Conversación con poetas en conmemoración del Día Internacional de la Mujer

10.03.2019 - EE.UU. Estados Unidos - Pressenza New York

Este artículo también está disponible en: Inglés

Conversación con poetas en conmemoración del Día Internacional de la Mujer

Por Jhon Sánchez

Tan pronto como busqué el Día de la Mujer en mi navegador, obtuve resultados como 34 Mejores Regalos del Día de la Mujer, o Regalos Inspiradores para Celebrar el Día de la Mujer, o Arreglos de Frutas del Día Internacional de la Mujer. No quiero que el Día de la Mujer se convierta en otro San Valentín. No tengo nada en contra de los regalos, pero creo que debemos destacar la importancia del 8 de marzo para su contexto político, sociológico y económico. Por estas razones, decidí entrevistar a cinco poetas que participaban en la Celebración del Mes de la Historia de la Mujer organizada por el IATI. El evento será el 10 de marzo a las 3:00 PM en IATI Theater Studio, 64 E 4th Street, 2 FL en Manhattan.

 

Desi Moreno-Penson

Como dramaturga, ¿cómo describe su trabajo los problemas de los derechos de la mujer?

Es gracioso, porque no necesariamente veo a mis personajes femeninos como “feministas”. Tienden a ser poderosos, inteligentes, desafiantes, complejos, generalmente problemáticos. No podría imaginarme presentarlos de otra manera. Me han dicho que mis personajes femeninos son al estilo de Fellini, lo que significa que, al igual que en las películas de Federico Fellini, son grandiosos, coloridos, teatrales, sexuales y valientes. En los mundos que creo en mis obras, trato de asegurarme de que los personajes masculinos y femeninos permanezcan en una condición de igualdad entre sí. Incluso si tengo un personaje masculino que oprime activamente a una mujer, es bastante claro desde el principio que pronto pagará un alto precio por ello. Para mí, el “feminismo” tiene que ver con la igualdad de derechos para todos, no sólo para las mujeres.

En el actual clima político de #MeToo, el énfasis se ha puesto más en la opresión del hombre blanco, pero hay una historia insidiosa de misoginia profundamente arraigada dentro de la cultura Latinx. El machismo no es sólo un estereotipo, es una fea realidad. Mi nueva obra, OMINOUS MEN, que será producida en la ciudad de Nueva York en el otoño de 2019 por MultiStages Theater Company es la primera obra que he escrito con un elenco completamente masculino. Aunque no hay personajes femeninos (con la excepción de una sola aparición sobrenatural en el segundo acto), su falta de presencia es sentida de manera aguda y visceral por los hombres que han tenido relaciones profundamente perturbadoras con las mujeres durante toda su vida.

¿Qué temas sociales debemos abordar con nuestros escritos?

Creo que como artistas de teatro, tenemos la responsabilidad de presentar un trabajo que es indicativo de cómo vemos el mundo. Eso es ser artista, ¿no? Considero mi práctica artística como una forma de vida. Una forma de sumar lo que siento, dónde he estado, a lo qué temo y lo qué puedo imaginar. Es una forma de ver mi cultura y mi comunidad a través de un lente que hace que todo – bueno y malo, confuso y clarificador, edificante y deprimente – sea valioso. Como dramaturga latina con sede en el Bronx, soy muy consciente de que la gente tendrá ideas y nociones preconcebidas sobre mí. La mayoría de ellas no se basarán en la realidad. Y me gusta usar mi trabajo para colorear fuera de las líneas de su ideología miope.

Desde hace años estoy desarrollando un ciclo de obras de teatro llamado Nuyorican Gothic: obras oscuras y fantásticas que tienen lugar en el Bronx, con temas góticos, lenguaje poético y elevado, así como personajes “Nuyorican” (puertorriqueños nacidos y criados en la ciudad de Nueva York). Me gusta escribir historias extrañas y aterradoras porque a veces los principios del realismo mágico no son lo suficientemente “mágicos” para mí en el contexto de una obra de teatro latinoamericana más tradicional. Creo que es importante mirar más allá de la dramaturgia más familiar y bien establecida de los dramas tradicionales de la mayoría de edad, o de los dramas domésticos de la cocina. Y sin duda, creo que todos los pueblos y culturas tienen un sentido de la magia y lo sobrenatural.

Además, soy el comisario de una nueva iniciativa teatral que aún se encuentra en las obras de La Brava: Festival de dramaturgos latinos. Durante mucho tiempo, he deseado crear un foro para que los dramaturgos latinos, tanto emergentes como de nivel medio, presenten su trabajo al público. Una plataforma que está desprovista de las políticas tóxicas de la exclusión, la simbología, la escasez y el racismo internalizado.

En términos de reconocimiento profesional, los dramaturgos latinos simplemente no existen en el Teatro Americano. Aunque usted puede tener una o dos “estrellas” que parecen recibir una buena cantidad de atención, esto no es suficiente. “Me considero un artista teatral “luchador”, pero la verdad es que hay muchas dramaturgas latinas talentosas que ni siquiera pueden disfrutar del acceso limitado que tengo”. Esto está mal, y hay que hacer algo al respecto.

Para ello, me he unido a Jazmyn Arroyo y Janelle Zapata del Proyecto de Teatro Step1 para crear La Brava, que se traduce en “fuerte”, “poderoso” y “valiente”. Nuestra esperanza es producir nuestro festival inaugural el próximo año, que sería dos o tres noches de obras de teatro de diez minutos, culminando en una mesa redonda. Con este fin, continuamos trabajando para recaudar fondos y crear apoyo para este proyecto tan necesario y emocionante.

¿Su escritura está motivada por un tema o por el personaje?

Mi escritura está motivada por una completa falta de voluntad para disculparme por mi existencia como latina. Punto. Mis principales objetivos como dramaturga han sido contar una gran historia, así como la continua deconstrucción de estereotipos negativos e imaginarios e imágenes degradantes de los latinoamericanos en la cultura dominante. Quiero ayudar a construir nuevas imágenes y presentar una visión revisionista y expresionista de la conciencia contemporánea del Latinx estadounidense. Una que está desprovista de la necesidad de sentimientos o disculpas abyectas. Quiero ser instrumental en la creación de un teatro que sea inmediato, visceral y sin pretensiones. No hay nada que me guste más que tomar prestado de mitos, leyendas urbanas, creencias supersticiosas y cultura pop. Es a partir de estos que encontramos los más arraigados y oscuros tangibles humanos. Este es el tipo de material rico y pulposo que atrae y repele. Y como nuyorican de segunda generación, quiero crear nuevos mitos dentro de una cultura que sigue teniendo gran necesidad de explorar sus propias narrativas como estadounidenses.

Tejan Green

Tejan, había leído tu poesía antes y admiro tu versatilidad con el lenguaje. ¿Es el género un elemento integral de su escritura? ¿Encuentras que en general, los hombres tienen una respuesta diferente que las mujeres a tu poesía?

Gracias por esa observación y por sus preguntas. Creo que al capturar fragmentos del yo que conozco a través de mis poemas y mantenerme fiel a mi propia experiencia humana, el género se revela a sí mismo. En cuanto a la recepción de mi trabajo, no encuentro una diferencia en el tipo de reacción que tengo a mi poesía que pueda relacionar con el género. Noto que en términos de cantidad, la mayoría de las respuestas que he recibido sobre mi trabajo han sido de mujeres.

Julia Lee Barclay-Morton

Julia, leí que el número de directoras es mucho menor que el de los directores varones. Como directora, ¿puede decirnos cuál es su proceso para convertirse en una de las pocas? ¿Cuáles son los retos a los que te enfrentas en tu camino? ¿Son esas barreras iguales en otras industrias?

