaurios carnívoros del Jurásico Superior y en los 65 millones de años desde la extinción del resto de los dinosaurios, este linaje ancestral se diversificó en los principales grupos de aves que viven hoy en día. Ver «El origen de las aves».

Debido a que no existieron durante los primeros cinco eventos de extinción masiva en la Tierra, las aves se han librado de las extinciones generalizadas sufridas por aquellas especies que sí existieron en épocas anteriores.

Extinciones de aves en la prehistoria y la historia

Sin embargo, el registro fósil nos habla de la existencia de aves prehistóricas que se extinguieron antes del Cuaternario Tardío (es decir, entre el último medio y el millón de años) y que, por tanto, se produjeron en ausencia de una interferencia humana significativa -véase «Lista de géneros de aves fósiles»-, mientras que diversas fuentes nos hablan de especies de aves tanto prehistóricas como históricas, incluyendo las aves de la mega fauna no voladoras, que se extinguieron entre el 40.000 a.C. y el 1.500 d.C. y «coincidió con la expansión del Homo sapiens más allá de África y Eurasia, y en la mayoría de los casos, los factores antropogénicos desempeñaron un papel crucial en su extinción, ya sea por la caza, los depredadores introducidos o la alteración del hábitat». Véase la «Lista de especies de aves prehistóricas de finales del Cuaternario».

Por supuesto, existe una gama aún más amplia de pruebas de extinciones de aves desde 1500. Véase «Lista de especies de aves recientemente extintas». Quizás lo más notable, dado el simbolismo que ha adquirido desde entonces, es que el dodo, un ave no voladora de la isla de Mauricio, fue llevada a la extinción en 1681, pero no antes de que fuera cuidadosamente dibujada. Ver «Dodo».

¿Cuántas especies de aves hay en la Tierra ahora?

Mientras que una estimación reciente – ver «Las leyes de escalamiento predicen la diversidad microbiana global» – indica que la Tierra podría ser el hogar de un billón de especies (la gran mayoría de las cuales son microorganismos como bacterias, arcaea y hongos microscópicos), de las cuales sólo se estiman que unas 8.7 millones de especies entran en las categorías habituales y más simples de plantas, aves, animales, peces, anfibios, insectos y reptiles, la investigación más reciente llevada a cabo por George F. Barrowclough, Joel Cracraft, John Klicka y Robert M. Zink y publicada en 2016 indica que sólo hay 18.043 especies de aves en todo el mundo. Ver «¿Cuántos tipos de aves hay y por qué es importante?»

De forma algo controvertida – véase «Nuevo estudio duplica el número de especies de aves en el mundo al redefinir las «especies»» – esta cifra es casi el doble de lo que se pensaba anteriormente porque el estudio se centró en la diversidad aviar «oculta»: aves que parecen similares entre sí o que se pensaba que se cruzaban pero que en realidad son especies diferentes. En cualquier caso, ya sea que haya sólo 10.000 especies de aves, más de 11.000 según lo estimado por la reconocida autoridad internacional BirdLife International – véase «Introducción a la Lista Roja de la UICN» – o incluso 18.000, al igual que otras especies de la vida en la Tierra, las aves están ahora bajo asedio de una manera en la que nunca antes lo habían estado.

Matar aves a finales del siglo XX y principios del XXI

Han pasado más de 100 años desde que la paloma migratoria se extinguió. Sin embargo, mientras que uno podría haber esperado que los humanos se hubieran vuelto más adeptos a nutrir las poblaciones de aves, la realidad es que seguimos llevando las poblaciones de aves a la extinción. Es más, ahora lo hacemos con una eficiencia impresionante, matando aves por millones en periodos de tiempo cada vez más cortos.

Como resultado, el destino de la paloma migratoria se ha replicado muchas veces con un gran número de especies de aves que pasan por las ocho categorías preliminares de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – No Evaluada, Datos Insuficientes, Preocupación Menor, Casi Amenazada, Vulnerable, En Peligro, En Peligro Crítico, Extinta en Estado Silvestre – antes de llegar a la novena y última categoría: Extinto. Ver «Categorías y Criterios de la Lista Roja de la UICN». Actualmente, la «Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN» identifica el 14% de las especies de aves restantes como «amenazadas de extinción». Véase también «Introducción a la Lista Roja de la UICN».

Por supuesto, este asalto continuo a las aves está bien documentado en la literatura científica, junto con descripciones de causas antiguas, así como de las más recientes.

