La red de comités de defensa del territorio está muy alarmada por la situación medioambiental en la que se encuentran muchos territorios toscanos en lo que se refiere al uso de pesticidas, en particular después del informe sobre el «Fuori TG» de la Rai 3, del que tenemos conocimiento del riesgo de contaminación de los acuíferos de la llanura de Pistoia por pesticidas y herbicidas. «Esperamos una rápida intervención de la Región y de las administraciones -dice Eros Tetti, Presidente de la Red- que prohíban el uso de sustancias nocivas y garanticen la protección de la salud de los ciudadanos y del medio ambiente».

«Vivimos en una mezcla, estamos expuestos a un cóctel de contaminantes, en el aire que respiramos, en el agua que bebemos, en los alimentos que comemos, de los cuales no conocemos el peligro. Aunque los pesticidas están ‘dentro de los límites legales’, esto no es suficiente para proteger la salud ni el medio ambiente, porque la investigación científica demuestra inequívocamente que cualquier nivel de exposición a los pesticidas es un factor causal en el aumento de la incidencia del cáncer, las enfermedades respiratorias, el Parkinson, el Alzheimer, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), el autismo, el déficit de atención y la hiperactividad, la diabetes, la infertilidad, los desórdenes reproductivos, las malformaciones fetales y las disfunciones metabólicas y de tiroides. En particular, los niños son susceptibles a la exposición desde la etapa del embarazo, lo que puede causar daños neurológicos importantes, como la disminución del coeficiente intelectual y el autismo. La prevención primaria y el principio de precaución son indispensables, pero son negados por los políticos sujetos a los grupos de presión», dice Gianluca Garetti, vicepresidente nacional de Medicina Democrática.

Cada vez más personas son sensibles a estos temas, que deben convertirse en un tema serio de debate y no en las proclamaciones habituales de la campaña electoral. Debemos responder a las nuevas generaciones, que están muy preocupadas por el futuro que les espera.


Traducido del italiano por Estefany Zaldumbide