Por

Hoy se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, sin embargo, para la organización Afrodescendencias en México. Investigación e Incidencia A.C., el que las instituciones y la sociedad nieguen tales hechos y guarden silencio, evidencia de manera lamentable que estas actitudes se han instaurado casi de manera institucionalizada en nuestro país.

Mediante un comunicado, la asociación civil recordó que la comunidad internacional reconoció a todas las personas como pertenecientes a una misma especie, situación que descarta tajantemente la existencia de razas, que ubiquen a unos por encima de otros, basado en las diferencias físicas o culturales.

En el marco de la celebración, la organización recordó a las autoridades mexicanas sus responsabilidades en la materia, como firmante de los principales tratados de derechos humanos que prohíben la discriminación racial, y sus compromisos derivados de la Declaración y Programa de Acción de Durban, oficios que fueron aprobados en Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia que se realizó en 2001.

Y es que para Afrodescendencias en México, la reciente entrada en vigor de la reforma a la Ley Federal para Prevenir la Discriminación, donde se coloca como discriminación a la segregación racial y a la discriminación racial, si bien es un acto digno de celebrar, no es suficiente pues “queda mucho trabajo pendiente en cuanto a la identificación y eliminación de políticas que excluyen a sectores de la población históricamente discriminados, como las afrodescendientes”.

Para ejemplificar su postura, la AC que ha impulsado iniciativas para reconocer los aportes de los afrodescendientes en el desarrollo económico, social y cultural de México, recordó los asesinatos del nigeriano Isacc Echinedu (Mayo de 2011) y el activista afroamericano Malcolm Latif Shabazz (Mayo de 2013), nieto del Malcolm X, ambos perpetrados en la ciudad de México, sin que hasta el momento se hayan esclarecido por completo.

De igual forma, recordaron los recientes actos de discriminación racial efectuados en los estadios de futbol a jugadores de los equipos Pachuca y León, ante lo cual la directiva de ambos clubes se pronunció enérgicamente, y orilló a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) a activar el protocolo antirracismo de la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA).

Afrodescendencias en México lamentó que sea común todavía que en espacios públicos y privados, medios de comunicación y redes sociales, circulen “videos donde se evidencian la reproducción la subordinación y la desigualdad de trato, así como los estereotipos y prejuicios sobre las personas afrodescendientes”, actitudes que echan por la borda el esfuerzo de académicos, organismos civiles, instituciones nacionales e internacionales.

Por último, la organización se dijo esperanza de que los esfuerzos legislativos apoyen al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y acoger normas que sirvan para erradicar este mal en los múltiples sectores sociales, y brindar atención a quienes sufran de racismo. Dichas medidas esperan queden asentadas de manera específica en el Programa Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación, adoptadas por la ciudadanía y pronunciadas formalmente por el Ejecutivo mexicano.