En una investigación recientemente publicada sobre el estado de las aves en Norteamérica, el Dr. Kenneth V. Rosenberg dirigió un equipo internacional de científicos de siete instituciones para analizar las tendencias poblacionales de 529 especies de aves en el continente norteamericano. Su estudio cuantificó, por primera vez, la disminución total de las poblaciones de aves en los Estados Unidos y Canadá continentales: una pérdida de 2,9 mil millones de aves adultas reproductoras, con pérdidas devastadoras entre las aves de cada bioma, desde 1970. Además, su investigación reveló que «las disminuciones no se limitan a las especies raras y amenazadas, sino que también disminuyen las que antes se consideraban comunes y extendidas». Véase «La disminución de la avifauna norteamericana» y «Desvaneciéndose: más de 1 de cada 4 aves ha desaparecido en los últimos 50 años».

Al igual que los académicos que investigan las dramáticas disminuciones y extinciones de otras especies, como los insectos, Rosenberg y sus colegas destacan que sus resultados tienen «importantes implicaciones para la integridad de los ecosistemas, la conservación de la vida silvestre en general y las políticas asociadas con la protección de las aves y los ecosistemas nativos de los que dependen». Mientras que la extinción de especies «ha definido la crisis mundial de la biodiversidad», la extinción «comienza con la pérdida de abundancia de individuos que puede resultar en cambios composicionales y funcionales de los ecosistemas». Por lo tanto, la asombrosa pérdida de abundancia de aves «señala una necesidad urgente de abordar las amenazas para evitar un futuro colapso de la avifauna y la pérdida asociada de la integridad, función y servicios de los ecosistemas». Ver «Declive de la avifauna norteamericana».

En un lenguaje más contundente, «el inventario más completo jamás realizado para las aves de América del Norte, señala los ecosistemas en desorden debido a la pérdida de hábitat y otros factores que aún no han sido precisados». Ver «Miles de millones de aves de América del Norte han desaparecido». Y, aún más contundente: «La escala de pérdida descrita en el estudio [de Rosenberg et.al.] no se parece a nada registrado en la historia natural moderna». Véase «Desvaneciéndose: más de 1 de cada 4 aves ha desaparecido en los últimos 50 años».

Sin embargo, aún más importante es señalar que los resultados del estudio «trascienden el mundo de las aves», Rosenberg explicó que «Estas pérdidas de aves son una fuerte señal de que nuestros entornos alterados por el hombre están perdiendo su capacidad de sustentar la avifauna» y «eso es un indicador de un próximo colapso del medio ambiente en general». Véase «Desvaneciéndose: más de 1 de cada 4 aves ha desaparecido en los últimos 50 años».

¿Es Norteamérica el único país que ha diezmado las poblaciones de aves? En absoluto. Otras investigaciones y datos han revelado que «las aves de las tierras de cultivo en Europa han disminuido en más de un 50 por ciento de forma colectiva en los últimos 30 o 40 años» según el Profesor Richard Gregory, jefe de monitorización de especies e investigación de la Royal Society for the Protection of Birds (RSPB) en el Reino Unido donde, según Martin Harper, director de conservación de la RSPB, «Nuestras aves asediadas de las tierras de cultivo han disminuido en un 56 por ciento entre 1970 y 2015 junto con disminuciones en otras especies de vida silvestre vinculadas a los cambios en las prácticas agrícolas, incluyendo el uso de pesticidas».

El profesor Romain Julliard, biólogo conservacionista del Museo Nacional de Historia Natural de Francia, confesó su «sorpresa» cuando la última investigación reveló que Francia ha perdido un tercio de sus aves en los últimos 15 años en lo que se está calificando como un «colapso dramático» y una «catástrofe ecológica», particularmente porque el declive se ha acelerado drásticamente en los últimos años. Véase «El «impactante» declive de las aves en toda Europa debido al uso de pesticidas, dicen los científicos».

En Alemania, las poblaciones de aves están desapareciendo y los científicos utilizan palabras como «diezmado» y «colapso» para describir la enormidad del problema. En un reciente estudio de datos gubernamentales, la organización ambientalista alemana Nature And Biodiversity Conservation Union (NABU) estimó «que más de 25 millones de aves [15% de la población total de aves del país] desaparecieron de Alemania en los últimos 12 años». Véase «Über zwölf Millionen Vogelbrutpaare weniger in Deutschland», «Las poblaciones de insectos y aves disminuyen drásticamente en Alemania» y «»Diezmadas»: Las aves de Alemania desaparecen a medida que la abundancia de insectos cae en picada en un 76%». Pero, ¿por qué?

