En una acción por la paz, los activistas representaron una escena grotesca para señalar que la guerra no debería tener cabida en un espacio de cultura.

Los museos del Prado y Reina Sofía acogerán el próximo día 28 de junio visitas y una cena de las más de 40 delegaciones de la OTAN.

La acción se llevó a cabo manteniendo una estricta distancia de seguridad con la conocida obra sobre los horrores de la guerra de Picasso

Por Rebelión o Extinción y Juventud por el Clima

Madrid, 27 junio 2022.- Esta mañana, una treintena de activistas de los movimientos Rebelión o Extinción (Extinction Rebellion) y Juventud por el Clima (Fridays for Future) han realizado una acción noviolenta de performance en una de las salas del Museo Reina Sofía de Madrid.

Frente al Guernica de Pablo Picasso, los activistas se han desplomado sobre el suelo fingiendo fallecer mientras cuatro de ellos, vestidos de gala y simulando ser grandes mandatarios, brindaban al sonar la Tercera Sinfonía de Brahms. Con pancartas en las que se podía leer «La Guerra es la muerte del Arte» y «Aquí se reunirán los señores de la guerra», denuncian que los museos, espacios de cultura, acojan una cumbre por la guerra, ya que el próximo día 28 tanto el Museo Reina Sofía como el Museo del Prado reunirán a las más de 40 delegaciones de miembros y simpatizantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, cuya cumbre se llevará a cabo en Madrid durante la presente semana.

Pacíficamente, y manteniendo una estricta distancia con el cuadro, los activistas fueron desalojados por el personal del museo en una acción que duró aproximadamente 10 minutos. Tras la acción, representantes de ambos movimientos señalaron que «La seguridad no se logra con más armas. La ampliación de cualquier ejército no es compatible con la defensa del planeta y la seguridad de la ciudadanía». Durante la cumbre se tratará la involucración de la alianza en la defensa de la frontera Sur en un momento en el que cerca de 80 migrantes fueron heridos o muertos por las fuerzas fronterizas de Marruecos.

Rebelión o Extinción y Fridays For Future apuntaron que la OTAN ha sido una estructura responsable de una forma de desarrollo basada en las dinámicas de expropiación y sobreexplotación de los recursos naturales del planeta, y concretamente del Sur Global: «primero fueron los combustibles fósiles y ahora serán los minerales para la transición energética».

Esta acción forma parte de las iniciativas ciudadanas en contra de la militarización de la crisis climática y la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid.