Donald Trump: La bomba de Golan Heights invierte 40 años de política de EE.UU. y sume a Oriente Medio en la confusión

24.03.2019 - Pressenza London

Este artículo también está disponible en: Inglés

Donald Trump: La bomba de Golan Heights invierte 40 años de política de EE.UU. y sume a Oriente Medio en la confusión
Netanyahu se reúne con el Presidente Donald Trump en Jerusalén, mayo de 2017. (Imagen de la Embajada de EE.UU. en Tel Aviv - Dominio público)

Scott Lucas, Universidad de Birmingham para The Conversation

Con un tweet de 35 palabras, Donald Trump ha cambiado casi 40 años de la política estadounidense con respecto a Israel y Siria:

Al igual que con otros impulsos de Trump, como su repentina orden en diciembre de retirar todas las tropas estadounidenses de Siria, ningún funcionario de la administración parecía haber sido consultado. Horas antes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo desde Jerusalén que no se había producido ningún cambio en la posición de Estados Unidos de no reconocer la anexión de los Altos por parte de Israel en 1981. Su comparecencia junto al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu se retrasó casi una hora para que Pompeo evaluara la situación repentinamente alterada.

Por supuesto, los funcionarios de la Casa Blanca se apresuraron a ocultar el anuncio. Uno insistió en que Trump había hablado con el asesor de seguridad nacional John Bolton, el yerno y asesor Jared Kushner, y Jason Greenblatt, el representante especial para las negociaciones en Oriente Medio. En una afirmación curiosamente defensiva, el funcionario dijo: «No hay circunscripción electoral obvia para no hacer esto.»

Otros sacaron a relucir las vagas referencias de Trump a la «seguridad» y la «estabilidad». Pompeo se recuperó al decir que la declaración era «histórica» y «audaz».

Pero no se equivoquen. La prioridad de Trump no tiene nada que ver con una estrategia de Oriente Medio. Su impulso fue alimentado por tres deseos: la reelección de Netanyahu el 9 de abril, su propia campaña 2020 y la necesidad de mimar constantemente su propio ego.

Israel se apoderó de los Altos del Golán en la guerra árabe-israelí de 1967. Catorce años después, justo antes de su entrada en la guerra civil del Líbano, el gobierno de Menachem Begin consolidó su poder con la declaración de soberanía.

Pocos en la comunidad internacional aceptaron la declaración. El gobierno de Reagan, a pesar de su retórica pro-Israel, suspendió un acuerdo de cooperación estratégica con Tel Aviv. Estados Unidos se unió a todos los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU en la Resolución 497, calificando la anexión de » nula, sin valor y sin efecto legal internacional”.

Los Altos permanecieron en una división de facto, con una unidad de observadores de la ONU tratando de evitar cualquier enfrentamiento. La respuesta del régimen de Assad a la sublevación siria de 2011, que mató a 100.000 personas y desplazó a más de 11 millones, amenazó con extenderse a la zona a medida que la fuerza de la ONU se retiraba. Pero la presencia militar israelí disuadió cualquier acción del régimen, y Netanyahu consiguió un acuerdo con el ruso Vladimir Putin en septiembre de 2015 para mantener a Irán y Hezbolá fuera de la zona.

Amigos necesitados

Pero la preocupación inmediata de Trump no es esa interacción entre Siria, Israel y los actores externos. Al igual que con su orden de trasladar la Embajada de EE.UU. a Jerusalén, su atención se centra en una declaración paralela que vincula su fortuna con la de Netanyahu.

Las acusaciones formales del primer ministro israelí por fraude, soborno y abuso de confianza están a la espera de una audiencia. Puede que se enfrente a una investigación criminal por la compra estatal de buques y submarinos del astillero alemán ThyssenKrupp, en uno de los casos más grandes de la historia de Israel. Las encuestas lo tienen al mismo nivel con el Blue and White Party del ex general Benny Gantz y el ex ministro de finanzas Yair Lapid.