Mientras que la destrucción del hábitat y otros factores jugaron un papel importante, los científicos también han vinculado por mucho tiempo el uso de plaguicidas con la disminución de insectos – una suposición razonable dado que el propósito de los plaguicidas es matar insectos – y la investigación demuestra claramente que los plaguicidas están matando más que los insectos que se tenían por objetivo. Por ejemplo, un estudio de 2008 demostró que los niveles bajos pero persistentes de un plaguicida neonicotinoide común en los ecosistemas acuáticos pueden matar o reducir el crecimiento de insectos (como los mosquitos) que tienen una fase acuática. Véase «Toxicidad aguda y crónica del imidacloprid para los invertebrados acuáticos Chironomus tentans y Hyalella azteca en condiciones de exposición constante y pulsátil» y ««Diezmadas»: Las aves de Alemania desaparecen a medida que la abundancia de insectos cae en picada en un 76%».

En esencia, el problema es que matar a los insectos equivale a matar a las aves que se alimentan de ellos.

Otro estudio reciente llegó a la misma conclusión. El estudio, llevado a cabo en el área del Lago de Constanza en el sur de Alemania, encontró que la población de seis de las aves más comunes había «disminuido masivamente». Según Hans-Guenther Bauer del Instituto Max Planck de Biología del Comportamiento: «Estas son cifras verdaderamente impactantes, especialmente si se considera que el declive de las aves comenzó décadas antes de nuestra primera recopilación de datos en 1980». ¿Por qué está sucediendo? Según Bauer, una razón clave para la disminución es la pérdida de alimentos. «Esto confirma lo que hace tiempo sospechábamos. La muerte de insectos causada por los humanos tiene un impacto masivo en nuestras aves». Para detener la marea de pérdidas, los científicos piden un replanteamiento de la política agrícola y forestal que incluya «restricciones drásticas de los insecticidas y herbicidas en la agricultura, la silvicultura, las áreas públicas y los jardines privados» y una fertilización significativamente menor. Ver «Los científicos temen el «colapso» de las poblaciones de aves en Alemania».

Al igual que en otras partes del mundo, las aves en África también se enfrentan a una amplia variedad de amenazas, siendo las más significativas la fragmentación, la degradación y la destrucción del hábitat, así como los impactos directos, incluyendo la caza y la captura (principalmente para la carne y el tráfico). Ver «Múltiples amenazas están llevando a las aves amenazadas hacia la extinción en África».

Pero ningún lugar es seguro con la matanza de aves migratorias en China – véase «El comercio de mercado está alimentando la matanza de aves migratorias en el norte de China» – y varios factores que afectan negativamente a los pingüinos en la Antártida – véase «Las reducciones de la abundancia de krill impulsadas por el clima han causado el declive de los pingüinos de Adelia» – sólo dos ejemplos más de los muchos que podrían citarse.

Caza y captura ilegal de aves

Según Birdlife International, la organización responsable de monitorear el bienestar de las aves para la Lista Roja de la UICN, «La matanza y captura ilegal de aves silvestres sigue siendo una gran amenaza a escala mundial», con ejemplos recientes que incluyen el envenenamiento ilegal de buitres en el África subsahariana, la caza ilegal de aves rapaces en Europa y América del Norte, la captura ilegal de paseriformes (aves de percha) en Asia y la captura ilegal para el comercio de aves en América del Sur.

Por ejemplo, basándose en una amplia investigación realizada durante muchos años en relación con la matanza de aves durante los vuelos migratorios a través del Mediterráneo y a través del norte y centro de Europa y el Cáucaso, BirdLife International ha compilado una serie de informes. Estos informes documentan la matanza masiva e ilegal de aves, a menudo en formas que constituyen una tortura, y que suman un total de más de 25 millones de aves al año, incluyendo aves de especies que están en peligro de extinción. Para informes recientes, ver «The Killing 2.0: A View to a Kill», «Evaluación del alcance y la escala de la matanza y captura ilegal de aves en el Mediterráneo, y establecimiento de una base para un monitoreo sistemático» y «Revisión sistemática de la matanza y captura ilegal de aves en el norte y centro de Europa y el Cáucaso». Para un informe científico más detallado sobre este tema, véase «Evaluación preliminar del alcance y la escala de la matanza y la captura ilegal de aves en el Mediterráneo».

