De Balfour a Netanyahu y Hamás: 100 años de deshumanización mutua

31.10.2017 - Londres, RU - Silvia Swinden

Este artículo también está disponible en: Inglés

De Balfour a Netanyahu y Hamás: 100 años de deshumanización mutua
Estela de Merneptah conocida como la estela de Israel (JE 31408) del Museo Egipcio en El Cairo. C. 1209 a.n.e. (Imagen de Webscribe para Wikimedia Commons)

A pesar de los planes del Gobierno británico para celebrar con entusiasmo el 2 de noviembre próximo el centenario de la Declaración de Balfour, la fecha conmemora también el inicio de lo que se conoce como el conflicto más difícil del mundo actual.

La Declaración de Balfour fue una declaración pública emitida por el gobierno británico durante la Primera Guerra Mundial en la que se anunciaba el apoyo al establecimiento de un “hogar nacional para el pueblo judío” en Palestina, entonces una región otomana con una población judía minoritaria. Se leía:

El Gobierno de Su Majestad considera favorable al establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y hará todo lo posible por facilitar el logro de este objetivo, quedando claro que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos y el estatuto político de que disfrutan los judíos en cualquier otro país.

La declaración estaba contenida en una carta fechada el 2 de noviembre de 1917 del Ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido Arthur Balfour a Lord Walter Rothschild, un líder de la comunidad judía británica, para su transmisión a la Federación Sionista de Gran Bretaña e Irlanda. El texto de la declaración fue publicado en la prensa el 9 de noviembre de 1917. Wikipedia

Antecedentes

Aunque Balfour marca un punto importante en la historia del conflicto, no es el principio por nada del mundo.

El afán de buscar un refugio seguro para el pueblo judío tenía una historia de milenios de persecución y masacres ([1]) y el creciente antisemitismo del siglo XIX en Europa se veía como otra ola que se aproximaba, como sucedió finalmente con el Holocausto. En este contexto se desarrolló un movimiento para encontrar el camino de regreso a lo que se consideraba la patria judía (las colinas de Sión, ergo, sionismo) desarrollado inicialmente como grupo secular.

Los palestinos, por otra parte, son herederos de una historia paralela de invasiones, guerras e intolerancia religiosa y luchas ([2]). Bajo el Imperio Otomano, sin embargo, la zona había logrado cierta estabilidad y autodeterminación. Había contribuido a la modernización del Imperio cuando estalló la Primera Guerra Mundial (los otomanos se unieron a Alemania, las Potencias Centrales contra Gran Bretaña y Francia, y estos últimos ganaron la guerra). El Imperio Británico había hecho algún tipo de promesa de independencia a los participantes en la revuelta árabe liderada por “Lawrence de Arabia”, pero al final de la guerra los vencedores trincharon el Medio Oriente según sus propios intereses.

El Estado de Israel fue creado después de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto, lo que condujo a la Nakba palestina (catástrofe) y casi un conflicto permanente en los territorios ocupados.

Deshumanización

Cuando “los otros” se deshumanizan, hay un proceso por el que desaparece toda empatía o sentido de solidaridad, porque los otros se vuelven objetivados, desprovistos de sentimiento y sólo el objetivo del odio y del miedo. Cuanto más tiempo dure este proceso, más arraigada se vuelve la deshumanización. Si empezamos a contar el tiempo del conflicto hace 100 o 2000 años, una cosa se hace evidente: no hay absolutamente ninguna posibilidad de que pueda ser resuelta por otra guerra o cualquier otro acto de violencia. Todas las “soluciones” que imaginan que un bando triunfa sobre el otro son simplemente suicidas. La creciente propaganda del miedo por ambas partes ha terminado por poner en el poder a los compañeros de cama más extraños, Netanyahu y Hamás, los gobiernos llenos de odio que dependen el uno del otro para permanecer en el poder. Orwell no podría haberlo anticipado mejor.

¡Sorpresa! El espíritu humano prospera en los lugares más improbables

La capacidad de las personas sumergidas en el conflicto, a las que la educación y los medios de comunicación han lavado el cerebro y que sobreviven a las experiencias negativas para humanizar a “los otros” frente a todas las adversidades, está en todas partes. Puede que no sea ampliamente reconocido, que no aparezca en los titulares de los periódicos, que sea tan descartado por los poderosos que la mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que está sucediendo. Y sin embargo…

El número de organizaciones que intentan encontrar Reconciliación y Paz en Israel/Palestina crece cada día más. Hoy he contado 51 en Wikipedia.

