Elecciones en Israel, bombas en Gaza

17.03.2019 - Gaza 15 marzo 2019 - Patrizia Cecconi

Este artículo también está disponible en: Italiano

Elecciones en Israel, bombas en Gaza
(Imagen de Al Quds)

Todo comenzó en la tarde de ayer, 14 de marzo, cuando se lanzaron dos cohetes Fajar en Tel Aviv. Uno de los dos fue interceptado y neutralizado por la cúpula de hierro y el otro cayó en un área deshabitada sin causar daños a personas o cosas.

Los cohetes Fajar tienen un alcance capaz de alcanzar el centro de Israel, están en posesión del partido Jihad Islámico al que Irán les suministraría. De hecho, la primera declaración israelí ha justamente mencionado a Irán, que, como todos saben, es la bestia negra de Netanyahu. Por primera vez, Israel no ha acusado a Hamas del lanzamiento, sino a Jihad precisamente porque este sería alimentado por el país islámico que el primer ministro israelí sueña con destruir y que no lo hace ningún secreto. De este modo, gracias a los dos cohetes Fajar, Israel pudo al mismo tiempo acusar a dos enemigos absolutos: Irán y el Islam, obteniendo los consentimientos que sabe que puede obtener cuando juega con la confusión entre musulmanes e islamistas al colocar a ISIS en el mismo meollo y sus adversarios musulmanes, lo que usualmente hace al referirse a Hamas, quien, en realidad, es el verdadero baluarte contra ISIS. Pero la historia de los cohetes Fajar esta vez tiene algo de amarillo, dado que el partido Jihad, a través de su representante Dawod Shihab, ha negado categóricamente todas las implicaciones y lo mismo ha hecho el partido en el gobierno, dejando que en el aire la idea de que pueden haber sido «misiles electorales».

Debido a muchos años de experiencia, todos los analistas políticos saben que todas las acciones contra Israel desde Gaza se reinvindican con orgullo y como ejemplo de resistencia activa, por lo que suena realmente extraño que esta acción no tenga reclamaciones dentro de la Franja. Después de los recientes episodios de infiltración extranjera, no sorprende la hipótesis de que este lanzamiento pudo haber sido pilotado a distancia, una distancia que alguien imagina como servicios especiales israelíes y alguien como una mano palestina que se opone profundamente a la reconciliación y al partido gobernante en la Franja.

En este momento, cada opinión tiene su propia posibilidad de aceptación, pero ninguna de ellas se basa en bases documentadas. Lo que está bajo la mirada de cualquier lector cuidadoso, sin embargo, es el uso electoral pro-Netanyahu que los dos Fajar están participando. Pocas semanas después de las elecciones, con juicios pendientes por fraude y corrupción y con opositores políticos que dirigen su consenso electoral sobre el compromiso genocida declarado con los palestinos, ¿qué puede ser más indicado – para el ascenso en la aprobación electoral del primer ministro saliente – que un castigo colectivo a la pesadilla-Gaza, anticipando los diversos Gantz, o Bennet, o Lieberman en el uso de la aviación de guerra?

Por mucho que Israel nos haya acostumbrado a actuar con total arbitrariedad y, por lo tanto, a matar casi a diario, arrestar a adultos y niños, robar tierras y, no menos importante, bombardear sin tener que responder, el último informe de la ONU debe haber influido en el primer ministro que, según la historia demostrada del lobo y el cordero, ha necesitado el casus belli para encontrar un consenso mundial sobre su acción, recuperando, mediante el castigo colectivo contra Gaza, el electorado israelí.