Pero si simplemente prefieres ser parte del cambio, entonces mira el video de un minuto de BirdLife: «Ayúdenos a DETENER la matanza ilegal de aves. #birdkilling». O lee un sencillo relato de cómo comportamientos humanos «inocentes» pueden ser mortales para las aves, en este caso enviando millones de aves dormidas al olvido cada año durante la cosecha de aceitunas por la noche. Ver «Millones de aves muertas por la cosecha nocturna en el Mediterráneo».

Desafortunadamente, si piensas que las descripciones y el video de la matanza de aves del párrafo anterior son malas, no te impresionará la locura absoluta que los humanos militarizados pueden mostrar: «El área de Farmagusta en Chipre se muestra como el peor lugar en el que se produce la matanza de aves de manera ilegal en el Mediterráneo, mientras que el Territorio Británico en Chipre también se ve afectado, con la base militar británica de Dhekelia al ver cientos de miles de aves asesinadas cada otoño. El Ministerio de Defensa ha iniciado un programa para eliminar los árboles y arbustos plantados ilegalmente en la zona, que los tramperos utilizan para cubrirse y atraer a las aves». Véase «Millones de aves muertas en el Mediterráneo». Así que, en lugar de ordenar a los soldados que dejaran de disparar a las aves mientras utilizaban una combinación de medidas educativas y policiales para evitar que los civiles lo hicieran, ¡eliminaron «árboles y arbustos plantados ilegalmente»!

Tráfico de aves silvestres

Otro gran asesino de aves es el comercio de vida silvestre. A menudo se matan aves como un «subproducto» del comercio de aves exóticas, del cual en su mayoría es ilegal, pero que es una industria multimillonaria junto con el tráfico de personas, armas, dinero y drogas. Sin embargo, es igualmente importante que una vez comercializadas, las aves ya no forman parte de su hábitat original y por lo tanto se pierden como miembros contribuyentes y reproductores de ese ecosistema. Según la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES por sus siglas en inglés), las especies que figuran en el Apéndice I de la Convención se consideran amenazadas de extinción y no se permite su comercio. Actualmente hay 161 especies de aves en el Apéndice I. Sin embargo, se permite que las aves incluidas en el Apéndice II entren en el comercio internacional «bajo circunstancias específicas controladas»; hay 1.300 especies de aves en este apéndice. Véase «El comercio de aves silvestres y la CITES» y «Apéndices I, II y III de la CITES».

En teoría, los Estados Partes están obligados a desarrollar una legislación nacional que implemente de manera efectiva las obligaciones de la Convención, incluyendo el establecimiento de cuotas sostenibles para las especies del Apéndice II. Pero estoy seguro de que pueden imaginar lo bien que funciona este régimen dado lo increíblemente rentable de la industria del tráfico de vida silvestre, en la que las aves son un componente crucial. De hecho, «un tercio (3.337) de las especies de aves vivas [es decir, 2.000 especies más que las que son «legales»] han sido registradas como comercializadas internacionalmente para el comercio de mascotas y otros fines». De estas especies, 266 (es decir, el 8% de las comercializadas de manera internacional) se consideran globalmente amenazadas. Véase «El índice de la Lista Roja para las especies de aves comercializadas de manera internacional muestra el deterioro de su situación».

Y si también se tiene en cuenta el comercio doméstico de aves, entonces «Casi 4.000 especies de aves que involucran a varios millones de individuos están sujetas anualmente al comercio doméstico o internacional, siendo los pinzones, los tejedores, los loros y las aves de rapiña algunos de los grupos más afectados». Véase «El comercio de aves silvestres y la CITES».

Para un informe veraz del tráfico de aves en su origen, el cual describe el destino de los polluelos de guacamayos que son robados de sus nidos en los bosques de Ecuador, ver «Tráfico de Vida Silvestre».

Aves marinas

En relación con las aves marinas, un estudio reciente descubrió que la población mundial de estas aves disminuyó en un 70% entre 1950 y 2010 como resultado de una multiplicidad de amenazas. Estas amenazas incluían «el enredo en equipo de pesca, la sobrepesca de fuentes de alimento, el cambio climático, la contaminación, las perturbaciones, la explotación directa, el desarrollo, la producción de energía y las especies introducidas (depredadores como ratas y gatos introducidos en islas de cría que históricamente estaban libres de depredadores terrestres)». Ver «Population Trend of the World’s Monitored Seabirds, 1950-2010».