Lo que tienen en común es la intención de un futuro de paz y la conciencia de que otras personas son también seres humanos. Este es el principio central de la noviolencia, sin humanización no puede haber soluciones duraderas. La humanización tiene que ver en parte con encontrar las cosas comunes que nos hacen humanos, “espero que los rusos también amen a sus hijos“, cantó Sting durante la Guerra Fría, y cuando descubrimos la intencionalidad entendemos que la libertad de tener un punto de vista debe ser un derecho humano universal. Lo más interesante es que la intencionalidad también nos hace únicos, diferentes. “No deberíamos escondernos detrás de nuestras similitudes”, es el lema de Neve Shalom Wahat al Salaam, una aldea y escuelas donde los árabes y judíos israelíes viven en coexistencia pacífica. La diversidad no es sólo para ser “tolerada”, sino también celebrada, ya que ofrece una riqueza de opciones necesarias para la evolución de nuestra especie.

Balfour a los 100 años podría ser la oportunidad perfecta para dejar de saborear un pasado de violencia y deshumanización y empezar a construir un camino de coherencia y solidaridad. La venganza es la destrucción del alma, el amor y la compasión, cuando se les permite expresarse incluso en los conflictos más duros, crean un sentido inesperado e inimaginable de significado y realización. El primer paso sería el apoyo a cualquiera de las organizaciones que trabajen en esta dirección. Otra sería darlos a conocer mejor al público, si los medios de comunicación controlados por los intereses de quienes se benefician del conflicto guardan silencio sobre ellos, hay suficientes salidas para pronunciar su nombre fuerte y claro.

La noviolencia no es sólo una forma de resolver conflictos “fuera”, sino que también es un propósito para la transformación de la propia vida, construyendo un centro que nos mantenga en el camino aunque el entorno que nos rodea esté cayendo en el caos, como muchos sienten que está ocurriendo ahora. Los hitos históricos son grandes para preguntarnos quiénes somos y hacia dónde vamos. Incluso los peores momentos pueden ser oportunidades para traer luz al mundo.

[1] Después de tres rebeliones de la población de Judea contra los romanos, el emperador Adriano en el siglo II decidió matar y/o desalojar a la mayoría de los judíos. Los que escaparon se establecieron alrededor del imperio y más allá. El Segundo Templo donde se suponía que el Arca de la Alianza en el Santo de los Santos (Tabernáculo) debía ser albergado ya había sido destruido en gran parte un siglo antes por los romanos. Masacres y destierros judíos tuvieron lugar en Alejandría en el año 39 d. C., a lo largo del Imperio Romano después de su conversión al cristianismo, durante las Cruzadas, en España bajo la Inquisición, después de haber sido acusados de epidemias de la peste en varios países, asesinados y expulsados de Francia e Inglaterra y luego de Polonia y Rusia. Figuras importantes e influyentes de la religión como Martín Lutero (cuya 95 Tesis dio inicio a la Reforma casi hasta el día de la Declaración de Balfour, pero 400 años antes y cuyo antisemitismo rabioso fue utilizado más tarde por los nazis en Alemania), la filosofía del estilo Voltaire y las artes como la de Wagner contribuyeron a la difusión del antisemitismo. Wikipedia

[2] La región palestina o partes de ella han sido controladas por numerosos pueblos y potencias regionales diferentes, incluyendo los cananeos, amorreos, egipcios antiguos, israelitas, moabitas, amonitas, tjekeres, filisteos, asirios, babilonios, persas, griegos antiguos, romanos, bizantinos, diferentes dinastías de la época musulmana temprana (Umayads, Abbasids, Seljuqs, Fatimids), cruzados, dinastías musulmanas tardías (Ayyubids, mamelucos, turcos otomanos), británicos, jordanos (1948-1967, en la “Cisjordania”) y egipcios (en Gaza), israelíes y palestinos modernos. Wikipedia

Categorías: Europa, Medio Oriente, Opiniones

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Video presentation: What Pressenza is...

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.