Me convertí en directora muy pronto, cuando tenía 16 años, porque tuve un profesor de teatro extraordinario en la escuela secundaria, Terry Ortwein. Vio mis habilidades de inmediato y me trajo a la clase de dirección un año adelantado. Antes de eso, había seguido de cerca a directores (siempre hombres) desde que tenía 6 años de edad y veía los ensayos para la producción de You Can’t Take it With You (No puedes llevártelo contigo) de los Portland Community Players. Mi futuro padrastro estaba en el show, y me encantaba estar en los ensayos. Cronometraba escenas para el director con un cronómetro y me quedé absolutamente asombrado cuando caminé entre bastidores la primera vez y vi que las escaleras que subían, cuando estaba detrás del piso, volvían a bajar. Esta emoción del descubrimiento en los ensayos fue mucho más interesante para mí que las actuaciones. Incluso entonces.

Así que, debido a eso y al hecho de que tuve este increíble profesor de dirección en la escuela secundaria, nunca se me ocurrió que una mujer no pudiera ser directora o que pudiera haber algún problema. Terry dijo en 1979: es la hora de las directoras. Le creí.

Adelantémonos a la universidad y a mis profesores en otro departamento de teatro completamente masculino en Wesleyan en la década de 1980 (esto fue menos de 10 años después de haber comenzado a admitir mujeres) y es una historia muy diferente. Estuve en conflicto con los profesores desde el principio porque no tenían forma de entender o ser mentores de una directora. Estaban acostumbrados a simplemente tener relaciones sexuales con mujeres o a ignorarlas, así que yo era una especie de problema. Me las arreglé para abrirme camino, y me gané respeto mezclado con repudio por mis logros, pero la ironía de la ironía es que el hecho de no ser lesbiana también era un problema, porque esa era otra caja en la que podrían haberme metido para entenderme. Me gradué con altos honores, pero la batalla dejó cicatrices.

Sin embargo, teníamos un excelente teatro dirigido por estudiantes que funcionaba fuera del departamento, y en ese contexto, hice mi mejor trabajo, incluyendo una revisión de The Serpent, que había sido creado originalmente por The Open Theater en la década de 1960. La pieza trajo la improvisación y el ritual al teatro, conectando los mitos bíblicos con los mitos políticos como una manera de derribarlos a ambos. La presencia del actor, de Joseph Chaikin, fue clave para mi comprensión desde entonces de lo que el teatro podría ser dentro de un contexto político y espiritual. Más tarde tomé un taller con él y me alegré de ver que, aunque estaba afásico después de un derrame cerebral, era un genio, que era amable, despiadado en sus críticas, pero también entendía lo que yo estaba tratando de hacer. Este tipo de momentos son los que me han sustentado. Han involucrado a directores hombres que tienen confianza y no le temen a las mujeres así como a otras directoras que he conocido a lo largo del camino.

La otra forma en que me he mantenido como directora fue creando un laboratorio teatral a finales de los 90 para buscar cómo y por qué hacer teatro ahora, los mitos de ahora, cómo llegar a ellos y deconstruirlos para hacerlos visibles como modificables y no “simplemente como son”. En ese proceso comencé a escribir textos para el escenario que pudieran encarnar y dar espacio a estas visiones de diversos niveles de dirección y presencia. Continué enseñando herramientas descubiertas en este laboratorio en Londres, lo que me llevó a obtener una beca para realizar lo que se conoce como un doctorado de investigación en el Reino Unido, que incluía el trabajo con mi compañía allí, en el Teatro Apócrifo, que renació de los laboratorios. Sin embargo, solicitar fondos continuamente y trabajar a través de los muchos sistemas para tener espacio para ese tipo de trabajo se volvió agotador después de un tiempo, y regresé a Nueva York para trabajar en mi propia escritura. Sólo ahora, después de varios años, estoy de nuevo en las trincheras de dirección.

Creo que el director, el texto, los actores y todos los diseñadores son co-colaboradores en cualquier evento creado para la interpretación. La forma en que creamos el trabajo es tan importante como lo que experimenta la audiencia. Porque mi trabajo implica mucha improvisación, ya que ninguno de mis textos asigna líneas o tiene escenas tradicionales, el público se convierte también en co-creador de la experiencia por su presencia única. No soy un fanático de la participación forzada de la audiencia, pero cada espectáculo es único y la vibración de la audiencia y la forma en que responde afecta a cada evento.