Es interesante observar la correlación sugerida por varios medios de comunicación, más o menos pro israelíes, entre las manifestaciones de Gazawis contra el alto costo de la vida, reprimidas por la policía del gobierno y el lanzamiento de cohetes sobre Tel Aviv, como si no fueran simples concomitancias, sino el resultado de una misma estrategia. Pero si ese fuera el caso, la estrategia apuntaría a aumentar la disidencia hacia el gobierno y hacer que el «castigo colectivo» sea considerado como inducido por el partido que gobierna la Franja. Es decir, apuntaría a matar desde dentro, gracias a una serie de acciones combinadas del componente que gobierna Gaza. ¿Quién se beneficiaría de esto, además de Israel? ¿Y, antes que nada, tiene bases reales para tomarse en consideración tal hipótesis o es pura política fantasiosa basada en conexiones no muy diferentes de las creadas por estadísticos imaginativos capaces de correlacionar el aumento de las ventas de lavadoras en Escocia con el aumento de los nacimientos en california?

Para evitar ser arrastrados a la espiral del caos, que nos impide ver los hechos en su concreción contextual, comencemos desde la situación real colocando, metafóricamente, en una superficie plana la sucesión de eventos. Por un lado, Israel, con las próximas elecciones y los elementos considerados ganadores por los distintos candidatos. En el otro lado de Gaza, como parte de Palestina que reclama el fin del asedio y el respeto de una resolución de la ONU, la número 194 que Israel siempre ha pisoteado y que concierne a todos los palestinos. En cuanto a las elecciones en Israel, basta con echar un vistazo rápido a lo que sucedió en todas las elecciones para comprender que el consenso se dirige a aquellos que muestran mayor truculencia, posiblemente genocida, hacia los palestinos. Netanyahu siempre ha sido un hombre de palabra, ha respetado sus promesas electorales con la expropiación de tierras palestinas, un aumento de los asentamientos judíos en tierras palestinas, políticas de arrestos y demolición de casas palestinas y una promesa solemne de que con él en el poder nunca habría habido un estado palestino Sin embargo, en el estado judío democrático hay quienes prometen más; hay quienes, ignorantes de los fundamentos de la política y la economía, prometen que con su eventual gobierno, uno podría llegar a la «solución final» de la Franja de Gaza, sin el uso de cámaras de gas, porque pertenecen a un pasado que no todos los judíos aceptarían, pero con el uso de armas modernas ya probadas en las terribles masacres – obviamente impunes – de «plomo fundido» y el «margen protector». Estos declarados fascistas judíos ignoran lo mucho que Gaza puede servir económica y políticamente a Israel o, quizás, no lo ignoran, sino que confían en la ignorancia y el odio visceral de sus votantes potenciales.

En esta carrera de “que gane el mejor» se convierte en «que gane el que ofrece las mayores garantías contra los palestinos», incluso el halcón de Netanyahu parece poco confiable y, por lo tanto, he la necesidad de demostrar su valor como un león en el bombardeo en unas pocas horas – por supuesto desde lo alto, sabiendo que Gaza no tiene aviación ni unidades antiaéreas – hasta 100 estructuras, ad usum delphini, estaciones de Hamas, es decir, oficinas públicas, cuarteles, gimnasios, puestos de guardia, etc.

¿Cómo empezar un bombardeo nocturno tan poderoso? Quizás sin el informe de la ONU no habría habido necesidad de misiles, sin embargo, los dos misiles fueron lanzados, aunque sin daño, y todo encaja perfectamente en la respuesta del pobre Israel atacado por el terrorismo palestino. Una mentira que a estas alturas ya no debería persistir, pero que es alimentada por los medios de comunicación que transmiten la narrativa israelí ahora sin siquiera necesitar instrucciones. Si algún operador de información estuviera aquí ahora, en la ciudad de Gaza, escribiendo mientras los drones vuelan a baja altura y su insoportable zumbido advierte, durante más de 12 horas, los gazawi que el ocupante mira desde lo alto y que puede decidir en cualquier momento un bombardeo adicional, tal vez no escribirían nada más que la narrativa israelí, más bien en tonos de diferentes colores como corresponde a la forma democrática que deja de lado la sustancia. Este tormento de «zannana», es decir, de los drones, como se les llama aquí por su insoportable zumbido, se reanuda y se pospone en los canales de televisión israelíes para que los espectadores sepan que Netanyahu sabe cómo mantener a raya a la población asediada de Gaza y de esta manera las fuertes acusaciones de fraude y corrupción pasan por los pecados veniales.

