Con este hashtag se difundió por Twitter hoy mismo. No se lo había comunicado antes por redes sociales. Velozmente se convirtió en trending topic en Chile. Y sorprendieron, pese a haber organizado todo con mucha discreción. Las mujeres mayores de 40 años concurrieron esta tarde masivamente a realizar la performance «Un violador en mi camino» frente a uno de los lugares más icónicos de la represión durante los años de la dictadura militar: el Estadio Nacional. Dicho recinto fue un centro de detención y tortura, desde allí se denunció ahora la violencia de género y se visibilizó a las mujeres que fueron torturadas durante la dictadura.

La coreografía feminista creada por Las Tesis ha dado la vuelta al mundo. Ha sido representada en muchísimos lugares, viralizada por las redes sociales y forma parte de las diversas maneras de manifestarse en el estallido social que ha tenido lugar en el país durante los últimos 48 días.

Algunas de las organizadoras de Las Tesis Senior advirtieron que distintas mujeres se fueron atreviendo a sacar la voz para denunciar sus propios abusos, violencias vividas a veces muchos años antes, y que osaron personalizar la letra de “Un violador en tu camino”. Hicieron un registro audiovisual para reforzar esas denuncias y grabaron a quienes se apropiaron de la letra para contarla o cantarla en primera persona.

Muchas otras participantes resonaron especialmente con la última estrofa que fuera agregada para la ocasión: «No queremos que tu gente / Me represente / En la Asamblea Constituyente / Debemos estar presentes / El violador eres tú / El violador eres tú / El violador eres tú», como alusión directa a que hasta el día de hoy los políticos firmantes del Acuerdo de Paz y por una Nueva Constitución, no han podido ponerse de acuerdo en la participación paritaria entre hombres y mujeres para su redacción.

Se vistieron todas las mujeres de negro, pintaron su boca roja y usaron un pañuelo rojo al cuello, vendándose los ojos de negro. Y pese a pertenecer a una generación que sabe de luchas sociales porque es la que le tocó sacarse de encima a los militares, a que son las protagonistas de los 30 años de esa pseudo democracia neoliberal de la que Chile dice haber ya despertado, esas mujeres cuya posta han tomado las feministas jóvenes actualmente, se animaron hoy a volver a salir para bailar y corear juntas – con voz potente – las estrofas que denuncian al patriarcado y las distintas formas de violencia contra las mujeres.

La masiva intervención obligó a detener el tráfico por avenida Grecia ya que las miles de mujeres no solamente ocuparon todas las veredas que permiten el ingreso al estadio, sino también ambas calzadas de la calle.

Tras la intervención, Marcela Betancourt, vocera de las convocantes, nos dijo: “Queremos participar de manera paritaria en la convención constituyente, queremos que cesen las violaciones a los Derechos Humanos, particularmente hacia las mujeres”, señaló. “La transformación debe ser feminista. Si no es feminista, no es una real transformación social”, aseguró, «sobre todo porque esta generación senior ha debido aguantar muchos abusos: ¿Cómo permitimos que pasara esto? Esta nueva generación nos enseña que nunca más solas”, destacó.

Acá el foto-reportaje de Claudia Aranda:

Los vídeos también son de Claudia Aranda: