Recordando Nagasaki 72 años después de la bomba atómica

10.08.2017 - Nagasaki, Japón - Pressenza Budapest

Este artículo también está disponible en: Inglés

Recordando Nagasaki 72 años después de la bomba atómica
(Imagen de https://goo.gl/images/7isyTA)

Declaración de Nagasaki por la Paz

“No más Hibakushas”

Estas palabras expresan el deseo sincero del Hibakusha de que en el futuro nadie en el mundo vuelva a experimentar el desastroso daño causado por las armas nucleares. Este verano, el deseo ha movido a muchas naciones a través del globo y dio lugar a la creación de un cierto tratado.

El Tratado sobre la prohibición de las armas nucleares, que por supuesto prohíbe el uso de armas nucleares, y además su posesión o despliegue, fue adoptado en julio por 122 naciones, cifra que representa más del 60% de los Estados miembros de las Naciones Unidas. Este fue un momento en que todos los esfuerzos de los Hibakusha a lo largo de los años finalmente tomaron forma.

Quisiera llamar a este tratado, que menciona los sufrimientos y las luchas de los Hibakusha, “El Tratado de Hiroshima-Nagasaki”. Quisiera también expresar nuestra más profunda gratitud a todas las naciones que promueven este tratado, las Naciones Unidas, las ONG y otros que han actuado con tanta determinación y coraje para librar al mundo de las armas que van en contra del espíritu de la humanidad.

Sin embargo, este no es nuestro objetivo final. Todavía hay alrededor de 15.000 armas nucleares en el mundo. La situación internacional que rodea a las armas nucleares se está volviendo cada vez más tensa. Un fuerte sentido de ansiedad se está extendiendo por todo el mundo que en un futuro no muy lejano estas armas podrían ser utilizadas de nuevo. Por otra parte, los estados con armas nucleares se oponen a este tratado y no hay un fin a la vista en el camino hacia “un mundo libre de armas nucleares”, cuya realización es nuestro objetivo. La raza humana ahora se enfrenta con la pregunta de cómo este tratado tan esperado puede ser utilizado para progresar aún más allá.

Por la presente, hago el siguiente llamado a los Estados con armas nucleares ya las naciones bajo su paraguas nuclear. La amenaza nuclear no terminará mientras las naciones continúen afirmando que las armas nucleares son esenciales para su seguridad nacional. Por favor reconsideren sus políticas de buscar proteger a sus naciones a través de armas nucleares. El Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) obliga a todos sus Estados miembros a lograr el desarme nuclear. Por favor, cumplan con esta obligación. El mundo entero espera sus decisiones valientes.

Al gobierno japonés tengo que hacer este llamado. A pesar de que el gobierno japonés ha declarado claramente que ejercerá su liderazgo en el objetivo de un mundo libre de armas nucleares y que desempeñará un papel de puente entre los estados con armas nucleares y los Estados no armados con armas nucleares, el que no participe en las negociaciones diplomáticas para el Tratado de Prohibición Nuclear es bastante incomprensible para los que vivimos en las ciudades que sufrieron bombardeos atómicos. Como el único país del mundo que ha sufrido bombardeos atómicos durante la guerra, exhorto al gobierno japonés a reconsiderar la política de depender del paraguas nuclear y unirse al Tratado de Prohibición Nuclear en la primera oportunidad posible. La sociedad internacional está a la espera de la participación de Japón.

Además, pido al gobierno japonés que afirme al mundo su compromiso con el ethos pacifista de la Constitución de Japón, que renuncia firmemente a la guerra, y su estricta observancia de los Tres Principios No Nucleares. Como política específica que representa un paso adelante hacia un mundo libre de armas nucleares, debería actuar ahora examinando el concepto de “Zona libre de armas nucleares del Nordeste de Asia”.

