“El futuro común” de la “Francia Insoumise”: ¿un paso hacia la Nación Humana Universal?

19.04.2017 - Francia - Claudie Baudoin

Este artículo también está disponible en: Francés, Italiano

“El futuro común” de la “Francia Insoumise”: ¿un paso hacia la Nación Humana Universal?
Imagen: folletos temáticos.

Por Claudie Baudoin

NO se trata de un hombre solo; se trata de todo un pueblo.

NO se trata del grito de rabia de unos pocos; se trata del clamor de un pueblo.

NO se trata de un partido; se trata de un movimiento ciudadano.

NO se trata un programa político; se trata de un proyecto de sociedad.

 

No se trata de un surgimiento puntual; se trata de un proceso.

No se trata de un truco publicitario; se trata de una gran ola de la historia.

No se trata de una mirada parcelaria; se trata de una mirada global.

No se trata de un ensueño; se trata de un trabajo a realizar.

 

No se trata de algo puntual; se trata de algo a largo plazo.

No se trata de la eficiencia; se trata de la inteligencia.

No se trata de cálculos; se trata de la benevolencia.

No se trata de ultra liberalismo; se trata, POR FIN, del ser humano.

Mientras que la campaña electoral para la presidencia de la República está en pleno auge en Francia y la primera ronda llega a su fin, los medios de comunicación (de los cuales el 90% son pagados por el poder militar-industrial) se desatan y estancan en análisis superficiales y escabrosos, recurriendo a la polémica y a los artificios más groseros. ¿Se cree que puede pasarse por alto tal fenómeno que está tomando forma organizada?

La Francia Insoumise[1], F.I. o símbolo Phi adoptado para representar, por una parte, la sabiduría, por otra parte, la proporción áurea, la armonía, congrega de manera exponencial. A la última reunión en Toulouse con su portavoz, y por lo tanto el candidato presidencial Jean-Luc Mélenchon, 70.000 personas asistieron, y 40.000 personas siguieron el evento en Youtube. Este hombre tuvo la inteligencia para escuchar a la gente alrededor suyo, para considerar como suyos a todos los actores de la sociedad y entender que el futuro pertenece a la generación más joven. De este modo, alrededor de él convergen representantes de las más finas habilidades en todas las áreas del hacer humano (que pusieron su experiencia a la construcción y preparación del programa) y los más audaces jóvenes técnicos que vierten los elementos del programa en las redes sociales y los medios de comunicación alternativos y rebelde de Internet. De esta manera se ha mantenido independiente de la gran comedia de los medios de comunicación, que sin embargo lo atacan fuertemente. A medida que sube en las encuestas y reúne cada vez más gente, no sólo gente que asiste a reuniones, a enormes encuentros sociales, debates, sino también a militantes de todas las edades, de todos los tipos, y que todos son invitados a estudiar el programa, a reflexionar, a votar “a favor de algo” y no “en contra de alguien”, el miedo gana a los dueños del poder económico y político establecido o no. Y la estrategia es, entonces, hacer creer a los demás que se trata de una persona peligrosa.

Encuentro en Toulouse.

De hecho, no podemos estar más de acuerdo. Pero es necesario aclarar quién (o qué) es el peligroso y para quién. No es el hombre el que es peligroso, sino el hecho de que él es el portavoz de una multitud. Y esta gente, que ahora lo sigue, no es una multitud reclutada. Hay aquí una fuerza increíble de propuestas, un gran ingenio, una extraordinaria capacidad de trabajo, un crisol lleno de reflexiones, un afán de aprender y conocer. Pero lo más interesante es que aquí oímos el eco mil veces reflejado del deseo de cambio, de esperanza, de poesía, de benevolencia, en pocas palabras, de la inspiración.

Al mismo tiempo que estas personas se inspiran, van inspirando a otros. Alrededor de ellos, en su entorno inmediato; pero ya van produciendo inspiración más allá de las fronteras nacionales. Entonces, ¿peligroso para quién? Para aquellos que tienen que doblegaron a la gente y a la historia, para todos aquellos que ponen sus indecentes ganancias personales como el interés central, para todos aquellos para quienes la vida humana no cuenta, para los que se creen por encima de otros seres humanos.