En el otro lado de nuestra metafórica superficie plana tenemos una población de aproximadamente 2 millones de habitantes, de los cuales un alto porcentaje es golpeada por las crecientes dificultades económicas y la falta de perspectivas; tenemos en el gobierno un partido que hace muchos años ganó legalmente las elecciones gracias a su compromiso de mejorar las estructuras sociales y de salud en general, que ahora, sin embargo, ya no puede ofrecer. Un gobierno objetivamente intolerante e intransigente, pero también obstaculizado y marginado del mundo en homenaje a Israel y, en segundo lugar, a la ANP. Tenemos un trabajo tortuoso saliendo adelante, incluso de buena fe, por parte de muchos occidentales que indirectamente hacen que las sirenas del consumismo canten juntas en la mente de los gazawis y, al mismo tiempo, la frustración de no poder alcanzarlas. Tenemos una gran parte de la población que ni siquiera quiere escuchar la palabra «política» que ahora se considera solo como clientelismo y ruina, que sin embargo está perdiendo su antiguo orgullo, destruyéndolo con solicitudes continuas de limosna para a aquel Occidente que imagina ser el dueño de riquezas infinitas y de lo cual, incluso psicológicamente, termina dependiendo. Pero también tenemos energías, minoritarias en número, pero muy fuertes en voluntad, que son la verdadera pesadilla de Israel. Son aquellas que rechazan la «ganga del siglo» de Trump, con dignidad y orgullo, y el paternalismo de Qatar que pensaba en silenciar a la población de Gaza en beneficio de Israel ofreciendo dinero y dulces. Es esta minoría la que representa la verdadera resistencia de Gaza, es esta minoría la pesadilla de Israel. El corazón que late, en este momento, lo tiene en la organización de la Gran Marcha del regreso, aunque si Hamas ahora intenta obtener el control. La innovación política la tiene la construcción de «Alianza Democrática», la nueva formación que reúne a todos los partidos de izquierda, combinando los aspectos políticos y sociales y colocándose como el tercer polo entre Fatah y Hamas. Es con esta que Israel tendrá que llegar a un acuerdo incluso si llegara, gracias a la mediación de Egipto, a un acuerdo con Hamas.

Justo cuando la delegación egipcia estuvo anoche en una reunión con Hamas para establecer los posibles pasos para una tregua a largo plazo, salieron los «misiles electorales» que Gaza no reivindica. Y justamente la advertencia inmediata de las FDI a la delegación egipcia de abandonar la Franja de inmediato fue la campana de alarma que hizo posible vaciar las llamadas «posiciones de Hamas» y evitar mártires, a pesar del gran bombardeo.

Dada la situación particularmente dramática, la Gran Marcha de hoy ha sido excepcionalmente suspendida; que sea bueno o malo, solo los eventos lo dirán. Por el momento sabemos que el gobierno de Gaza no quiere una escalada militar; sabemos que la resistencia de Gazawa esta noche respondió al pesado bombardeo israelí lanzando unos veinte misiles y disparando proyectiles de mortero. Sabemos que la prensa convencional ha puesto la atención humana en los israelíes asustados por los cohetes que corrían hacia los refugios – que afortunadamente tienen – y que 5 de ellos fueron rescatados por paramédicos por la ansiedad del estrés. Sabemos que a una mujer de Rafah le han amputado la mano y hay otros tantos heridos. En lo que se refiere al estrés, esto no se considera para los palestinos. También sabemos que si no fuera Israel, sino otro país que lo hiciera, no tendríamos reparos en definirlo como un estado canalla; también sabemos que los drones que vuelven locos por su sonido son el ojo de Israel sobre Gaza, pero lo que no sabemos todavía es quién y por qué se lanzaron esos dos misiles que permitieron a Netanyahu mostrar a los israelíes la cara que les gusta más. Otra cosa que aún no sabemos es si Israel está saciado o si habrá otra noche de «elecciones».


Traducido del italiano por Michelle Oviedo

Categorías: Derechos Humanos, Medio Oriente
Tags: , , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 15.12.19

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.