Pierre Hurmic nos recuerda que a menudo las grandes reformas, las grandes necesidades comienzan con desobediencia, con gestos simbólicos.

Juicio de Inacción Climática en Burdeos el viernes 13 de diciembre de 2019, con motivo de la audiencia en el Tribunal de Gran Instancia de los 8 retratos de Macron ANV-COP21.

Pierre Hurmic: abogado y concejal de Burdeos, elegido ecologista.

Créditos del vídeo: Xavier Foreau

Transcripción

Pienso que una democracia no puede vivir sin un deber de vigilancia permanente por parte de los ciudadanos, ¿y cómo se llama este deber de vigilancia permanente? A menudo se llama desobediencia, y por eso hoy algunos de nuestros compañeros van a comparecer ante el tribunal penal.

Me trae muchos recuerdos, he abogado a menudo por cosechadores voluntarios, José Bové y sus amigos por, igualmente, actos cometidos en reuniones, actos de desobediencia civil que les ganaron la ira de la corte. Y por una buena causa, ya que la lucha contra los OGM fue llevada a los tribunales por primera vez, hubo fuertes penalizaciones al principio, luego con el tiempo se convirtieron en algo bastante simbólico, pero la lucha se ganó. Por eso es cierto que muchas veces, las grandes reformas, las grandes necesidades, empiezan con la desobediencia, empiezan con gestos simbólicos, como el que se está llevando a algunos de ellos a los tribunales esta tarde, y al final siempre acaban ganando.

Estoy convencido de que los verdaderos desertores no son los que van a ser juzgados esta tarde, sino los que han desertado de la realidad climática, es decir, las personas que no ven que el imperativo hoy es luchar contra el cambio climático, y si no lo ven es porque han desertado y son ellos los que deben comparecer o van a comparecer mañana ante los tribunales penales, ante los tribunales internacionales precisamente por los ecocidas que se están llevando a cabo hoy ante nuestros ojos.

Ya les dije que no tardaré mucho. Me recuerda una frase que usé antes, precisamente para los cosechadores voluntarios, que mencioné hace unos momentos, pero es una frase atribuida a Paul Ricoeur, quien parece haber sido cercano al actual Presidente de la República, y Paul Ricoeur dice lo siguiente: Hay transgresiones que destruyen y otras que mientras destruyen, edifican, por lo que estoy convencido de que quienes comparecen hoy ante este tribunal son precisamente los que están construyendo el futuro de mañana. Gracias.


Traducción del francés por Michelle Velez