Coin-ci-den-cia

14.03.2019 - Sao Paulo - Paolo D'Aprile

Este artículo también está disponible en: Italiano

Coin-ci-den-cia

Coincidencia/as, f. la ocurrencia simultánea y fortuita de dos o más hechos o circunstancias diferentes; Concomitancia de dos o más eventos.

Aquí siempre es domingo. Aquí puedes vivir feliz. Porque tienes derecho a no ser molestado. Soluciones reales para problemas actuales. Libera al hombre libre que existe en ti.

Cuando en Brasil hablamos de Condominio, no nos referimos a un edificio, sino a una forma de vida, a un estilo, al significado que queremos darle a nuestro ser. El condominio es una ciudadela fortificada en la que siempre debería ser domingo y la felicidad se debe a la presencia exclusiva de tus iguales, garantizada por la ausencia del mundo exterior. Rodeado de muros, protegido por guardias armados que ofrecen la solución real a los problemas actuales, como la seguridad contra el caos urbano, en el condominio es posible vivir libre, una especie de castillo medieval encerrado en sí mismo y prohibido al mundo circundante. Los eslóganes publicitarios no mienten; y la ciudad está llena de condominios. Muros, garitas, alambre de púas electrificado, armas discretamente apuntadas hacia el exterior pero listas para usar. A la palabra condominio siempre le agregamos otra: «fechado», cerrado; condominio cerrado. Vivir en uno es el sueño de nuestra clase media, y la realidad para la burguesía que ya vive allí.

Cuando la prensa de medio mundo entrevistaba al recién elegido presidente Bolsonaro, el entraba a su lujoso condominio, rodeado de muros y vigilado; pasaba por los caminos entre árboles, entre los jardines frente a las casas sin portones, sin cerramientos, la imagen de mundo donde el domingo nunca termina. La policía federal, anteojos oscuros, ametralladoras en mano, rodeaba la casa de la familia presidencial.

Tengo un hijo, mi hijo tiene una novia, vive en mi mismo condominio, a dos casas de la mía. Su padre viene a pescar conmigo; él es un ex oficial de la policía militar, ex, porque fue expulsado de la corporación. Buena gente, buenas personas. Somos vecinos, su hija es la novia de mi hijo. Mi hijo hoy es concejal de Río y hace mucho que terminaron. Tengo otro hijo, ahora es senador. Cuando aún era diputado, dos mujeres muy buenas trabajaban para él, recomendadas por mi chofer. Una es su esposa, la otra es la madre de un ex agente militar, ahora un fugitivo porque está bajo investigación por el asesinato de Marielle Franco, mujer, feminista, negra, madre sin esposo, lesbiana declarada, activista de derechos humanos, concejala, ese tipo de persona que mi hijo desprecia tanto: el ejército acababa de llegar a la ciudad para poner orden en estas malditas favelas y ella ya estaba denunciando las actividades, hablaba de acciones arbitrarias, ejecuciones sumarias y otras cosas típicas de los defensores de los derechos humanos, amigos de los bandidos. El único buen bandido es él que está muerto. Los derechos humanos solo son buenos para los humanos que caminan en línea recta. Además a mi siempre me han gustado los grupos de exterminio, de hecho, hace algunos años incluso los invité a venir a Río, los invoqué durante un discurso oficial cuando aún era un diputado. Todo está en youtube, todo es cierto. Bueno, este ex agente recibió el honor municipal más alto gracias a él y a mi hijo, quien indicó su nombre, en ese momento ya era un militar conocido. Pero ya sabes cómo es, aquí el poder y la mala vida van de la mano. ¿Recuerdas el caso del helicóptero con 500 kg de pasta base de cocaína? ¿Recuerdas que pertenecía a un conocido senador? Era su helicóptero, su hacienda donde fue interceptado, todo era suyo, pero era considerado completamente ajeno a los hechos. Así es el mundo. Cómo decía, entonces, ahora se busca a ese ex agente condecorado por el asesinato de Marielle Franco, y el hecho de que él mismo esté vinculado a las maquinaciones de mi conductor, que depositó todo ese dinero en la cuenta de mi esposa, no tiene absolutamente nada que ver con eso. Un depósito para el pago de un préstamo, eso es todo; un depósito realizado y dividido en veinte pequeñas partes. Ahora dicen que no es para despertar sospechas, las llaman coincidencias y así son. Es como si estuvieran culpando al gobernador por una disculpa, él solamente se regocijó cuando sus partidarios rompieron la placa conmemorativa de esta Marielle; uno de ellos, ahora un diputado, ha enmarcado uno de los pedazos y lo colgó en las paredes de su oficina parlamentaria. El gobernador no tiene nada que ver con eso, él estaba allí en el escenario en su mitin. Coin-ci-den-cias. No es mi culpa si mi vecino, el padre de la ex novia de mi hijo, fue arrestado con la acusación de ser el autor del asesinato de Marielle. No tengo la culpa del hecho de que él viva en mi propio condominio donde tienes él derecho a no ser molestado, a dos pasos de mi casa, y hoy, te lo digo sinceramente, no lo recuerdo, de hecho, no tengo la menor idea de quién es este tipo. Sé que en la foto estamos abrazados juntos, pero ¿saben cuántos agentes anteriores abracé en mi vida? El hecho de que hayan encontrado un arsenal con casi doscientas ametralladoras en la casa de su colaborador no tiene nada que ver conmigo, mi hijo o mi familia. Es un coin-ci-den-cia. Todas son coincidencias. Y eso es todo. El jefe comisionado ayer me hizo hacer el ridículo, por responder a los periodistas que querían saber sobre la relación entre mi hijo y mi vecino, el jefe comisionado tartamudeaba como un niño atrapado con sus manos en la masa. Quiero reemplazarlo, llamaré al ministro Moro para que intervenga. Mis hijos, con la muerte de Marielle, no tienen nada que ver, la desprecian, no hacen más que enturbiar su memoria con insultos y noticias falsas, pero con su muerte nada tienen que ver. No me importa lo que hagan mis vecinos. Que esta historia termine de una vez por todas.

Los expertos dicen que el establecimiento del condominio y su estilo de vida ha corroído el tejido social, creando muros y barreras que no solo son físicas sino sobre todo éticas y morales. Una especie de mundo artificial en el mundo real, un monstruo urbano creador de monstruos.

Personajes

Jair Bolsonaro – Presidente de la República

Carlos Bolsonaro – hijo (ex novio)

Ronnie Lessa – ex oficial de policía militar, vecino del condominio, padre de la ex novia

Flavio Bolsonaro – hijo, senador

Adriano Nobrega – ex capitán de la policía militar, galardonado con un honor municipal de Flavio Bolsonaro, fugitivo, acusado del asesinato de Marielle.

Wilson Witzel – Gobernador del Estado de Río de Janeiro.

Rodrigo Amorin – Deputado del Estado, profanador de la placa conmemorativa de Marielle Franco.

Marielle Franco – Heroína de nuestros tiempos.


Traducido del italiano por Michelle Oviedo

Categorías: Derechos Humanos, Opiniones
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: el principio del fin de las armas nucleares

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

50 aniversario "La Curación del Sufrimiento"

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.