El día de ayer sábado, la ciudad de Valparaíso vivió una verdadera noche de terror luego que un gigantesco incendio destruyera cerca de mil viviendas ubicadas en los tradicionales cerros que caracterizan esta ciudad.

La conformación urbana de esta ciudad está estructurada por un plano donde se ubica el centro cívico y comercial, rodeado de 42 cerros todos poblados en sus laderas y quebradas por miles de casas, y que en su conjunto forman un gigantesco anfiteatro natural que mira hacia el Océano Pacífico.

Durante la tarde de ayer sábado, un incendio forestal que azotaba las zonas rurales de Valparaiso, repentinamente avanzó hacia zonas pobladas en los cerros luego de un brusco cambio en la dirección del viento.

destruccion3Las laderas de los cerros, densamente pobladas de viviendas de maderas, las quebradas llenas de malezas, microbasurales y también de viviendas ilegales. se transformaron en una gigantesca chimenea que hizo que el incendio rápidamente se propagara abarcando durante la noche a cerca de 6 cerros y obligando a huir desesperadamente a más de 10.000 personas hacia los sectores bajos de la ciudad.

Con el amanecer de hoy domingo. la luz del día mostró un cuadro desolador: más de mil casas destruidas completamente mientras que algunos consultorios y estaciones de policías también fueron alcanzados por las llamas.

ayuda2Las labores de remoción de los escombros permitieron encontrar 16 víctimas fatales, sin descartarse que el número pudiera ser aún mayor.

La magnitud de la tragedia desató una oleada de solidaridad: iglesias, organizaciones sociales, políticas y deportivas, rápidamente comenzaron a acopiar mercadería y ropa destinadas a las familias que perdieron todos sus enseres.

Grupos scouts, cruz roja, tuiteros solidarios, agrupaciones estudiantiles, y diversas agrupaciones se dirigieron al lugar de la tragedia para ayudar en la remoción de los escombros a las familias afectadas y rescatar las pocas cosas materiales que no fueron destruidas por el incendio.

Personas individuales y numerosas familias comunes y corrientes, también concurrieron al lugar para brindar desayuno y almuerzo a los miles de damnificados.

Con el transcurrir de la tarde de hoy Domingo, las condiciones metereólogicas, caracterizadas por un fuerte viento y una alta temperatura ambiental que se acerca a los 30°, han hecho que aparezcan rebrotes del incendio y que nuevamente se comiencen afectar las casas de algunos cerros.

Las autoridades de emergencia han manifestado su temor que durante la tarde noche de hoy Domingo, la situación vuelva a agravarse producto de rebrotes de este gigantesco incendio, catalogado como el más grande que ha azotado la ciudad de Valparaíso.