Ciertamente, nunca olvidaremos esto: el hecho de que a las 11:02 de la mañana del 9 de agosto de 1945, una bomba atómica explotó en el aire justo encima de la colina donde ahora estamos reunidos, matando e hiriendo a 150,000 personas. Ese día, la furiosa explosión y los rayos de calor redujeron la ciudad de Nagasaki a una extensión carbonizada de tierra. Las personas cuya piel colgaba en tiras se tambaleaban alrededor de la ciudad arruinada en busca de sus familias. Una madre estupefacta estaba junto a su hijo que había sido carbonizado. Cada rincón de la ciudad era como un paisaje del infierno. Incapaces de obtener tratamiento médico adecuado, muchas de estas personas cayeron muertas, una por una. Incluso ahora, 72 años después de ese día, el daño resultante de la exposición a la radiación continúa devastando los cuerpos de los sobrevivientes Hibakusha. No sólo la bomba atómica robó indiscriminadamente las vidas de familiares y amigos amados que siempre habían estado juntos, sino que luego pasó a devastar las vidas subsecuentes de los que sobrevivieron.

Hago un llamado a los líderes de los países que poseen armas nucleares y al resto de los países, a todos los pueblos del mundo: vengan y visiten Nagasaki e Hiroshima. Descubran por ustedes mismos lo que ocurrió con los seres humanos bajo el hongo nuclear, no desde una perspectiva lejana. Quiero que todos vean con sus propios ojos, oigan con sus propios oídos y sientan con sus propios corazones cuán cruelmente la bomba atómica pisoteó la dignidad de los seres humanos. Quiero que imagines cómo te sentirías si tu propia familia hubiera estado en Nagasaki ese día.

Cuando las personas han experimentado algo doloroso y angustiante tienden a bloquear esa memoria en sus corazones y son reacios a hablar de ello. Esto es porque hablar de ello implica ser recordados por ello. El hecho de que los Hibakusha hayan continuado hablando de sus experiencias mientras soportan las cicatrices físicas y mentales representa un acto de miembros individuales de la humanidad para proteger nuestro futuro, haciendo los mayores esfuerzos para difundir su mensaje.

Hago este llamado a todas las personas del mundo. Las cosas más aterradoras son el desinterés y el proceso de olvido. Pasémonos todos la posta de la paz que hemos recibido de los Hibakusha y los que han experimentado la guerra, para que sea llevada continuamente hacia futuro.

La IX Conferencia General de Alcaldes por la Paz se celebra aquí en Nagasaki. En esta red de 7,400 municipios participan muchos representantes de pueblos y ciudades que tienen dolorosos recuerdos de guerra y lucha civil. En solidaridad con nuestros amigos de Alcaldes por la Paz, enviaremos al mundo desde Nagasaki el mensaje de que con esfuerzos unidos y un compromiso inquebrantable, incluso los llamamientos a la paz desde las ciudades pequeñas pueden proporcionar un fuerte impulso para el progreso global, al igual que los Hibakusha nos han mostrado.

“Nagasaki debe ser el último lugar en sufrir un bombardeo atómico”. Estas son las palabras que los Hibakusha han repetido continuamente hasta que sus voces se han vuelto roncas. Vamos a demostrar que sus palabras son un deseo y la ambición común de toda la humanidad.

La edad media de los hibakusha, los supervivientes de la bomba atómica, es superior a los 80 años. El mundo está acercándose progresivamente a “una era sin hibakusha (término japonés que significa persona bombardeada)”. En cuanto al Gobierno de Japón, demandamos encarecidamente la realización de mejoras de gran alcance en el apoyo suministrado a los hibakusha, quienes todavía hoy sufren las secuelas de los bombardeos, y que se suministre ayuda rápida a todos aquellos que han sufrido el bombardeo.

Han transcurrido más de cinco años desde el accidente del reactor nuclear en Fukushima. Como lugar que ha sufrido la exposición a la radiación, Nagasaki seguirá apoyando a Fukushima.

Nosotros, los ciudadanos de Nagasaki, ofrecemos nuestro más sincero pésame a aquellos que perdieron sus vidas debido al bombardeo atómico. Por la presente declaramos que, junto con los pueblos del mundo, vamos a continuar usando todas nuestras fuerzas para lograr un mundo sin armas nucleares y una paz eterna.

Tomihisa Taue

Alcalde de Nagasaki

9 de Agosto de 2017

Categorías: Asia, Internacional, Paz y Desarme
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Video presentation: What Pressenza is...

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.