El Movimiento Climático Mundial está fracasando: ¿Por qué?

05.10.2019 - Robert Burrowes

Este artículo también está disponible en: Inglés

El Movimiento Climático Mundial está fracasando: ¿Por qué?
Primera imagen de la biosfera global que se produjo combinando datos de dos sensores satelitales diferentes muestra por primera vez el potencial productivo de la biomasa vegetativa de la Tierra. Fuente: NASA en The Commons

Ha sido satisfactorio observar la respuesta significativa a dos recientes campañas climáticas: las acciones, incluyendo la reciente Huelga Climática Global, iniciada por estudiantes inspirados por Greta Thunberg y las acciones climáticas organizadas por la Rebelión de la Extinción.

Aunque estoy encantado de que estas campañas hayan logrado finalmente movilizar a un número significativo de personas en torno a la amenaza existencial que la catástrofe climática representa para la vida en la Tierra. Me gustaría plantear brevemente algunas cuestiones para su consideración por parte de cada uno de los que participan en el movimiento climático, así como de los que están considerando la posibilidad de participar.

Lo hago porque la historia ofrece lecciones claras y convincentes sobre cómo hacer que estos movimientos tengan el impacto que necesitamos y, hasta ahora, el movimiento climático no está haciendo lo necesario para tener éxito. Y me gustaría tener éxito.

Así que aquí hay cinco cuestiones clave que me gustaría abordar lo antes posible:

  1. Analizar la catástrofe climática en el contexto del actual y creciente desastre ambiental que se está produciendo actualmente.
  2. Analizar la catástrofe climática y ambiental para comprender mejor los sistemas y estructuras políticas, económicas y sociales, así como los comportamientos individuales que los impulsan.
  3. Sobre la base de estos análisis, reorientar el enfoque estratégico de este movimiento: es decir, ¿quién y qué está tratando de cambiar el movimiento?
  4. Y luego identificar la naturaleza de los cambios de comportamiento que estamos pidiendo a las personas y a sus organizaciones, y cómo se lograrán.
  5. ¿Cuál es el plazo?

Permítanme explicar brevemente por qué creo que estas cuestiones son tan importantes.

1. La biosfera de la Tierra bajo asedio, no sólo por el clima.

No tiene sentido movilizar medidas para detener la destrucción en curso del clima sino se presta suficiente atención a la amplia gama de amenazas dentro de ecosistemas clave que hacen posible la vida en la Tierra. Entiendo que la mayoría de los movimientos, ya sea que se preocupen por la paz, el medio ambiente o la justicia social, por ejemplo, tienden a limitar su preocupación a una sola cuestión. Desafortunadamente, dadas las múltiples amenazas existenciales a la vida en la Tierra, ya no podemos darnos el lujo de seguir haciendo esto.

La biosfera está asediada en muchos frentes por la violencia militar, la contaminación radiactiva (por las pruebas de armas nucleares, los residuos nucleares de las centrales eléctricas de Fukushima y Chernobyl, las armas de uranio empobrecido…), la destrucción de los bosques tropicales y los océanos, la contaminación y el agotamiento del suministro de agua dulce de la Tierra, la geoingeniería, los 5G y muchos otros ataques que infligen daños continuos e incontrolables a la Tierra y a sus especies. Véase, por ejemplo, «‘5G y la revolución inalámbrica: Cuando el progreso se convierte en una sentencia de muerte

Esto tiene implicaciones cruciales para los objetivos estratégicos que nos fijamos en nuestra lucha por salvar no sólo el clima, sino también los numerosos ecosistemas vitales de la biosfera de la Tierra. En resumen, si nosotros «salvamos el clima» pero las selvas tropicales son destruidas o tiene lugar una guerra nuclear, entonces salvar el clima habrá sido una victoria pírrica.

2. Los políticos son un «espectáculo» con un poder insignificante.

Por lo tanto, es una pérdida de tiempo presionarlos para que hagan cosas tales como «declarar una emergencia climática», «eliminar gradualmente toda la extracción de combustibles fósiles y transformar nuestra economía en energía 100% renovable para 2030», «reconocer la soberanía indígena» e «implementar un Nuevo Acuerdo Verde.»