Por lo tanto, la respuesta a su pregunta es: Superé las barreras ignorándolas en su mayor parte, a pesar de que sabía/sé que estaban ahí. Pero hasta cierto punto no he superado las barreras, porque dadas mis credenciales, etc., debería estar mucho más lejos. Veo a hombres con una experiencia similar o inferior que se disparan hacia el éxito. Mucho de esto tiene que ver con la confianza y también con las muchas formas grandes y pequeñas en que se normaliza la presencia de una dirección masculina. Si te apartas de ese camino, tienes que ser (como mi única mentora mujer de dirección me dijo “el doble de buena y trabajar el doble de duro”). Sin embargo, he añadido a mi propia dificultad la creación de un trabajo que está en el lado experimental de lo experimental. Así que la combinación es difícil.

Por otro lado, ¿lo cambiaría? De ninguna manera. Porque todas estas dificultades y desafíos se convierten en parte del trabajo.

¿Desearía ganar más dinero con ello? Absolutamente. ¿Cambiaría mi trabajo para que eso ocurriera? No, nunca.

¿Sucede lo mismo en otras industrias? Estoy bastante segura de que sí. No se me ocurre ninguna industria en la que las mujeres lo tengan más fácil. Incluso las industrias’femeninas’ como el modelado prácticamente matan a las mujeres que tienen más éxito. Incluso una cantante como Beyonce es criticada por todos lados. Mientras tengamos una cultura en la que el punto de vista masculino se normaliza y se considera universal, las mujeres siempre estarán en desventaja.

Espero y creo que estamos dando pasos ilegítimos hacia un lugar donde eso está cambiando. Una estrella de rock como AOC es un buen ejemplo de ello. Ella no podría haber existido hace 10 años y ahora está aquí, a los 29 años, triunfando. La adoro. Porque aunque tiene carisma que explotar, trabaja el doble de duro y es el doble de buena, y el mundo finalmente está listo para ella. Todas las cosas que estaban comenzando a surgir mientras yo todavía estaba en la escuela, como el Título IX, ya estaban incorporadas para cuando ella estaba en la escuela. Las mujeres jóvenes ya están hartas del sexismo. El grito de guerra: “Se acabó el tiempo”. Y gracias a Dios por eso. Quiero que se vuelvan locas de remate y que no aguanten más, pero con el ímpetu que solo ellas tienen. No ceder sus realidades como mujeres para parecer hombres, sino ser ellas mismas, haciendo de su propia experiencia la norma.

Ahora veo que hay muchas más mujeres directoras de entre 20 y 40 años, y eso me hace muy feliz. Creo que hay un cambio que ha llegado y está llegando. Mujeres jóvenes ahora que probablemente tienen mentoras en programas universitarios y de maestría y que no tienen que seguir reinventando el arte. Eso permitirá más creatividad y muchas más voces vitales. Además, adoro la fluidez del género que existe ahora. Me hubiera encantado tener todas esas opciones cuando estaba surgiendo. Nunca me identifiqué con el estereotipo de “mujer”, pero tampoco con el de “hombre”. Creo que la creatividad de la fluidez de género va a ser un regalo que sigue dando.

Así que, a pesar de todo lo que he experimentado y sigo viendo en términos de discriminación, tanto sutil como abierta, tengo esperanza. Que podemos ir más allá de nuestras ideas estrechas de género y de una pequeña porción de realidad (blanca, heterosexual, masculina, acomodada) como la norma.

Creo que como escritores, directores, artistas, tenemos un gran papel que desempeñar para pavimentar este camino. Creamos los mundos en los que la gente entra para imaginar quienes son ellos y nosotros. Me tomo esta responsabilidad muy en serio. Sin embargo, debo confesar que me divierto cuando lo hago. No hay libertad como la de una artista que trabaja en su mejor momento.