Pero el jueves, Netanyahu pudo estar emocionado: «El presidente Trump acaba de hacer historia. Lo hizo de nuevo».

Trump esperará que la exaltación impulse sus propias perspectivas de reelección dentro de un año. Sus índices de aprobación se mantienen obstinadamente por encima del 40%. No han colapsado a pesar de las múltiples investigaciones criminales, el escándalo por las políticas anti-inmigración y el cierre del gobierno – pero tampoco se han alzado en medio de una economía alimentada por los recortes de impuestos de diciembre de 2017.

Por lo tanto, un pedido a una circunscripción electoral nacional que tradicionalmente vota por los demócratas – con pocas excepciones durante el siglo pasado, los votantes judíos han dado más del 70% de apoyo a la candidata demócrata, incluyendo el 71% para Hillary Clinton en 2016.

El cálculo de Trump puede ser equivocado. El voto judío es impulsado en gran medida por cuestiones sociales en el interior, más que por Israel en el extranjero: sólo el 9% citó a este último como la causa principal de su voto en las últimas elecciones presidenciales. Pero una postura de «Israel primero» también podría resonar con los no judíos en Estados Unidos, y los donantes y grupos de presión judíos pro-Trump podrían ser de gran importancia en la contienda por el electorado de Estados Unidos del próximo año.

Luego está el factor, lejos de ser insignificante, del ego de Trump. Como suele ocurrir con sus órdenes y proclamaciones, utilizó el anuncio para tratar de retratar su lugar especial en la historia de Estados Unidos. Añadiendo la falsedad de que todos sus predecesores -en lugar de ninguno- habían presionado para que se reconociera la soberanía israelí sobre el Golán, dijo: «Todos los presidentes han dicho ‘hazlo’. Yo soy el que lo logra».

Receta para el peligro

A pesar de los titulares inmediatos, el tweet de Trump tiene poca importancia para los Altos. La comunidad internacional, incluida la ONU, no va a cambiar su posición sobre su estatus. Y, aunque Netanyahu pueda ser impulsado, la presencia israelí seguirá dependiendo de la fuerza de las armas, la expansión de los asentamientos y la aceptación de actores como Rusia.

Pero eso no significa que la declaración no tenga efecto. Es probable que la «estabilidad» de Trump contribuya aún más a la inestabilidad regional.

El régimen de Assad aprovechará la oportunidad para ocultar su represión y mantenerse en el poder. La promesa del Ministerio de Relaciones Exteriores sirio de recuperar los Altos es una farsa, ya que los militares del régimen ni siquiera pueden asegurar a su presidente sin el liderazgo de Rusia, Irán y Hezbolá. Pero Bashar al-Assad y su círculo íntimo serán las víctimas de los Altos por su narración de que Estados Unidos e Israel son los partidarios del «terrorismo» y la agresión.

El mensaje de Trump también proyecta una oscura sombra sobre el todavía por presentar «plan de paz» Israel-Palestina de su yerno Jared Kushner. Algunos notarán con razón que el plan, si existe, ya es una propuesta zombie. Sin embargo, la declaración de los Altos del Golán, además de la reubicación de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, confirma que la administración de Trump ha reducido su objetivo real a complacer a un israelí, quien que está sentado en el sillón del primer ministro.

Y si uno quiere tomar la visión «grande» de Trump de sus influencias, se puede mirar más allá del Medio Oriente. Martin Indyk, un ex embajador de Estados Unidos en Israel, señaló que: «Putin usará esto como pretexto para justificar la anexión rusa de Crimea.

Esto, por supuesto, puede no causar a Trump -quien «lo logra»- la pérdida de un minuto de sueño, incluso cuando algunos de sus consejeros y casi todos en el Medio Oriente están preocupados.

Scott Lucas, Profesor de Política Internacional, Universidad de Birmingham

Este artículo ha sido reeditado de The Conversation bajo una licencia Creative Commons. Lea el artículo original.


Traducción del inglés de: Antonella Ayala

Categorías: Medio Oriente, Norteamérica, Política
Tags: ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 11.11.19

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.