La élite global, que es una locura, está «dirigiendo el espectáculo», incluyendo las estructuras políticas, económicas, militares y sociales clave al igual que a la mayoría de los políticos que supuestamente elegimos. Esto significa que la élite global tiene las palancas del poder sobre el sistema capitalista mundial, las fuerzas militares nacionales y las principales organizaciones políticas y económicas internacionales como las Naciones Unidas, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Para una breve explicación de esto, con referencias a cuentas mucho más elaboradas, véase la sección titulada «Cómo funciona el mundo: Una breve historia» en «Por qué fracasan los activistas’», así como «Exponer a los gigantes: el poder de la élite global» y «The Global Elite is Insane Revisited’

Pero aparte del papel de la élite mundial en la gestión de los principales sistemas y estructuras políticas, económicas y sociales a fin de obtener el máximo beneficio de las empresas, los comportamientos individuales, en particular las pautas de consumo de la población de los países industrializados, también están provocando la destrucción de la biosfera de la Tierra. ¿Por qué? Porque nuestros modelos de crianza y enseñanza son extraordinariamente violentos y dejan al típico ser humano viviendo en un estado inconsciente de terror, en el cual se odia a sí mismo y es adicto a usar el consumo como un medio clave para reprimir la conciencia de cómo se siente. Ver «Amor Negado: La psicología del materialismo, la violencia y la guerra» y «¿Queremos escuela o educación?» y, para más detalles, «Por qué violencia» y «Psicología intrépida y psicología temerosa: Principios y Práctica

3 & 4. Si entendemos los dos puntos anteriores, podemos reorientar nuestros esfuerzos.

Esto significa que, en lugar de presionar inútilmente a los políticos, podemos cambiar nuestro enfoque estratégico para maximizar nuestro impacto estratégico. Así, por ejemplo, podemos abordar a las corporaciones que se benefician de la fabricación, venta y uso de armas militares, la extracción y venta de combustibles fósiles o la fabricación y venta de glifosato venenoso («Roundup»), diseñando e implementando estrategias reflexivas de acción no violenta para poner fin a la fabricación y venta de estos productos que destruyen la vida. Para una orientación integral sobre la realización de campañas estratégicas, véase «Estrategia de campaña no violenta.» Para una lista de los objetivos estratégicos necesarios para abordar eficazmente la catástrofe climática o poner fin a la guerra, por ejemplo, véase «Objetivos estratégicos.» Y para una breve explicación de cómo hacer que una acción no violenta tenga el máximo impacto, ver «Acción no violenta: Por qué y cómo funciona

Por otro lado, podemos fomentar reducciones responsables y sistemáticas del consumo en todas las áreas clave – agua, energía doméstica, combustibles para el transporte, metales, carne, papel y plástico – al mismo tiempo que expandimos drásticamente la autosuficiencia de los individuos y de las comunidades en 16 áreas de los países industrializados, tal y como se describe en el «Proyecto de Árbol de la Llama para Salvar la Vida en la Tierra». O, simplemente, podemos animar a la gente a hacer la Compromiso con la Tierra (abajo).

Una vez que un número suficiente de personas se comprometa con uno u otro de estos dos enfoques (para reducir sustancialmente el consumo y aumentar la autosuficiencia local), se lograrán tres resultados vitales:

  1. Se reducirá progresivamente la extracción de recursos de la biosfera de la Tierra y la contaminación de la misma,
  2. Se debilitará funcionalmente el capitalismo y el proceso de industrialización en curso, y
  3. Se eliminará el motor fundamental de la guerra perpetua de la élite mundial: nuestra demanda colectiva por los bienes y servicios que pone a nuestra disposición la élite al robar los recursos de países que invaden y explotan en nuestro nombre.

Soy muy consciente del poder cautivador de encontrar un espacio compartido con un vasto grupo de personas con las que estamos de acuerdo. Desafortunadamente, aunque puede ser muy divertido, generalmente es una pérdida de tiempo. Incluso la mayor movilización mundial de la historia de la humanidad (en contra de la inminente guerra de Estados Unidos contra Irak) el 15 de febrero de 2003, en la que participaron 30.000.000 de personas en más de 600 ciudades de todo el mundo, fue ineficaz. Véase «Por qué fracasan los activistas».

Por supuesto, si todavía quieres una gran acción pública, entonces necesitas asegurarte de que la reunión tenga un enfoque estratégico. Por ejemplo, en lugar de utilizarlo para suplicar impotentemente a los políticos que arreglen las cosas por nosotros, conviértalo en una ocasión en la que los participantes puedan comprometerse públicamente a tomar acciones poderosas por sí mismos firmando el Compromiso con la Tierra.