Otro estudio que concluyó recientemente fue «la primera evaluación cuantitativa objetiva de las amenazas a las 359 especies de aves marinas» e identificó las principales amenazas a su supervivencia, al tiempo que esbozaba acciones prioritarias para su conservación. Utilizando el «Esquema de Clasificación de Amenazas» estandarizado desarrollado para la Lista Roja de la UICN para evaluar objetivamente las amenazas a cada especie, un equipo de diez científicos identificó las tres principales amenazas a las aves marinas – en términos del número de especies afectadas y el impacto promedio – de la siguiente manera: las especies exóticas invasoras (particularmente ratas y gatos) que afectaron a 165 especies en todos los grupos más amenazados; la captura incidental en las pesquerías que «sólo» afectó a 100 especies pero con el mayor impacto promedio; y la catástrofe climática que afectó a 96 especies. «La sobrepesca, la caza/trampa y la perturbación también se identificaron como amenazas importantes para las aves marinas». El estudio hizo hincapié en que el 70% de las aves marinas, especialmente las que están amenazadas a nivel mundial, se enfrentan a múltiples amenazas. Para los tres grupos de aves marinas más amenazados – albatros, petreles y pingüinos – es esencial abordar tanto las amenazas terrestres como las marinas para revertir las mermas. Ver «Amenazas para las aves marinas: Una evaluación global».

Así mismo, otro problema al que no se ha prestado suficiente atención es el resultado de los crecientes impactos del rápido aumento de los niveles de acidificación de los océanos, el calentamiento de los océanos, los flujos de carbono y los plásticos del océano. Considerados aisladamente, cada uno de estos cambios tiene claramente consecuencias negativas para el océano. Sin embargo, todos estos cambios en conjunto dan lugar a un rápido y grave deterioro de la salud del océano y esto, a su vez, afecta negativamente a todas las especies que dependen del océano, incluidas las aves marinas. Además, a estos problemas se suma la cuestión de la disponibilidad de oxígeno, dado que el oxígeno del aire o del agua es de suma importancia para la mayoría de los organismos vivos. Como describe con cierto detalle el informe recientemente publicado «Desoxigenación del océano: El problema de todos. Causas, impactos, consecuencias y soluciones», los niveles de oxígeno están disminuyendo actualmente en todo el océano.

Pero para ilustrar gráficamente sólo una de las amenazas para las aves marinas, consideremos el impacto de nuestra sobrepesca crónica que está agotando los océanos de peces. En noviembre de 2019, miles de aves de pardela corta que emigraron de Alaska fueron arrastradas muertas a las playas icónicas de Sydney en Australia. Además, miles de pardelas más murieron en el mar en una clara confirmación de la increíble escasez de peces en el Océano Pacífico. Después de pasar el verano en Alaska, las pardelas migraban de vuelta al sur de Australia para reproducirse: un viaje de 14.000 km sobre el Pacífico que requiere que las aves estén en plena forma.

Desafortunadamente, un gran número de ellas murieron por falta de alimento, ya que el krill y otros peces de los que se alimentan han desaparecido. Pero si piensas que el problema sólo se produjo a lo largo o al final de su viaje, el hecho es que se produjo «una serie de muertes catastróficas» antes y poco después de que las aves partieran para dirigirse al sur con miles de pardelas (junto con frailecillos, araos y mérgulos) que yacían muertas de hambre en las playas de Alaska y en la península rusa de Chukotka también a mediados de año. El patrón general de «gran mortandad» se ha estado repitiendo desde el 2015 con poco conocimiento del alcance total de la crisis porque millones de aves «mueren en el mar». Véase «¡Peces desaparecidos!… Millones de pequeñas aves marinas murieron desde 2015».

Sin embargo, como se mencionó anteriormente, un océano vacío de peces no es el único peligro que las aves marinas enfrentan al no tener otra opción más que intentar navegar. Un océano lleno de plástico – con concentraciones de hasta 580.000 piezas por kilómetro cuadrado – también está engañando a muchas aves marinas para que intenten comer piezas de plástico y esto sólo complica los esfuerzos de las aves marinas para obtener una nutrición adecuada. Véase «La amenaza de la contaminación por plástico para las aves marinas es mundial, omnipresente y está en aumento» y «Casi todas las aves marinas de la Tierra comen plástico». Esto se ilustra gráficamente en esta foto de un albatros muerto – véase «El problema del plástico de los albatros de Laysan» – aunque, trágicamente, el plástico no es el único artículo no alimenticio que es consumido por estas majestuosas aves y las está matando. Una base militar estadounidense abandonada en el Atolón de Midway – donde se reproduce el 65% de la población mundial de albatros – también juega un papel vital. Ver «Estudio muestra que la pintura a base de plomo está envenenando a los polluelos de albatros en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Atolón de Midway».

