Cada día festivo ahorra al menos 100.000 toneladas de emisiones de carbono

03.06.2019 - Pressenza London

Este artículo también está disponible en: Inglés

Cada día festivo ahorra al menos 100.000 toneladas de emisiones de carbono
Tiempos modernos, sobre la deshumanización del trabajo (Imagen de United Artists - Dominio público, Wikipedia)

Dénes Csala, Universidad de Lancaster para The Conversation

El lunes 27 de mayo fue un día festivo en el Reino Unido, el cuarto «bank holiday» en las últimas seis semanas. En cada uno de estos días, la gente hace menos viajes al trabajo, dejan sus computadoras y máquinas apagadas, y el país generalmente consume menos energía.

De hecho, mis cálculos aproximados a continuación indican que, dependiendo de la temporada, cada día festivo podría ahorrar más de 100.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono.

Así que vamos a llevar a cabo un experimento mental en el que hipotéticamente Gran Bretaña cambia de la noche a la mañana a una semana laboral de cuatro días. ¿Realmente esto llevaría a un menor consumo de energía y a menos emisiones?

La idea de una semana de cuatro días sigue surgiendo, por varias razones. Por ejemplo, un experimento realizado en Nueva Zelanda el año pasado demostró que aumentó los niveles de productividad. Pero quiero considerar la idea de reducir la semana laboral como una herramienta para combatir el cambio climático.

En 2006, dos economistas descubrieron que el simple hecho de cambiar las horas de trabajo estadounidenses a niveles europeos reduciría las emisiones estadounidenses en al menos un 7%. Al año siguiente, el estado estadounidense de Utah llevó a cabo una prueba: cambió a los empleados del estado a una semana laboral de cuatro días (aunque aun así de 40 horas) y descubrió que esto se traducía en un importante ahorro de energía, principalmente debido a la menor necesidad de aire acondicionado, así como a la reducción de las emisiones como resultado de la reducción del tráfico.

Para hacer una estimación del ahorro de energía, primero hay que ver cuánto se consume, lo que comúnmente se denomina «carga». En el siguiente gráfico, he trazado la demanda total de electricidad del Reino Unido en un típico día de semana, fin de semana y día festivo, ya que cambia a lo largo del día. Utilicé los datos de todos los días de 2019 hasta ayer (1 de enero – 27 de mayo). Esto se denomina curva de carga:

Izquierda: Carga en el Reino Unido en un día laborable, fin de semana y día festivo típico, enero – mayo de 2019. Derecha: la carga en días específicos.

Denes Csala / ENTSOE, Autor proporcionado

A lo largo del día, la carga total de electricidad fluctúa entre 20 y 45 gigavatios y el patrón de nueve a cinco días laborables aparece muy claramente. La demanda está en su pico absoluto justo antes de las 20:00 horas, pero la curva tiene una forma típica de doble pico, con otra alrededor del mediodía. Los fines de semana, la gente tiende a levantarse un par de horas más tarde, pero el consumo máximo de energía sigue siendo en las primeras horas de la tarde – sin embargo, el consumo total es inferior en un 10%.

En los cuatro días festivos celebrados hasta la fecha en 2019, el consumo se redujo, en promedio, en un 9% adicional. Pero la variación en estos días -es decir, la «difusión» de los datos- es mucho mayor. Por lo tanto, debemos examinar las variaciones estacionales.

Los meses de invierno son más fríos y oscuros, por lo que normalmente habrá más demanda de calor y luz en enero que en mayo. Por lo tanto, tiene más sentido comparar los dos días festivos de mayo con los días del mismo mes.

El Carnaval de Notting Hill se celebra durante el día festivo de agosto, cuando hay poca demanda de calor y luz.ChrisO en la Wikipedia en inglés – CC-BY-SA-3.0

Sin embargo, el día festivo de principios de mayo de este año fue en realidad un 6% superior a la media del fin de semana de mayo en términos de consumo, mientras que el día festivo de finales de mayo se situó alrededor de un 6% por debajo de la media. Por lo tanto, sobre la base de esta muestra tan limitada, se podría argumentar razonablemente que estos días extras de descanso podrían contarse como días regulares de fin de semana.

En términos de consumo, una semana laboral de cuatro días significaría un fin de semana de tres días, y el consumo de electricidad cae en los fines de semana alrededor del 10% (esto no está muy lejos de la estimación de Utah, después de ajustar la diferencia en las horas de trabajo reales).

Algunos gigavatios son más limpios que otros

Pero para estimar el verdadero ahorro de emisiones, debemos considerar las fuentes de producción de energía. La energía del carbón y el gas natural son obviamente muy diferentes de la eólica o la solar, y la disponibilidad y el costo de las diversas fuentes de energía cambian a lo largo del día.


La electricidad del Reino Unido es más cara (izquierda) y más cargada de carbono (derecha) en las horas pico de la tarde.Denes Csala / ENTSOE, Autor proporcionado

La regla general aquí es que a mayores niveles generales de demanda de electricidad, más de esa electricidad se generará a partir de combustibles fósiles. Esto se debe a que la UE exige que primero se utilicen fuentes de energía más limpias. Si bien esta regla podría cambiar en un futuro próximo, por ahora significa que una menor demanda de electricidad significará menores emisiones por unidad de energía. De hecho, en lo que va de año, la electricidad británica ha sido en promedio un 17,5% menos cargada de carbono en los fines de semana que en los días laborables.

Todo esto significa que si el Reino Unido estableciera una semana de cuatro días, sustituyendo efectivamente un día de trabajo por un día de fin de semana adicional, podría reducir el consumo de energía para ese día en un 10% y la intensidad de las emisiones en un 17,5%. Estos dos efectos se suman: el menor consumo de electricidad del fin de semana se combina con una menor intensidad de carbono, ya que hay menos necesidad de encender centrales de carbón o gas contaminantes, lo que puede reducir las emisiones en un día cualquiera en un 22% en mayo o en un 25% en enero.

En cifras grandes, esto significaría ahorrar 82.000 toneladas de CO₂ en mayo o 146.000 en enero. Dado que hay siete días a la semana, la reducción de las emisiones de uno de esos días en un promedio del 23% daría lugar a un ahorro global de emisiones del 3,3%. Esto equivale a 110.000 toneladas de CO₂ a la semana, lo que equivale a eliminar 1,2 millones de coches de la carretera. Y como esto se refiere a la electricidad y no a la gasolina, ni siquiera cuenta el ahorro de carbono de los atascos de tráfico reducidos….

Haga clic aquí para suscribirse a nuestra revista de acción climática. El cambio climático es inevitable. Nuestra respuesta no lo es.

Dénes Csala, profesor de Dinámica de Sistemas de Almacenamiento de Energía, Universidad de Lancaster

Este artículo ha sido reeditado de The Conversation bajo una licencia Creative Commons. Lea el artículo original.


Traducción del inglés de: Antonella Ayala

Categorías: Derechos Humanos, Ecología y Medio Ambiente, Europa, Opiniones
Tags: ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 14.11.19

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.