La conferencia de revisión del Tratado de No-Proliferación (TNP) se llevó a cabo en Nueva York. No se ilusionen: no se vislumbra ningún desarme nuclear en el horizonte

06.05.2015 - Tony Robinson

Este artículo también está disponible en: Inglés, Italiano

La conferencia de revisión del Tratado de No-Proliferación (TNP) se llevó a cabo en Nueva York. No se ilusionen: no se vislumbra ningún desarme nuclear en el horizonte
Durante la Movilización por la Paz y el Planeta del 26 de abril en Nueva York los manifestantes le dicen adiós a las armas nucleares. (Imagen de www.globalwave.org)

El ciclo quinquenal de examen del Tratado de No-proliferación se llevó a cabo la semana pasada en las Naciones Unidas en Nueva York, no antes de que las organizaciones de la sociedad civil hayan realizado múltiples eventos en el mundo entero y en la Gran Manzana, con la bandera de Movilización por la Paz y el Planeta, para generar conciencia de lo que estaba a punto de suceder y para presionar a los políticos y los diplomáticos a fin de lograr algunos avances en un proceso que se encuentra, francamente, en estado de coma.

El problema es que 5 países poseen armas nucleares y forman parte del TNP, 4 países poseen armas nucleares y no forman parte del TNP (pese a que algunos países de la OTAN se sirven de armas de Estados Unidos, incumpliendo los artículos 1 y 2 del tratado).

La conferencia de examen recibe una serie de declaraciones preparadas por los diplomáticos de los países del TNP (los cuatro que están fuera del tratado no participan) y diferentes comités discuten las distintas áreas problemáticas: el Comité Principal 1 se ocupa del desarme y las garantías de la seguridad, el Comité Principal 2 se ocupa de las salvaguardias, las cuestiones regionales y las zonas libres de armas y el Comité Principal 3 se ocupa de la energía nuclear, la seguridad y protección, y los asuntos institucionales.

La sociedad civil obtuvo un espacio de 3 horas, el viernes, para exponer sus motivos de preocupación ante los delegados. Las ONG, que han venido haciendo campaña durante décadas en favor del desarme mundial, acordaron este espacio más o menos por consenso. Alcaldes, parlamentarios, delegados de juventudes, abogados, físicos y expertos en desarme presentaron argumentos inteligentes, convincentes y de sentido común; se presentaron las víctimas japonesas de la bomba nuclear, quienes dieron sus conmovedores testimonios, al igual que las víctimas de las explosiones de los ensayos nucleares.

Una parodia que se repite cada cinco años y que en los últimos 45 ha mostrado los mismos resultados: ningún avance con respecto al fin último del tratado, definido en su artículo VI: “celebrar negociaciones de buena fe sobre medidas eficaces relativas a la cesación de la carrera de armamentos nucleares en fecha cercana y al desarme nuclear, y sobre un tratado de desarme general y completo bajo estricto y eficaz control internacional”.

Este impasse se debe a la intransigencia del P5 para dar pasos realistas hacia el desarme. Patean, literalmente, tan lejos las conversaciones sobre desarme, que es difícil imaginar de qué manera el TNP podrá seguir subsistiendo.

En su declaración conjunta, el P5 nuevamente expuso las razones por las cuales no hará ningún movimiento en favor del desarme. He aquí las citas interesantes y algunas traducciones útiles.

“Insistimos en que el tratamiento de nuevas perspectivas en materia de desarme nuclear requeriría tomar en cuenta todos los factores que pudieran afectar la estabilidad estratégica mundial”. Traducción: Mientras haya conflictos y terrorismo en el mundo, olvídense de que nosotros podamos renunciar a nuestras bombas. Tal vez Irán ahora no esté hostigando al mundo, ahora, pero muy pronto encontraremos un nuevo enemigo, incluso podríamos empezar una guerra en Ucrania solo para estar seguros de que ninguno de nosotros tiene que desarmarse.

“Mientras seguimos trabajando en pos de nuestro objetivo común de desarme nuclear, afirmamos que nuestras fuerzas nucleares deberían mantenerse en los niveles más bajos necesarios para cumplir con los requisitos de la seguridad nacional.” Traducción: Si bien estamos muy conscientes de que la detonación en la superficie del planeta de una ínfima fracción de las 17.000 cabezas nucleares llevará a la extinción de la vida en el planeta, salvo, quizá, la de unas pocas formas de vida que se nutren de azufre en la profundidad de los océanos, necesitamos esa cantidad para tener la total certeza de que nadie salga vivo del planeta.