¿Pero por qué las aves marinas comen plástico en lugar de identificar correctamente el alimento? Bueno, un proyecto de investigación reciente proporcionó «la primera evidencia de que, además de parecer alimento, los desechos de plástico también pueden confundir a las aves marinas que cazan por el olfato». Ver «Los desechos de plástico marino emiten una clave infoquímica para las aves marinas que cazan por olfato» y «Los océanos están llenos de plástico, pero ¿por qué lo comen las aves marinas?».

Otras amenazas para las aves

Otra amenaza a la que se enfrentan las aves en la era nuclear es el resultado de la contaminación radiactiva de la Tierra en muchos lugares. Por ejemplo, mientras que hay «severas reducciones en la riqueza y densidad de especies» en las regiones que rodean los sitios de las catástrofes nucleares de Chernobyl y Fukushima, las aves sobrevivientes muestran una amplia gama de deformidades y disfuncionalidades, incluyendo de manera notable la deficiencia en el desarrollo cerebral como se ve reflejado en el volumen de la cabeza con sus implicaciones negativas para la habilidad cognitiva y por lo tanto la viabilidad. Ver «Las aves de Chernóbil tienen cerebros más pequeños» y «Las poblaciones de aves cerca de Fukushima se han reducido más de lo esperado».

Otra amenaza para las aves es el despliegue del 5G. «Los efectos típicos de la radiación de las antenas de comunicación celular en las aves residentes, reproductoras y migratorias [incluyendo] el abandono del sitio, la deformación de las plumas, los problemas de locomoción, la pérdida de peso, la debilidad, la reducción de la supervivencia y la muerte». Además, puede «borrar la percepción de un pájaro del campo terrestre, causando que el pájaro vuele en la dirección equivocada, y también puede interrumpir el reloj interno de un pájaro basado en el cambio de posición del sol». Ver «5G para matar a los pájaros, abejas y a tus seres queridos» y «Locura occidental y radiación electromagnética 5G».

Finalmente, sin elaboración, un gran número de aves también son asesinadas cada año por la guerra y otras actividades militares – ver, por ejemplo, «El impacto del derrame de petróleo de la Guerra del Golfo de 1991 en las poblaciones de aves en el norte del Golfo de Arabia – una revisión» – por la actividad industrial y los accidentes – ver, por ejemplo, «Los efectos del derrame de petróleo del Exxon Valdez en las aves: Comparaciones de los estudios previos y posteriores al derrame en Prince William Sound, Alaska» – por el tráfico vial y aéreo, la propagación de ciertas enfermedades aviares a especies no afectadas anteriormente – ver «Las enfermedades aviares se están propagando para impactar poblaciones hasta ahora no afectadas» – turbinas eólicas, gatos, ventanas y torres de comunicación, con 7 millones de aves que pierden la vida cada año en los Estados Unidos solamente a causa de las «trampas de alambre y metal en forma de telaraña» usadas para la comunicación. Ver «Las torres de comunicación son trampas mortales para las especies de aves amenazadas». Otras aves están muriendo en respuesta al conflicto generado entre las aves. Ver «El cambio climático que conduce a conflictos fatales entre aves». Y, por supuesto, las aves «domesticadas» como los pollos y los pavos son criados y consumidos en cantidades prodigiosas, incluso en Navidad.

Lamentablemente millones de aves de muchas especies también están encarceladas en jaulas como «mascotas» a las que se les niega la libertad que todos los seres humanos anhelan para sí mismos.

Así que, en esencia, si tú fueses un pájaro, aquí tienes una estrategia de supervivencia que debería funcionar. Sólo vive en un hábitat que no se verá afectado, de ninguna manera, por los seres humanos y sus actividades. Es decir, no vivas en la Tierra.

Salvar a las aves

Dada la vasta gama de amenazas que los humanos plantean a la avifauna -véase un sencillo resumen de «Las mayores amenazas que enfrentan las áreas Importantes para las aves y la biodiversidad hoy en día», que no menciona todas las amenazas y las que están surgiendo. Es evidente que se necesitará un esfuerzo monumental en muchos frentes para contener la matanza de aves y evitar la continua extinción de especies de aves en la Tierra.

