Consumo de cannabis durante 2.500 años

02.07.2019 - Der Humanistischer Pressedienst

Este artículo también está disponible en: Alemán

Consumo de cannabis durante 2.500 años
Planta de cannabis (Imagen de Pixabay | CC0)

Desde hace miles de años, el cannabis se cultiva en el este de Asia como planta oleaginosa y fibrosa. Los cannabinoides que contiene se encuentran entre las sustancias psicoactivas más utilizadas en el mundo en la actualidad. Sin embargo, poco se sabe sobre el uso temprano de la planta como estupefaciente.

En la actualidad, un equipo internacional de investigación ha descubierto restos de cannabis quemado con mayor contenido de THC en inciensos de 2.500 años de antigüedad procedentes de las montañas del Pamir oriental. Esta es una de las pruebas más antiguas y claras hasta la fecha del uso de las propiedades psicoactivas de la planta de cannabis.

El cannabis se cultiva en el este de Asia desde al menos 4000 a.C. debido a sus semillas oleaginosas y fibras vegetales duraderas. Sin embargo, las variedades de cannabis cultivadas tempranamente y la mayoría de las poblaciones silvestres contienen sólo una pequeña cantidad del agente psicoactivo tetrahidrocannabinol (THC) y otros compuestos cannabinoides. Por lo tanto, durante mucho tiempo estuvo abierta la cuestión de cuándo y dónde se reconocieron y utilizaron por primera vez ciertas variedades de la planta con una mayor proporción de cannabinoides.

En la investigación histórica, los orígenes del consumo de cannabis se encuentran a menudo en las estepas de Asia Central, pero esta suposición se basa únicamente en un texto del historiador griego Heródoto del último primer milenio antes de Cristo. Ahora, un equipo internacional de investigación del Instituto Max Planck de Historia Humana, la Academia China de Ciencias y la Academia China de Ciencias Sociales ha logrado encontrar pruebas concretas.

Los investigadores hicieron el descubrimiento cuando investigaron cómo funcionaban los quemadores de incienso de madera encontrados por los arqueólogos de la Academia China de Ciencias Sociales durante las excavaciones en las regiones de alta montaña del este de China. Las naves fueron recuperadas de tumbas de hace 2500 años en las montañas del Pamir. Sorprendentemente, cuando analizaron los compuestos conservados, se encontraron con una firma química que corresponde exactamente a la del cannabis.

El cannabis probablemente se extendió a lo largo de la primera Ruta de la Seda

Los datos también muestran que la gente de las montañas del Pamir en ese momento quemaba variedades de cannabis con un mayor contenido de THC. Este resultado confirma las primeras pruebas de la presencia de cannabis en los cementerios situados más al norte, en la región china de Xinjiang y en las montañas rusas de Altai. Nicole Boivin, directora del Instituto Max Planck de Historia Humana: «Los resultados subrayan la suposición de que las plantas de cannabis se utilizaron por primera vez en las regiones montañosas de Asia central oriental debido a sus componentes psicoactivos y que su uso se extendió desde aquí a otras regiones del mundo».

El lugar de enterramiento en las montañas del Pamir, de donde se originaron los recipientes de incienso que contenían los residuos de THC, contenía restos humanos de características similares a los de las poblaciones contemporáneas más al oeste de Asia Central. Los artefactos encontrados en las tumbas también indican un vínculo entre esta población y los seres humanos más al oeste, en las estribaciones montañosas del Asia Interior. Además, los análisis de isótopos estables de huesos humanos de Jirzankal muestran que no todas las personas enterradas allí crecieron localmente.

Estos datos concuerdan con el supuesto de que los puertos de alta montaña de Asia Central y Oriental desempeñaron un papel clave en los primeros intercambios transeuroasiáticos. De hecho, la ahora tan remota región del Pamir pudo haber estado una vez en una ruta importante de la temprana Ruta de la Seda. La Ruta de la Seda fue en ciertos momentos no sólo la ruta más importante para la distribución de bienes, sino también para el intercambio cultural y la difusión de elementos culturales.

Robert Spengler, arqueobotánico principal del estudio, también del Instituto Max Planck de Historia Humana, explica: «Las rutas de intercambio de las primeras Rutas de la Seda funcionaban más como los radios de una rueda de carreta que como una autopista, lo que situaba a Asia Central en el centro del mundo en ese momento. Nuestro estudio implica que el conocimiento sobre el consumo de cannabis y variedades específicas de cannabis de alta droga es una de las tradiciones culturales que se extienden a lo largo de estas rutas».

La gente puede haber usado cannabis no sólo para rituales funerarios

Todavía no está claro si las personas cultivaban cannabis en Jirzankal o si sólo recolectaban plantas con mayor contenido de THC. Una teoría es que el cannabis produce mayores cantidades de la sustancia activa en respuesta al aumento de la radiación UV y otros factores estresantes asociados con el crecimiento a mayores altitudes. Por ejemplo, las personas que emigraron a través de las regiones de alta montaña podrían haber descubierto plantas silvestres con niveles más altos del ingrediente activo e iniciado un nuevo tipo de uso.

Los descubrimientos de Jirzankal sugieren que la gente ha quemado cannabis en rituales que conmemoran a los muertos. Enterraron a sus familiares en tumbas sobre las que erigieron colinas circulares, anillos de piedra y franjas de piedras blancas y negras. No está claro si el cannabis se usaba de manera diferente en la sociedad en ese momento, aunque es probable que la capacidad de la planta para tratar una variedad de enfermedades y síntomas se detectara a tiempo. Yimin Yang, científico de la Universidad de la Academia China de Ciencias en Beijing, explica: «Este estudio sobre el consumo temprano de cannabis nos ayuda a entender las primeras prácticas culturales humanas y habla en nombre del conocimiento humano intuitivo de los componentes químicos naturales de las plantas.

Nicole Boivin señala que «estudios arqueológicos como estos, dado el clima político moderno que rodea al consumo de cannabis, pueden ayudar a comprender los orígenes de las prácticas culturales contemporáneas y las estructuras de creencias, que a su vez pueden influir en la política.” Robert Spengler señala: «Las perspectivas modernas sobre el cannabis varían enormemente de una cultura a otra, pero está claro que la planta ha sido utilizada por los seres humanos durante milenios, ya sea con fines médicos, rituales o de relajación». (mpg)


Traducción del alemán por Sofía Guevara

Categorías: Ciencia y Tecnología, Internacional
Tags: , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 22.11.19

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.