Este señor Mélenchon, nacido de familia modesta, con un recorrido político no exento de errores, los que ha reconocido, aprende de sus procesos y de las demás personas. Es alguien cultivado, brillante, con una capacidad oratoria poco común. Pero sobre todo es recto y sincero. Se le oye, se le siente. Y percibimos aquello en su interior y que es más esperanzador: su bondad.

Los que somos humanistas universalistas, tenemos bien desplegadas nuestras antenas, la mirada bien dirigida en prioridad hacia los procesos evolutivos, y luego hacia el organismo que pueda servirles como vehículo. Nuestra responsabilidad es apoyar los nuevos paradigmas en construcción que forman parte de esta dirección evolutiva. Cuando la humanidad parece estar en una condenada condicional con la escalada de provocaciones (Corea, Siria, Afganistán) y actos concretos como lanzar la bomba más poderosa de la historia fuera de cualquier legalidad y legitimidad internacional, la elección del presidente francés, importante potencia nuclear y miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, con poder de veto… no es una anécdota.

Muchos son los siloistas humanistas que han tomado una posición clara y de cooperación con “Francia Insoumise”, con su programa “futuro común” o con los folletos temáticos, a la vez propuestas y herramientas de información.

En este programa se habla de abolir los privilegios (Nuevo impuesto a 14 tramos, etc.), de la participación popular (Asamblea Constituyente para la Vida República, revocación de personas electas en caso de incumplimiento de las promesas), de las libertades personales y los derechos humanos para todos (educación, salud, vivienda, libertad de conciencia), de una república universal, (igualdad para todos, cooperación con los países vecinos), de la ciudadanía en las empresas (nuevos derechos de control a los comités de las empresas sobre las finanzas de sus empresas), de la transición ecológica (cambio en los métodos de producción, proyecto de economía del mar), de controlar las finanzas (renegociación de los tratados usurarios que asfixian a los países de las regiones), de promover la economía cooperativa, de erradicar la pobreza (incremento del salario mínimo, implementación de los programas sociales, aumento de las pensiones), y se habla de “¡preparar la paz con las herramientas de paz!”. 130 economistas de diversos países han formado un comité para apoyar su programa y validar su posible realización.

Participación en encuentros en Dijon, Nantes, Clermond-Ferrand, Grenoble, Montpellier, Le Port, Nancy

El martes 18, combinando la audacia de la competencia en las nuevas tecnologías del talentoso joven equipo de “Francia Insoumise”, el candidato Mélenchon produjo el sueño de la ubicuidad al dirigirse físicamente a decenas de miles de personas en Dijon, mientras se realizaba la proyección de su holograma simultáneamente en otras 6 ciudades en Francia. 35000 personas se reunieron y de esa manera y siguieron las dos horas de su discurso y 50.000 más lo siguieron en Youtube.

Él exhorta  una y otra vez a que “los disgustados no dejen el lugar a los asquerosos” e invita a leer el programa, a convencer a los demás sobre los puntos fundamentales, a preguntarse en conciencia, a despertar nuestras aspiraciones. Se trata de tomar el control, de unirse para construir, para volver a creer, para afirmar nuestros valores humanistas en este mundo, antes que lo perdamos.

Cualesquiera que sean los resultados de 23 de abril, algo ha nacido, luego de una larga gestación, y se ha manifestado en este efecto demostrativo. ¿Serán “los vientos del gran cambio”?

« L’avenir en Commun », Editions Seuil. Disponible totalmente gratuito en internet www.laec.fr – page 15. https://avenirencommun.fr/livrets-thematiques/

[1] Francia Rebelde (N. del T.)

Categorías: Europa, Opiniones, Política
Tags: , , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


video 10 años de Pressenza

Huelga Internacional Feminista

Despenalizar la eutanasia

App Pressenza

App Pressenza

Milagro Sala

Programa de Radio

Renta Básica

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.