Y, a menos que sean tan ingenuos como para creer que los gobiernos controlados por la élite o las organizaciones y procesos internacionales van a hacer algo que en realidad sea efectivo – véase «La élite mundial está loca de remate» – entonces depende de nosotros hacer la diferencia. Por supuesto, podemos hacer algunas cosas que son específicas para salvar a las aves, pero la mayor parte de lo que realmente debe suceder es salvar la biosfera (que incluye a las aves) en general. La biosfera es, después de todo, una entidad viviente profundamente interconectada.

Por eso, según algunos biólogos, las leyes que se centran en la protección de especies raras no tienen en cuenta el panorama general. Joel Cracraft, por ejemplo, sostiene que «estamos perdiendo la batalla porque estamos luchando por una sola especie en peligro de extinción». La protección de especies tiende a concentrarse en especies carismáticas -pájaros y mamíferos hermosos- y no valora los ecosistemas raros o las colecciones de especies. Ver «Nuevo estudio duplica el número de especies de aves en el mundo al redefinir «especie”». Tampoco valora la biosfera como un todo.

Sin embargo, se han hecho algunos esfuerzos superlativos en favor de las aves. Por ejemplo, puedes leer algunas historias inspiradoras de éxito de BirdLife International: «10 hábitats vitales para las aves salvados a través de acciones de conservación».

Y para la iniciativa de un hombre de hace 120 años que está teniendo un impacto continuo, ver «Cómo un hombre cambió una tradición navideña para siempre -para salvar a las aves».

De modo que tú puedes, por supuesto, apoyar los esfuerzos de Birdlife International y de las organizaciones locales, nacionales y otras organizaciones similares. Ver «Bienvenidos a los Foros sobre Aves Amenazadas Mundialmente de BirdLife» y, por ejemplo, «Detengan el Tráfico de Vida Silvestre».

Aparte de las iniciativas que se enfocan específicamente en las aves, si desea luchar de forma convincente para salvar la biosfera de la Tierra, considere unirse a aquellos que participan en «El Proyecto Flame Tree para Salvar la Vida en la Tierra», el cual esboza un programa simple para reducir sistemáticamente tu consumo e incrementar tu autosuficiencia local en un periodo de años. Entre muchos otros resultados ambientales beneficiosos, esto reducirá la continua destrucción del hábitat de las aves para producir los productos que todos consumimos.

Pero dados los modelos de crianza y educación violentos impulsados por el miedo que conducen toda la violencia en nuestro mundo y que, entre una multitud de otros resultados adversos, generan la adicción de la mayoría de la gente en los países industrializados al consumo excesivo que está destruyendo la biosfera de la Tierra – ver «Amor Negado: La psicología del materialismo, la violencia y la guerra» – entonces considera abordar esto directamente empezando por ti mismo – véase «Poniendo los sentimientos primero» – y revisando tu relación con los niños. Ver «Mi promesa a los niños» y «Nisteling: El arte de escuchar con profundidad». Para explicaciones más completas, véase «¿Por qué la violencia?» y «Psicología intrépida y psicología temerosa: Principios y práctica».

Si deseas hacer una campaña estratégica para defender a las aves contra amenazas particulares, como la catástrofe climática, la violencia militar o el despliegue del 5G, por ejemplo, considera la posibilidad de unirte a los que hacen campaña para detener estas y otras amenazas. Véase Estrategia de Campaña No Violenta que ya incluye una lista completa de objetivos estratégicos necesarios para lograr estos resultados en dos contextos clave en «Objetivos Estratégicos».

Pero, hagas lo que hagas, no caigas en la trampa de rogar temerosamente a la élite (y a sus agentes y sus procesos) que actúen en tu nombre como, por ejemplo, lo están haciendo los movimientos contra la guerra y por el clima (con los «activistas» del clima marginados en la última reunión de la COP25 en Madrid). Si no centramos nuestros esfuerzos en involucrar a todas las personas que son lo suficientemente poderosas para hacerlo para que respondan estratégicamente, entonces fracasaremos. Y nuestro fracaso no sólo será el resultado de que la élite se niegue a tomar las medidas necesarias a pesar de tus peticiones, sino también porque la élite, como grupo, es impotente para marcar una diferencia suficiente: sólo una respuesta masiva de la población en general puede producir el resultado que ahora necesitamos. Para explicaciones sobre esto, ver «Por qué fracasan los activistas», «El movimiento climático global está fracasando: ¿Por qué?» y «La guerra para terminar la guerra 100 años después: Una evaluación y reorientación de nuestra resistencia a la guerra».

