El problema de enseñar “valores británicos” en la escuela

12.02.2018 - Pressenza London

Este artículo también está disponible en: Inglés

El problema de enseñar “valores británicos” en la escuela
¿Un valor británico fundamental? (Imagen de Shutterstock, vía The Conversation)

Por The Conversation: Carol Vincent, UCL y Myriam Hunter-Henin, UCL

Amanda Spielman, directora de Ofsted, afirma que los valores británicos están siendo “pervertidos seriamente” por los extremistas religiosos. En un discurso reciente, ella señala que los extremistas están usando las escuelas para:

Estrechar los horizontes de los jóvenes, aislar y segregar, y en el peor de los casos, adoctrinar mentes impresionables.

El discurso de Spielman ya ha sido criticado por falta de pruebas y ha sido tomado por algunos como el último ataque contra niños musulmanes en escuelas británicas. Pero, ¿qué son estos “valores británicos”? ¿Un amor por el té? ¿Hacer cola? ¿Apoyar a la Reina o al Servicio Nacional de Salud?

El gobierno define los “valores británicos fundamentales” como democracia, estado de derecho, libertad individual, respeto mutuo y tolerancia de las personas con creencias diferentes. Desde 2014, los profesores de las escuelas inglesas deben promover estos valores británicos y Ofsted inspecciona su difusión.

La iniciativa fue una respuesta de Michael Gove, entonces secretario de Estado para la educación, después del “Caso del Caballo de Troya“, donde se alegaba que los islamistas estaban intentando apoderarse de las escuelas estatales en Birmingham. No se encontraron pruebas para apoyar la acusación de conspiración, a pesar de numerosas investigaciones.

“Nuestros valores”

Como Gran Bretaña no tiene una constitución escrita, estos valores comunes básicos tuvieron que ser identificados de nuevo. El reconocimiento de ciertos valores como “británicos” por parte del gobierno es el resultado de decisiones ministeriales, con palabras tomadas de la política de prevención del extremismo.

Los valores británicos no han sido discutidos por el parlamento ni por el público en general. Los valores son tanto generales como incompletos, lo que permite que muchas personas se registren. Esto evita definiciones más precisas que puedan generar controversia.

En un evento reciente, académicos del University College de Londres y de los departamentos de Derecho y Educación de la Universidad de Bristol argumentaron que defender valores particulares como valores nacionales es una expansión del poder del estado, ya que el estado busca administrar la creciente diversidad. Los oradores subrayaron la importancia de considerar el contexto, el ahora por qué, de la promoción de estos valores.

Una obsesión británica

La idea de “valores británicos fundamentales” se nutre de narraciones más amplias de “britanidad” o carácter británico que desempeñaron un papel importante en el referéndum del Reino Unido para abandonar la Unión Europea y el llamado de los conservadores a una Declaración de Derechos británica para reemplazar la protección ofrecida por la Convención Europea sobre Derechos Humanos, según la Ley de Derechos Humanos.

En este contexto político, la fijación del carácter británico puede generar desconfianza hacia el “otro”. Tal como están las cosas, el período posterior al referéndum de la UE ha visto un aumento en los crímenes de odio en todo el Reino Unido. Los datos del gobierno también muestran que los crímenes de odio han aumentado después de los ataques terroristas. Nuestra investigación actual ha encontrado que estos temores y sospechas también tienen repercusiones en el aula, ya que los docentes informan haber oído que los alumnos musulmanes son llamados “terroristas” cuando van a la escuela.

La reciente imposición a los maestros del deber legal de “evitar que los niños se vean arrastrados al terrorismo”, conocido como el Deber de Prevenir, solo aumenta los riesgos de estigma. A pesar de las modificaciones a Prevenir, todavía hay controversia sobre su objetivo, y posiblemente sobre los niños musulmanes. Y entre todo esto, los profesores deben dar sentido y promover los valores británicos a los jóvenes.

Embistiendo con pescado y papas fritas

Dada la brevedad de las directrices de política actuales, los docentes tienen una libertad considerable sobre cómo promover estos valores, “traduciendo” la política nacional para que se ajuste a su propio entorno.

Algunos recurren a las temáticas de la bandera del Reino Unido, que muestran a la reina, al pescado y las papas: confundiendo los valores británicos con símbolos y estereotipos británicos.

Spielman señaló en otro discurso reciente que “crear una imagen de la Reina con lentejuelas” es “encantador”, pero “eso no enseña a los niños sobre nuestros valores comunes”.

La historia británica de colonialismo y arrogancia racial bien puede afectar cómo los grupos minoritarios reciben comentarios sobre “nuestros” valores. Esta es la razón por la cual los maestros, que enseñan a niños de diversos orígenes, a menudo hablan en lugar de “nuestros valores escolares” o “valores universales” en un intento de suavizar la idea potencialmente nacionalista y excluyente de los valores “británicos”.

Del mismo modo, muchas escuelas integran los valores británicos en las prácticas escolares existentes, como el aprendizaje de la democracia a través del consejo escolar. Algunas escuelas van más allá de esto, con iniciativas progresivas que enfatizan las interconexiones globales y los derechos humanos.

Valores liberales

Con demasiada frecuencia, sin embargo, la discusión con los alumnos sobre “valores británicos fundamentales” es limitada. El horario escolar ya está saturado, y algunos profesores se muestran cautelosos de abordar temas potencialmente controversiales.

Podría decirse que estos valores son valores mínimos que las escuelas deben promover. Después de todo, la investigación sugiere que el apoyo a los valores liberales ya es fuerte entre los jóvenes, incluidos los de las minorías étnicas. Pero seguramente, si las escuelas quieren alentar el pensamiento crítico en los jóvenes, la enseñanza debe ir más allá de los símbolos y estereotipos.

En lugar de acusaciones generalizadas de extremistas que socavan “nuestros” valores, se debe alentar a las escuelas a desarrollar la alfabetización política y la participación ciudadana en todos los jóvenes. Como primer paso, a los maestros se les debe dar el tiempo, la capacitación y los recursos que necesitan para desarrollar espacios de debate con los estudiantes de la escuela como parte de un programa expansivo de educación ciudadana.

Esto es importante porque, después de todo, el objetivo principal de los valores británicos es que las escuelas desarrollen una disposición en sus alumnos para involucrarse en importantes cuestiones morales -a través de un argumento razonado y exhaustivo- para alentar un compromiso genuino con los valores democráticos fundamentales.

Carol Vincent, Profesora de Sociología de la Educación, UCL y Myriam Hunter-Henin, Lectora de Derecho y Religión y Derecho Comparado, UCL

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Léase el artículo original.

Traducido del inglés por Valeria Paredes

Categorías: Educación, Europa, Opiniones
Tags: ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Foro Humanista Europeo 2018

Video presentation: What Pressenza is...

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.