La carta del Papa Francisco a Lula revelada

02.06.2019 - Paolo D'Aprile

Este artículo también está disponible en: Italiano

La carta del Papa Francisco a Lula revelada
(Imagen de Vaticano)

Hoy se publica la siguiente carta, que traduzco al italiano sin el permiso del autor, pero con el esfuerzo de conservar su tono.

Querido Luiz Inácio,

Recibí su preciosa carta del pasado 29 de marzo, en la que, además de agradecerme mi contribución en defensa de los derechos de los más pobres y marginados de esta noble nación, me informaba de su estado de ánimo y me comunicaba su opinión sobre el contexto social y político actual en Brasil, que me será de gran utilidad, como ya se ha mencionado en el mensaje para la 52ª Jornada Mundial por la Paz, celebrada el 1 de enero. La responsabilidad política es un desafío permanente para todos los que reciben el mandato de servir a su país, proteger a las personas que viven allí y trabajar para crear las condiciones de un futuro justo y digno. Como mis antecesores, estoy convencido de que la política puede convertirse en una forma eminente de caridad si se practica con un respeto fundamental por la vida, la libertad y la dignidad de la persona humana.

En estos días celebramos la Resurrección del Señor, el triunfo de Jesucristo sobre la muerte es la esperanza de la humanidad. Su Pascua, su paso de la muerte a la vida, es nuestra Pascua: gracias a Él podemos pasar de las tinieblas a la luz; de la esclavitud de este mundo a la libertad de la Tierra Prometida; del pecado que nos separa de Dios y de nuestros hermanos y hermanas a la amistad que nos une a Él; de la incredulidad y la desesperación a la alegría serena y profunda de aquellos que creen que, al fin y al cabo, el bien vencerá al mal, la verdad vencerá al mal, la verdad vencerá a la mentira, y la salvación vencerá a la condenación.

Teniendo en cuenta las duras dificultades que ha sufrido últimamente, especialmente la pérdida de algunos parientes – su esposa Marisa Letizia, su hermano Genival y, más recientemente, su sobrino Arthur, de tan sólo siete años – quiero mostrarle mi cercanía espiritual y animarle, pidiéndole que no pierda la esperanza y que continúe teniendo fe en Dios.

Asegurándoos mi oración para que, en este momento pascual de júbilo, la luz de Cristo resucitado os llene de esperanza, os pido que no dejéis de rezar por mí.

Que Jesús los bendiga y que la Santísima Virgen los proteja.

Fraternalmente,

Francisco.

Vaticano, 3 de mayo de 2019

Estas son las palabras del Papa Francisco para Lula, quien ha estado en prisión por más de un año. Incluso en una lectura superficial es posible comprender su profundo significado, no sólo – siendo el Papa – un significado religioso y humano, sino también – siendo Francisco – un profundo valor político. No hay necesidad de leer entre líneas. Todo está muy claro en las últimas frases en las que el Papa expresa su preocupación por el estado de ánimo de Lula tras las recientes muertes en su familia. Unas pocas líneas arriba, una frase por encima de todo: el bien vencerá al mal, la verdad vencerá a la mentira y la salvación vencerá a la condenación. En estas páginas ya hemos informado en varias ocasiones sobre el proceso de farsa al que ha sido sometido Lula. El Papa es consciente de ello, lo sabe, lo escribe. Pero es el comienzo de la carta lo que considero muy importante: Francisco agradece a Lula por la información sobre el contexto sociopolítico brasileño. Este es el punto importante: el Papa no sólo acepta que un pluricondanato le escriba, sino que aprovecha la información recibida. Los canales oficiales de los embajadores nombrados por un ministro de Asuntos Exteriores «terrapiattista», por un presidente que se fotografió a sí mismo con una pistola en la cintura y en cuyos discursos la palabra «muerte» estaba asociada a «seguridad» y «armas», bueno, los canales oficiales, para Francisco, no tienen relevancia. Lula, el mayor líder de las Américas, es el verdadero interlocutor brasileño del Papa.

Pronto, en la plaza, millones de estudiantes dirán NO al cierre de sus escuelas y universidades. El gobierno ya ha anunciado que esta manifestación nacional es el resultado de la coacción que los profesores, adoctrinadores marxistas, ejercen sobre sus estudiantes. Hace unos días fuimos testigos de la convocatoria popular, por parte del presidente, para pedir el cierre del Parlamento y de la Corte Suprema, culpables, según Bolsonaro, de no dejarla gobernar y de obstaculizar su acción. Las conquistas sociales y los derechos civiles están bajo el ataque total de un nuevo tipo de fascismo, que oscila entre el fundamentalismo religioso de las sectas evangélicas, la dura franja de las fuerzas armadas y un omnipotente mercado financiero. Contra este fascismo, la historia ha querido que seamos la última barrera. Este choque se preparaba, se incubaba, se cocinaba a fuego lento, durante demasiados años: tarde o temprano debería haberse manifestado. Sucede hoy en día con una violencia sin precedentes. Y la historia ha querido que seamos la última barrera. Es una cuestión de dignidad, tanto aquí en Brasil como en Italia. El poder no puede soportar la verdad, la ironía, la cultura, el pensamiento crítico y el rigor moral. Podremos detenerlo.

Y retomando las palabras de otro Papa digo: No tengas miedo. Este es el momento.


Traducción del italiano por Nicole Salas

Categorías: Opiniones, Política, Sudamérica
Tags: , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 20.11.19

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.