El Compromiso con la Tierra

Por amor a la Tierra y a todas sus criaturas, y por mi respeto a sus necesidades, desde este día en adelante lo prometo: 

  1. Escucharé profundamente a los niños (ver explicación más abajo)
  2. No voy a viajar en avión
  3. No voy a viajar en coche
  4. No comeré carne y pescado
  5. Sólo comeré alimentos orgánicos/biodinámicos
  6. Reduciré al mínimo la cantidad de agua dulce que uso, incluso minimizando mi propiedad y el uso de dispositivos electrónicos.
  7. No voy a comprar madera de la selva tropical
  8. No compraré ni usaré plástico de un solo uso, como bolsas, botellas, recipientes, tazas y pajitas.
  9. No utilizaré bancos, fondos de pensiones o compañías de seguros que presten servicios a empresas dedicadas a los combustibles fósiles, la energía nuclear y/o las armas.
  10. No aceptaré empleo ni invertiré en ninguna organización que apoye o participe en la explotación de otros seres humanos o en los beneficios de la matanza y/o destrucción de la biosfera.
  11. No recibiré noticias de los medios corporativos (periódicos, televisión, radio, Google, Facebook, Twitter…)
  12. Me esforzaré por aprender una habilidad, como la jardinería o la costura, que me haga más autosuficiente.
  13. Animaré a mi familia y amigos a que consideren la posibilidad de firmar este compromiso.

Para reiterar: Es ilusorio creer que podemos mantener los niveles de consumo existentes y preservar la biosfera de la Tierra. Porque, al final, es nuestro consumo excesivo lo que está impulsando la destrucción. Por otro lado, también es por esto que las diversas propuestas del Nuevo Trato Verde que se presentan son erróneas; cada una de las versiones que he comprobado es esencialmente una lista de deseos de cambios «exigidos» a los gobiernos, sin tener en cuenta el punto fundamental de que si la gente todavía quiere volar, conducir, comer carne y pescado, o alimentos envenenados, usar dispositivos electrónicos…, deberá pagar a la élite para que mantenga las estructuras existentes de violencia y explotación, para que siga matando a la gente (para robarle sus recursos) y para que destruya la biosfera. Y esto, por supuesto, significa que somos directamente cómplices de la violencia, la explotación y la destrucción. Después de todo, ¿por qué la élite debería escuchar nuestras demandas de cambio cuando gastamos nuestro dinero en apoyar sus comportamientos actuales de maximización de beneficios, de asesinato y de destrucción de la biosfera?

Si todo esto parece demasiado desafiante, entonces los invito a considerar hacer la sanación emocional necesaria para que puedan actuar con fuerza en respuesta a esta crisis. Véase «Poniendo los Sentimientos Primero». Si desea ayudar a los niños a hacerlo, considere la posibilidad de hacer «Mi Promesa a los Niños», que requerirá capacidad en «Nisteling: El arte de la escucha profunda

5.El calendario en el que estamos trabajando es vital.

Dada la creciente evidencia que sugiere que la extinción humana ocurrirá en 2026, no tiene sentido trabajar con el marco de tiempo del IPCC, patrocinado por las élites y diseñado para maximizar las ganancias corporativas, como de costumbre, por el mayor tiempo posible. No tenemos, por ejemplo, hasta 2030 para contener el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados por encima del nivel preindustrial o, por ejemplo, hasta mediados de siglo para controlar por completo las emisiones de carbono, metano y óxido nitroso. No tenemos mucho tiempo para esto. Además, cualquiera que preste atención al estado y a la destrucción en curso de las selvas tropicales y los océanos del mundo, al «apocalipsis de los insectos» y al ritmo acelerado de extinción de especies (con un millón de especies ahora amenazadas) debería percibirlo intuitivamente a menos que esté (inconscientemente) aterrorizado y, por lo tanto, alucine.

Pero para una elaboración más completa del corto plazo que nos queda, debemos tener en cuenta las consideraciones sinérgicas psicológicas, sociológicas, políticas, económicas, climáticas, ecológicas, militares y nucleares que cada una de ellas desempeña y su papel en la conformación de este plazo, véase: «¿Extinción Humana en el 2026? Una última estrategia para luchar por la supervivencia humana

Conclusión

Por ahora, por supuesto, mucha gente estará abrumada por lo que acaba de leer (si es que han llegado hasta aquí). Por eso, los que se sienten capaces de lidiar con las pruebas presentadas son también los que tienen más probabilidades de tener el valor de unirse a mí para tomar las medidas descritas y animar a otros en el movimiento a reconsiderar y reorientar también su estrategia.

También significa que el movimiento climático y aquellos con los que debemos trabajar, como los movimientos laborales, de mujeres, antibélicos, los derechos de los indígenas y por el medio ambiente, tienen mucho más trabajo que hacer si queremos conseguir los resultados que todos deseamos.

A menos que un número suficiente de nosotros sea capaz de abrazar el camino trazado anteriormente, la extinción humana en el corto plazo es inevitable porque nuestros esfuerzos se desperdiciarán en acciones que no pueden tener el impacto necesario dadas las dimensiones completas de la crisis.


Traducción del inglés por Armando Yánez

Categorías: Ecología y Medio Ambiente, Internacional, Opiniones
Tags: , , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 10.12.19

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.