Además, en aquellos casos en que gobiernos corruptos o incluso sin capacidad de respuesta electoral están liderando la destrucción de la biosfera – al apoyar, patrocinar y/o participar en prácticas destructivas para el medio ambiente – podría ser necesario eliminar estos gobiernos como parte del esfuerzo. Ver Estrategia de Defensa/Liberación No Violenta.

También podrías considerar unirte a la red global de personas que resisten la violencia en todos los contextos, incluso contra la biosfera, al firmar la promesa en línea de «La Carta de los Pueblos para Crear un Mundo No Violento».

O, si ninguna de las opciones anteriores resulta atractiva o parece demasiado complicada, considere comprometerse a:

La promesa de la tierra

Por amor a la Tierra y a todas sus criaturas, y mi respeto por sus necesidades, desde este día en adelante, prometo que:

  1. Escucharé profundamente a los niños (ver explicación arriba)
  2. No viajaré en avión
  3. No viajaré en auto
  4. No comeré carne ni pescado.
  5. Solo comeré alimentos cultivados orgánica / biodinámicamente
  6. Minimizaré la cantidad de agua dulce que uso, incluso minimizando la de mi propiedad y el uso de dispositivos electrónicos
  7. No compraré madera de la selva tropical
  8. No compraré ni usaré plástico de un solo uso, como bolsas, botellas, recipientes, tazas y pajitas
  9. No utilizaré bancos, fondos de jubilación (pensiones) o compañías de seguros que brinden servicios a corporaciones involucradas en combustibles fósiles, energía nuclear y / o armas.
  10. No aceptaré empleo ni invertiré en ninguna organización que apoye o participe en la explotación de otros seres humanos o se beneficie de la muerte y / o destrucción de la biosfera.
  11. No recibiré noticias de los medios corporativos (periódicos principales, televisión, radio, Google, Facebook, Twitter …)
  12. Haré el esfuerzo de aprender una habilidad, como la jardinería de alimentos o la costura, que me haga más autosuficiente.
  13. Animaré gentilmente a mi familia y amigos a considerar firmar esta promesa.

¿Todas estas opciones suenan desagradables? ¿Prefieres algo que requiera menos compromiso? Puedes, si lo deseas, hacer lo que sugiere la mayoría de las fuentes: nada (o sus muchos equivalentes tokenísticos). Admito que las opciones que ofrezco son para aquellos lo suficientemente poderosos como para comprender y actuar sobre la verdad. ¿Por qué? Porque queda muy poco tiempo y no tengo interés en engañar a las personas o tratarlas como poco inteligentes e impotentes. Ver «¿Extinción humana para 2026? Una última estrategia para luchar por la supervivencia humana» y el «¿Día del juicio final para 2021?».

Conclusión

Los seres humanos y sus actividades están matando aves con una eficacia despiadada en todo el mundo. Obviamente, esta es una tragedia no mitigada para las aves de la Tierra, la biosfera en su conjunto y aquellos humanos que aman la vida en general. ¿Pero cuáles son las implicaciones prácticas de esta continua matanza de aves para nosotros?

Bueno, así como la muerte de un canario en una mina de carbón advirtió a los mineros sobre su entorno peligroso, la muerte masiva de aves es otra advertencia de que estamos destruyendo la biosfera planetaria.

Sin embargo, en este caso, no estamos tratando la muerte del canario como una advertencia e, incluso si lo estuviéramos, no significa que podamos escapar porque no hay otro lugar a donde ir.

En resumen, si no salvamos a los pájaros, no nos salvaremos a nosotros mismos.


Traducción del inglés por Armando Yánez

Categorías: Asuntos internacionales, Ecología y Medio Ambiente, Internacional
Tags: , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

Buscar

Día de la Noviolencia

Día de la Noviolencia

Formación Pressenza

Catálogo de documentales

Renta Básica

Jornadas FCINA-Internet Ciudadana

Todos los domingos

Cuaderno de cultura

¡Movilicémonos por Assange!

App Pressenza

App Pressenza

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

xpornplease pornjk porncuze porn800 porn600 tube300 tube100 watchfreepornsex

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.