“Sabemos más que nunca las graves consecuencias que acarrearía el uso de las armas nucleares”. Traducción: Como en la gran mayoría de los países se está hablando de las “consecuencias para la humanidad” de las armas nucleares, no podemos utilizar el lenguaje de ellos, no sea que piensen que los estamos escuchando, entonces, digamos mejor “graves consecuencias”.

“Nuestro compromiso con el desarme nuclear se extiende a los esfuerzos tendientes a que entre en vigor el Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (TPCEN) en una fecha cercana”. Traducción: Aun cuando dos de nosotros (China y Estados Unidos) no lo hemos ratificado, pensamos que el resto de los países que tampoco lo han hecho (Egipto, India, Irán, Israel, Corea del Norte y Pakistán) debería hacerlo.

“Ponemos énfasis en los esfuerzos substanciales que se han hecho para lograr la cesación de la carrera de armamentos nucleares como se exige en el Artículo VI del TNP y afirmamos nuestra intención de nunca reanudar esa carrera de armamentos”. Traducción: Disculpen, les estamos mintiendo sobre esto porque todos estamos gastando, o planeando gastar, cantidades obscenas de dinero en modernizar nuestros arsenales actuales, lo que probablemente signifique billones de dólares en los próximos 10 años. Sinceramente, no se nos ocurre algo mejor en qué gastar nuestro dinero.

“De acuerdo con el Plan de Acción [desde la última vez], reafirmamos nuestro apoyo y disponibilidad para negociar inmediatamente un tratado multilateral, no discriminatorio, verificable internacionalmente y con eficacia que prohíba la producción de material fisible para ser utilizado en armas nucleares u otros dispositivos de explosión nuclear (Tratado de Cesación de Producción de Material Fisible (T(CP)MF)) en la Conferencia de Desarme (CD) […], en el contexto de un Programa de Trabajo acordado, amplio y equilibrado”. Traducción: No podemos evitar la risa al decir esto; sabemos que la Conferencia de Desarme no ha podido acordar un Programa de Trabajo en 15 años, pero insistimos en que parte de nuestro enfoque de ir paso a paso es confiar en un foro de desarme que va muriendo.

“Continuamos reiterando la importancia de la Resolución de 1995 sobre el Oriente Medio y el avance hecho en esta materia durante la Conferencia de examen de 2010… Esperamos la celebración de esta conferencia una vez que los estados de la región logren consenso con respecto a una agenda y los preparativos relacionados”. Traducción: Nuevamente tenemos que hacer un esfuerzo para no reír, porque para poder realizar esa conferencia primero que nada tenemos que convencer a Israel de que admita que posee armas nucleares, y lo único que dicen es que no serán la primera nación que “introduzca” armamento en la región. Todavía estamos tratando de entender que habrán querido decir ya que sabemos que tienen todas las partes y el material nuclear.

“El uso de la energía nuclear para fines pacíficos contribuye substancialmente al desarrollo sostenible de la humanidad. La energía nuclear promueve el desarrollo económico de los estados y representa un elemento importante de la mezcla de energías a nivel mundial que proporciona seguridad, aborda los retos del cambio climático y asegura aplicaciones no energéticas vitales como la medicina nuclear, la agricultura, la administración de los recursos de agua y la industria”. Traducción: Ganamos MUCHO dinero construyendo centrales nucleares y, en todo caso, las necesitamos para fabricar el uranio y el plutonio para las bombas que nosotros podemos tener y que ustedes no pueden tener. Mucho les agradeceremos si pudieran ignorar que de generación en generación alguna planta nuclear deje una región inhabitable y que los contribuyentes sean los que paguen los costos de limpieza. Además, no se preocupen por las radiaciones que perdurarán un cuarto de millón de años, ya que probablemente no estarán vivos para ese entonces, de modo que, para qué alarmarse.

“Otorgamos gran importancia a lograr la universalidad del TNP. Instamos a los Estados no Partes del Tratado y pendientes de adhesión, que ingresen como Estados no poseedores de armamento nuclear y adhieran a los términos del TNP. Estamos prestos a trabajar con los Estados Partes para captar a los Estados no Partes con vistas a alcanzar esta meta”. Traducción: India, Pakistán, Corea del Norte e Israel deben deshacerse de su armamento y adherir al TNP primero, antes de que nosotros nos deshagamos del nuestro. Pero, en realidad, no vamos a dar ningún paso para alentar a que se termine la historia de conflictos en el sub-continente indio, en el Oriente Medio y en la Península de Corea.

Categorías: Internacional, Opiniones, Paz y Desarme
Tags: , , , ,

Noticias diarias

Escriba su correo electrónico para suscribirse a nuestro servicio diario de noticias.

En VIVO movilizaciones diarias en Santiago 14.12.19

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.