El rito de la violencia

31.10.2017 - Maria Giovanna Farina

Este artículo también está disponible en: Italiano

El rito de la violencia
Frençois André Vincent, il ricatto

En un momento en que es difícil mantener un empleo permanente, en el que la precariedad ha arraigado y socavado la vida de tantas mujeres, con gran desventaja para las madres, uno se encuentra ante una práctica milenaria como el chantaje sexual. Según el informe del ISTAT de 2016, cerca de un millón de mujeres han sufrido chantaje o acoso sexual durante su vida por no perder sus empleos, lo que para muchas no es una carrera sino una necesidad de sobrevivir. Se acerca el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer, e inevitablemente estamos haciendo balance de este azote social aparentemente irrefrenable.

Es importante enfocarse en el aspecto chantajeador de la violencia porque si abusas de tu poder para obtener una relación sexual, cometes una violación que es un acto de unión carnal impuesto por la violencia, pero la violencia también se ejerce con palabras en el cuerpo del otro. Si una mujer se ve obligada a ceder a las relaciones sexuales para no perder su trabajo, sufre una terrible forma de brutalidad. Si es la única fuente de ingresos para mantener a tus hijos, puedes encontrarte en la condición de tener que ceder y es en esta debilidad y fragilidad donde la violencia encuentra su terreno fértil para prosperar.

Al mismo tiempo, los que conscientemente aceptan el chantaje sexual para hacer carrera, y por lo tanto no por pura supervivencia, dan espacio para la existencia de la violencia del poder. Acepta una especie de «rito de iniciación» a la prevaricación, cede el paso a una presión que siempre ha estado presente en las relaciones hombre-mujer, donde el sexo se convierte en un medio para ejercer control sobre las mujeres. Después del «rito», después del dolor, paradójicamente se convierte en costumbre dar el propio cuerpo a cambio. ¿En qué sentido se convierte en costumbre? ¿Qué es la costumbre? Comportamiento que no está regulado por la ley, pero que se repite con la convicción de que es obligatorio: si muchos lo hacen, significa que uno puede hacerlo. Si el ritual se convierte en costumbre, se convierte en modelo y para los más jóvenes se presenta como clave de sus aspiraciones. Y ahora podemos entender lo fácil que es para algunos adolescentes vender sus imágenes con una cámara web a cambio de símbolos de estatus. Por esta razón, romper la costumbre del «rito» se convierte en un desafío cultural inalienable.

Categorías: Diversidad, Europa, Opiniones
Tags: , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 22.11.19

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.