Extrañísimos socios, Netanyaju y Hamás, continúan su danza de la muerte Orwelliana

08.04.2019 - London, UK - Silvia Swinden

Este artículo también está disponible en: Inglés

Extrañísimos socios, Netanyaju y Hamás, continúan su danza de la muerte Orwelliana

Aparentemente son los peores enemigos. Hablan unos de otros en los epítetos más horrendos y deshumanizantes. Pero como sucede a menudo, lo cual fue tan bien descrito por George Orwell, el enemigo externo se utiliza para mantener el control y el poder sobre la población interna. 

No se puede negar que existe una situación asimétrica, una ocupación ilegal y una historia de opresión por parte del gobierno de derecha israelí sobre los palestinos. También hay una historia de levantamientos y ataques violentos por parte de los palestinos que se han utilizado como justificación, al menos a los ojos de los temerosos y de aquellos que utilizan el miedo como herramienta política, para continuar la represión y tomar represalias de manera desproporcionada. Pero ignorar las estrategias básicas de estos aparentes enemigos hace que la comunidad internacional pierda la oportunidad de tratar de influir en el conflicto de una manera diferente. 

Cada misil de Gaza a Israel es un voto para Netanyahu y los demás de la ultra-derecha, es un regalo para la política del miedo, siempre y cuando no cause mucho daño. Así que Israel invierte en refugios antiaéreos y cúpulas de hierro (sistema de defensa antimisiles). Para que el miedo sea un ganador efectivo de votos, el gobierno tiene que demostrar que puede defender a la población. Los partidos de izquierda, las alianzas judeo-árabes, los soldados que se niegan a servir en los territorios ocupados, los jóvenes que van a la cárcel por negarse a hacer el servicio militar y los que trabajan por la justicia para los palestinos, son presentados como traidores y sus voces sofocadas. Los medios de comunicación internacionales tienen muy poco conocimiento o informan sobre esos esfuerzos en pro de la paz y la reconciliación. Otra fuente de alarmismo es la «bomba de tiempo demográfica». Dado que la población árabe tiene una tasa de natalidad más alta que la judía (salvo los ultra ortodoxos, que no tienen mucho que hacer aparte de rezar y criar familias numerosas, ya que muchos de ellos cuentan con el apoyo financiero del Estado, pero los israelíes liberales se sienten bastante ambivalentes con respecto a la cultura restrictiva de estos grupos religiosos radicales que a menudo intentan imponer sus prácticas a otros), habrá un momento en que los judíos se convertirán en una minoría. Israel ya no será el refugio contra la persecución y los holocaustos en la raíz de su creación. De ahí la nueva ley para restringir los derechos de los árabes israelíes, que está creando tal grado de indignación en todo el mundo que se está convirtiendo en algo así como dispararse a sí mismo en el pie, una fuente de reclutamiento para el BDS (Boycott, Divest, Sanction).

Hamás está ganando la guerra mediática precisamente porque parece que cuando caen las bombas israelíes no hay refugios para los civiles, muchos combatientes se refugian en los túneles, pero todos los demás, incluidos los niños, quedan expuestos. Fotos de civiles muertos de todas las edades, tanto en los medios de comunicación corporativos como en Internet, llegan a los hogares de todo el mundo. Ningún otro conflicto ha tenido el nivel de penetración en la psique mundial (y si estamos hablando de opresión e injusticia hay mucho de donde escoger). A pesar de las manifestaciones masivas organizadas por Hamás, con la quema de neumáticos para ocultar la visión de los francotiradores israelíes cerca de la valla y el envío de cometas con gasolina encendida para quemar los cultivos israelíes, también hay manifestaciones de los habitantes de Gaza contra Hamás. De hecho, la última protesta (exigiendo mejores condiciones de vida y acusando a los líderes de Hamás de tener un nivel de vida más alto, al tiempo que creaban dificultades para otros, quejándose también de la intolerancia hacia la disidencia) parece haber sido interrumpida por los bombardeos de represalia por parte de Israel después de que un misil lanzado desde Gaza destruyera una casa en Tel Aviv y hiriera a siete personas. Cuatro palestinos han muerto en la escalada subsiguiente y las protestas contra Hamás han desaparecido. En Gaza están apareciendo jóvenes movimientos no violentos que, al igual que sus homólogos israelíes, no son reconocidos por los medios de comunicación locales e internacionales. La división política entre Hamás y la Autoridad Palestina que gobierna Cisjordania (que, a diferencia de Hamás, está dispuesta a negociar una solución de dos Estados -quizás con la frontera anterior en la Línea Verde de 1967-, ya que reconoce el derecho de Israel a existir) sólo ha añadido dificultades económicas a Gaza. 