Lynn Hassan

Lynn, trabajé para ti en el Centro de Escritura de la Universidad de Long Island. Usted ha sido profesora y artista, y ha visto muchos cambios en los derechos de la mujer en los Estados Unidos. La Enmienda de Igualdad de Derechos no fue aprobada durante los años 70. Ahora, tenemos algunos derechos de género iguales gracias a los litigios, pero no hay nada establecido en la constitución. Con las nuevas olas políticas reaccionarias, ¿crees que corremos el peligro de volver a una era anterior a los años 70 en lo que respecta a los derechos de la mujer? ¿Cómo podemos enseñar a las nuevas generaciones el valor de los derechos que hemos alcanzado hasta ahora y la importancia de la búsqueda de la igualdad?

Las olas políticas reaccionarias ponen al descubierto la base de los derechos no resueltos de las mujeres. Si bien se han producido algunos cambios, todavía quedan algunos aspectos de los derechos de la mujer con el pensamiento de antes de los años setenta. Me preocupan las múltiples dimensiones a medida que continuamos afrontando los aspectos no resueltos de la igualdad. Algo de esto es el resultado del tiempo y la memoria – o la falta de memoria con respecto a las luchas que todavía se agravan. Un tema gigantesco se refiere a la salud de la mujer: decisiones personales relacionadas con el embarazo y el control de la natalidad; prácticas de parto que realmente escuchen las preocupaciones de la mujer; investigaciones que examinen el cuerpo de una mujer (incluidos los espectros hormonales) a lo largo de toda su vida. Todavía estamos luchando con los sistemas de creencias patriarcales aunque ha habido, y sigue habiendo, avances. Los hombres y mujeres jóvenes de hoy en día no conocen los horrores de los abortos en callejones sin salida – las muchas muertes que finalmente conducieron a Roe vs. Wade. Los ataques actuales contra organizaciones importantes como Planned Parenthood limitan severamente las opciones para las mujeres. La gran sumisión al trato abusivo y los salarios más bajos también afectan el bienestar y las opciones para una vida más plena. Tal vez, sólo tal vez, la mayor presencia de mujeres en el Congreso Estatal y Federal nos empuje a crear una Enmienda de Igualdad de Derechos. Pero las leyes son sólo un primer paso…. Los sistemas de creencias son profundos – fomentar los cambios en la conciencia es un proceso continuo. Aprender a respetar, a comunicarse, a sentir empatía por los demás es una parte esencial de este camino.

Alexxis R. Briviesca

Alexxis, te defines a ti misma como poeta y como sanadora. En mi cultura, las mujeres son las sanadoras y las depositadoras de premoniciones. ¿Es cultural el papel de sanador? ¿Cómo funciona el proceso de curación en su poesía?

Yo diría que en mi experiencia (a través de mi cultura y observaciones en las mujeres a lo largo de mi vida) estamos condicionadas a asumir el trabajo de un curandero; curanderas, cuidadoras, criadoras y todo lo que esté en el medio. Está establecido en nuestra intuición el ser increíblemente maternales, y por lo tanto proporcionar comodidad a nuestro medio ambiente, toma por ejemplo el papel de la Madre Naturaleza. Aunque esto pueda parecer una falla dentro de nuestra sociedad, siento que los revolucionarios de hoy lo están usando para su beneficio. Con cada paso hacia un clima social y político más igualitario, las mujeres están utilizando el poder de la compasión y la empatía para crear cambios y luchar por la justicia. Sólo a través de estos dos, la sanación puede lograrse dando prioridad a lo que es correcto para la humanidad en su conjunto, en lugar de a lo que mejor beneficiará a uno mismo o a su propia clase social.

Dentro de mi trabajo, me esfuerzo por proporcionar a mis lectores la libertad de ser vulnerables sin pedir disculpas. A través de esta liberación de tocar las emociones que son difíciles de soportar o que se consideran tabúes para compartir, espero proporcionar un sentido de sanación; a través de mi propia vulnerabilidad sólo espero que uno pueda encontrar paz dentro de sí mismo. Mi misión es enviar un mensaje de que aunque todos tenemos factores desencadenantes que nos hacen vulnerables, eso no nos define como débiles ni aislados. Todos somos ardillas ansiosas haciendo lo mejor para navegar este árbol de la prosperidad; encontremos la curación en el hecho de que a través del viaje, aquellos que encontramos o encontraremos a lo largo del camino se sienten tan perdidos y esperanzados como nosotros.


