Italia: El Partido del Pil

29.07.2019 - Guido Viale

Este artículo también está disponible en: Italiano

Italia: El Partido del Pil

En Italia existe un régimen: el llamado «Partido del Pil» (se autodenominó a sí mismo así) que une a casi todos los partidos, desde la Liga y los Hermanos de Italia hasta el Pd y Forza Italia, con una presencia consistente de exponentes de las 5 Estrellas – el ala de gobierno – además de toda la Confindustria, la mayoría de los dirigentes sindicales, muchas jerarquías católicas, todos los medios de comunicación (prensa y televisión completa).

Los regímenes y los partidos «hermanos» del Partido del Pil italiano existen en todo el mundo, aunque no se hayan dado a sí mismos el nombre ridículo que tienen en Italia, pero en ningún país en el que exista la oportunidad de expresar o cultivar su opinión se encuentra libremente con una coalición tan estricta como en Italia.

El partido italiano del Pil es el partido del NO. Hay quienes dicen (y ahora son muchos) que deben escuchar al IPCC -el comité de científicos de todos los países del mundo que vigilan el cambio climático-, lo que nos da sólo unos pocos años para imponer un gran avance en el sistema antes de que la tendencia del cambio climático en curso sea irreversible. Muchos, incluso en el partido Pil, declaran su acuerdo y Greta Thunberg, a diferencia de lo que le sucedió en Francia, ha sido escuchada por todo el Senado italiano. Pero tan pronto como se trata de poner en práctica algunas de las indicaciones que deberían llevar a ese cambio de rumbo, el Partido del Pil dice NO: ¡prohibir el catastrofismo! Mientras haya gas, petróleo y carbón para extraer o transportar, lo consumimos; incluso a costa de imponer la construcción de nuevos oleoductos como el TAP o nuevas perforaciones en el Adriático.

Hay quienes dicen (y somos muchos) que la ciudad se encuentra en una situación de emergencia climática (y ambiental); que a partir de ahora sólo se deben realizar intervenciones que conduzcan a cero emisiones que cambien el clima. Pero el Partido del Pil dice NO: esas intervenciones pueden esperar, tenemos que hacer las Olimpiadas, instalar el tipo de zoco de chatarra que es el (era) Salón del Automóvil (una mala copia del fracaso de la falsa feria del libro milanesa), para asegurarnos de que lleguen (en avión, de todo el mundo), cientos de miles de deportistas y turistas, de construir muchas instalaciones y equipamientos (por supuesto, recuperables, quizás ni siquiera los de la Expo….) para alojarlos y entretenerlos, para producir una gran cantidad de nieve artificial, etc.  The show must go on  (El espectáculo debe continuar).

Hay quien dice «salvemos Venecia», patrimonio de la humanidad. El Partido del Pil dice NO. No traer cruceros a la laguna es «desperdiciar Venecia», no valorarla, perder una oportunidad.

Hay quienes quisieran salvar un hermoso valle y a la comunidad que allí vive de una inútil y dañina Gran Obra que completaría la devastación ya muy avanzada. El Partido del Pil, que en esta misma batalla se ha ido formando y definiéndose, dice NO. Un tren rápido, aunque no transporte nada y no empiece a funcionar antes de que el cambio climático sea irreversible, sigue siendo «progreso»: una ganga para los que lo construyen, aunque sea a expensas de los que lo financian (es decir, nosotros).

Hay quienes quieren destinar a obras de paz los miles de millones destinados al F35, que son máquinas de guerra destinadas a la agresión de países lejanos (y además no funcionan, tanto que algunos clientes han cancelado la compra). El Partido del Pil dice NO: sirven para crear decenas de puestos de trabajo. Y podríamos continuar…

Desde los Estados Unidos hasta Europa, está tomando forma un proyecto integral de conversión ecológica para salvar el clima, la salud y los puestos de trabajo que se llama  «Green New Deal». Para algunos es la única manera viable de «salvar el capitalismo»; para otros es la única manera de hundirlo. Para algunos, debería confiarse a un «estado emprendedor»; para otros, a una democratización radical de la vida económica. El debate es abierto, también porque todavía hay que definir muchas soluciones. Pero en Italia ni los defensores ni los enemigos del capitalismo hablan de ello y el Partido del Pil dice NO a ambos. El negocio se hace con lo que está ahí, aquí y ahora y no en programas generales. De lo contrario, ¡adiós, Pil!

El Pil, calculado sobre la base del negocio que se hace (¿pero hay otras formas de hacerlo?) no ha producido desde hace tiempo ni empleo (y menos que nunca calidad), ni bienestar, ni salud, ni justicia. Por otro lado, contribuye a sumergir al mundo en una noche negra para toda la humanidad. Pero, con el apoyo de los medios de comunicación, del mundo académico (especialmente de los economistas, de los «sacerdotes» de la religión de nuestro tiempo) y de la «cultura» (que, salvo contadas excepciones, está interesada en otra cosa), el Partido del PIB ha logrado hasta ahora presentarse como «Progreso», obstaculizado por aquellos que dicen trabajar por la protección de la vida, la salud y la justicia.

Es hora de invertir esta narrativa: el Partido del Pil es el verdadero partido del NO a todo lo que pueda beneficiar la convivencia y tal vez la supervivencia misma de la especie humana. Aprendemos a vincular nuestras batallas cotidianas para sentirnos mejor, por una ciudad, territorio o trabajo más habitable y bello (y de estas batallas cada uno lleva a algunos, o incluso a muchos; a veces solo, a veces en compañía) al compromiso de salvaguardar la vida en nuestro Planeta. Los primeros, sin un horizonte general que es el único hoy en día que puede legitimarlos, no tienen perspectivas de éxito. Y ese compromiso, si no vemos el vínculo con la vida cotidiana, sigue siendo una opción abstracta, especialmente para los menos informados. Pero a medida que avance el desastre ambiental, el Partido del Pil también comenzará a dividirse. Debemos ponerlo de espaldas a la pared.


Traducido del italiano por Estefany Zaldumbide

Categorías: Ecología y Medio Ambiente, Europa, Opiniones, Política
Tags: , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 25.02.20

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

¡Movilicémonos por Assange!

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.