El Holocausto y el Nakba: el estrés postraumático a través de las generaciones

Además de los factores tangibles del conflicto (muros, bombas, francotiradores, asentamientos, misiles, puestos de control, etc.), existen factores psicológicos en ambas poblaciones que contribuyen a que el conflicto sea más intratable. Ahora se reconoce que el trauma puede ser transmitido epigenéticamente a la descendencia y los recuerdos familiares y culturales son fuertes determinantes para que muchas personas sientan que sus antepasados, que fueron víctimas del «otro lado», adviertan, en la mente de los descendientes, de los peligros que representa el enemigo y también exigen que sus muertes y pérdidas sean vengadas.

Para la población judía es el Holocausto, no sólo los 6 millones de muertes, torturas y experimentos médicos indecibles, sino también la experiencia de muchos que fueron rechazados por países de Europa y Norteamérica al intentar huir de la exterminación Nazi.

Para los palestinos es el Nakba (catástrofe), cuando cientos de miles huyeron o fueron expulsados de sus hogares por la guerra de 1948 que siguió a la creación del Estado de Israel (ya que los países árabes y la población local no aceptaron la resolución de las Naciones Unidas) y el Naksa (el revés) durante la Guerra de los Seis Días de 1967 que dio lugar a la ocupación israelí de Cisjordania, Gaza, Jerusalén Oriental y los Altos del Golán. 

El recuerdo de esos acontecimientos juega un papel importante en la psique de ambas partes e impide un debate empático, compasivo y humanitario entre los implicados. Como la mayoría de las personas que sufren de Trastorno de Estrés Postraumático (PTSD), los pequeños recordatorios del trauma original, u otras amenazas que pueden no estar relacionadas, desencadenan un revivir catastrófico del horror tal como fue experimentado, por ellos mismos o por sus ancestros.

Hablando con la gente equivocada

Si nos fijamos en el tratamiento mediático del conflicto, parece que sólo existen la ultra derecha israelí y el Hamás palestino. Los protagonistas más llenos de odio son los que reciben más atención y, por lo tanto, son también los receptores de apoyo financiero y práctico internacional.

Pero hay muchos miles en ambos lados, que han superado su herencia determinista y sus reacciones mecánicas a la violencia y han logrado trabajar juntos por la paz y la reconciliación. 

Algunos como Combatientes por la Paz (cuyos miembros son ex militantes que participaron en la violencia y llegaron a un punto en el que se dieron cuenta de que la gente del otro lado también son seres humanos y merecedores de los mismos derechos que ellos mismos piden.

Algunos, como las familias del Círculo de Padres y Madres -Para la Reconciliación y el Diálogo-, con uno o más miembros de su familia muertos en el conflicto, que lograron identificarse con el dolor que también sentían los familiares de sus «enemigos» muertos. 

Algunos como los habitantes de la aldea de Neve Shalon-Wahat al Salaam (Oasis de Paz) y las escuelas asociadas crecieron juntos, judíos y árabes, aprendiendo los idiomas y la cultura de lo siento otros, demostrando al mundo que la coexistencia pacífica no sólo es posible sino que también es una experiencia enriquecedora. 

Mujeres judías y palestinas han marchado juntas, una asociación israelí en Jerusalén impide la demolición de casas palestinas y ayuda a reconstruirlas. La Universidad de Haifa cuenta con una serie de grupos conjuntos, como el Centro Árabe Judío, que desarrolla actividades para la paz y la reconciliación.

La lista continúa (ver Wikipedia, proyectos de paz árabe-israelíes – en inglés), muchas de estas iniciativas tienen ahora asociaciones en otros países. 

Estas son las personas que deben ser invitadas a las conferencias internacionales sobre el conflicto, que deben ser apoyadas por cualquier gobierno que afirme querer contribuir al proceso de paz, que deben ser apoyadas financiera y emocionalmente, que deben ser invitadas a dar charlas en las universidades de todo el mundo, porque son las únicas que han logrado superar el odio y el deseo de venganza, que han superado las fuerzas epigenéticas, familiares y deterministas culturales, que han encontrado en sus corazones la compasión hacia los demás y el contacto con lo que es profundamente humano. Debemos escucharlos y aprender porque llevan el núcleo, la esperanza y el milagro de la transformación que puede resolver cualquier conflicto. Ellos son los ejemplos vivientes de la No Violencia Activa.

Finalmente se nos recuerda el Principio de Acción Válida de La Mirada Interna, de Silo, que dice «No importa en qué bando te hayan puesto los acontecimientos, lo que importa es que comprendas que tu no has elegido ningún bando«.

Nadie elige el país en el que nace, sus padres, su momento histórico, la educación que recibe así como su religión durante sus años formativos, su raza, sus genes. Y sin embargo, algunas personas logran superar muchas de las creencias y prejuicios que se les han inculcado en circunstancias fuera de su control, pero esto sólo puede suceder cuando un nivel superior de conciencia les permite darse cuenta de sus pensamientos, sentimientos y acciones mecánicas, con el fin de iniciar una vida intencional y coherente.

Categorías: Derechos Humanos, Medio Oriente, Noviolencia, Opiniones
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.