Biografías

Las obras de Desi Moreno-Penson han sido desarrolladas/producidas en Ensemble Studio Theater (EST), INTAR, The 14th Annual Women’s Playwriting Festival (Providence, RI) @Perishable Theater, Henry Street Settlement, SPF-Summer Play Festival, The Downtown Urban Theater Festival (DUTF) @the Cherry Lane Theatre, Teatro Coribantes (San Juan, PR), Urban Theatre Company (Chicago), entre otros. Es la ganadora del MultiStages New Works Contest 2017 por su obra OMINOUS MEN, que recibirá su estreno mundial en la ciudad de Nueva York en el otoño de 2019, producida por MultiStages Theater Company, y dirigida por la directora artística de MultiStages, Lorca Peress. Otra obra de teatro, BEIGE es finalista del Bay Area Playwrights Festival 2018 (San Francisco, CA), recibió Mención Honorífica en The Kilroys List 2017, es el ganador del National Latino Playwriting Award 2016 patrocinado por la Arizona Theater Company, entre otros premios y reconocimientos.

Tejan Green nació en Mandeville, Jamaica. Es coautora de la colección de poesía We Were Us y coeditora de The Idea of the Human Anthology. Su trabajo ha aparecido o está por publicarse en Narrative Northeast, The Bookends Review, Lalitamba y The Caribbean Writer, entre otras publicaciones. Actualmente es candidata al doctorado en inglés en St. John’s University.

Julia Lee Barclay-Morton, PhD, es una escritora y directora galardonada, cuya prosa y obras de teatro han sido producidas y publicadas internacionalmente. Fue elegida para el programa de desarrollo del juego IATI 2018; su obra más reciente,’On the edge of/a cure’, está siendo producida por Rogue Players como taller/lectura escénica en mayo en The Playroom de Nueva York. Las publicaciones incluyen Ohio Edit, NYTE, Prentice-Hall, Stockholm Review, The Other Stories, Burning House Press y TL;DR. Fue fundadora y Directora Artística del Teatro Apócrifo de Londres (2003-11), obtuvo un doctorado en teatro y filosofía en Northampton, Reino Unido (con beca completa), y una licenciatura con altos honores en teatro de la Universidad Wesleyan (EE.UU.). Después de haber enseñado en muchas universidades de Londres y Nueva York, ahora trabaja editando, entrenando y dirigiendo sus propios talleres y retiros para escritores.

Lynn Hassan. En resumen, soy una artista y profesora con una larga historia de trabajo en ambos campos, dentro y fuera del ámbito académico. En general, el camino de mi vida ha seguido un curso de estudio único que me ha proporcionado modos idiosincrásicos de aprendizaje que han nutrido mis experiencias como artista y como profesora.

Alexxis R. Briviesca es una actriz, poetisa y entusiasta de Trader Joe. Nacida bajo un sol ardiente en Arizona, Alexxis siempre ha tenido una pasión por usar el arte como un medio para dar voz a los silenciados, educar a los ignorantes y curar a los heridos. Su misión como artista es proporcionar material poderoso para contribuir a la comunidad del Teatro para el Cambio Social. Lo que nos hace vulnerables no nos hace débiles; en palabras de su heroína, Sierra Boggess, “ya eres suficiente, eres tan suficiente, es increíble lo suficiente que eres”.


Jhon Sánchez: Originario de Colombia, el Sr. Sánchez llegó a los Estados Unidos buscando asilo político. Actualmente, un abogado de Nueva York, es un graduado de JD/MFA. Sus cuentos más recientes publicados en 2018 son Pleasurable Death disponible en The Meadow, The I-V Therapy Coffee Shop of the 21st Century disponible en Bewildering Stories y “‘My Love, Ana,’-Tommy” disponible en https://www.fictionontheweb.co.uk/


Traducción del inglés de: Antonella Ayala

Categorías: Cultura y Medios, Derechos Humanos, Entrevistas, Género y Feminismos, Internacional, Norteamérica
Tags:

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


video 10 años de Pressenza

Despenalizar la eutanasia

App Pressenza

App Pressenza

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.