Por Mona Sabalones Gonzalez

Los pangolines son muy dulces. Sus ojos muy expresivos, pueden mostrar amor y miedo. Los pangolines y sus cuidadores… caminan juntos. ~Lisa Hywood, Fundación Tikki Hywood.

Se deja caer de lado como un niño a punto de hacer un berrinche. Enrolla su cuerpo alrededor de la bota del cuidador, quien se inclina y trata suavemente de despegarlo, pero Tamuda [… el pangolín] quiere atención. ~Rachael Bale, National Geographic.

Solo ahora, con (a la altura de este escrito) la propagación del Covid-19, se está aprendiendo mucho sobre el pangolín a gran escala, lo cual es irónico. Después de todo, desde la década de 2006 hasta 2016, se vendieron alrededor de 1,000,000 de pangolines en el comercio ilegal de fauna silvestre. El pangolín es el animal silvestre más comercializado en el mundo, superando al elefante, rinoceronte y al leopardo. Se había dicho que el pangolín podría extinguirse antes de que la mayoría de las personas en el mundo supieran de su existencia.

El pangolín es una criatura indefensa y de movimientos lentos. Cuando camina de pie sobre sus patas traseras con las patas delanteras rectas y juntas, se parece a un pequeño dinosaurio. Los trabajadores de los centros de rehabilitación de fauna silvestre dicen que los pangolines son peculiares, divertidos y extraños. Sus lenguas son más largas que sus cuerpos. En reposo, sus lenguas se extienden desde sus estómagos hasta sus bocas y cuando son felices, sacan la lengua. También la sacan cuando descubren un hormiguero o los escondites de termitas y otros insectos, que son su principal alimento. Cuando prueban algo desagradable, encrespan sus largas lenguas y de esta manera, sacan el mal sabor de su boca. Si está dispuesto, un pangolín puede acostarse sobre su espalda para que puedas frotar su estómago.

Normalmente caminan en cuatro patas, pero para mayor velocidad caminan sobre sus dos patas traseras. Pueden correr hasta 5 km/hora. Van abriendo camino entre los árboles y cavan en ellos, insertando sus largas y pegajosas lenguas para comer termitas y hormigas. Otros tipos de pangolines (hay cuatro tipos en Asia y cuatro en África), escarban el suelo en busca de alimento. Además, tienen su propia familia taxonómica, pero son muy parecidos a los perros y osos. Son los únicos mamíferos del mundo con escamas reales que disfrutan rodar en charcos de lodo.

Honey Bun era hija de un pangolín maltratado. Su madre la enrolló con su cuerpo para protegerla. Aun así, fue pateada y muy agredida por lo que Honey Bun escapó. Sin embargo, fue rescatada y cuidada por la conservacionista Maria Diekmann, fundadora del Rare & Endangered Species Trust de Namibia.

Diekmann pronto aprendió que los pangolines bebés necesitan atención las 24 horas, los 7 días de la semana, además de años de compromiso para seguir adelante. Mientras duerme en su departamento, Honey Bun usa su peso para derribar sacos de comida, una pequeña mesa redonda y una canasta de ropa. Además, ella sabe cómo abrir el refrigerador.

Si un pangolín se orina sobre sí mismo, se frotará sobre la arena para limpiarse y refrescarse. Esto también puede ser una forma de controlar parásitos debido a que sus escamas pueden atraer tierra y hormigas, especialmente después de comer.

Covid-19

Al momento de escribir este artículo, estamos lidiando con la pandemia de Covid-19. A nivel mundial, hay áreas donde las personas se mantienen encerradas. En Filipinas, las escuelas se han detenido, así como también programas de televisión, periódicos, tiendas, centros comerciales, restaurantes, etc. Sin embargo, los supermercados permanecen abiertos, al igual que las farmacias y los hospitales. Solo puede salir una persona por hogar.

Entra el murciélago

El estudio “Epidemiología global de Coronavirus de murciélago” por Antonio C. P. Wong, Xin Li, Susanna K. P. Lau y Patrick C. Y. Woo, aparece en el sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Institutos Nacionales de Salud. Los autores señalaron que (parafraseado): “Los murciélagos están muy diversificados. (Son) mamíferos con el segundo mayor número de especies «. Esta diversidad les permite ser potenciales huéspedes de una gran variedad de virus.

El Covid-19 fue reportado por primera vez a la OMS el 31 de diciembre de 2019 por funcionarios de salud chinos. La neumonía resultante del Covid-19 afectó a 41 pacientes, en su mayoría vinculados con el mercado mayorista de mariscos Huanan, que según dicen se originó en un mercado húmedo en Wuhan, China. También se dice que la enfermedad se origina en los murciélagos y se propagó a las personas a través de un animal intermediario como el pangolín, los cerdos o las civetas. Una vez que llegaba a las personas, se podía transmitir de humano a humano a menos de seis pies de distancia a través de partículas respiratorias. En superficies, puede sobrevivir durante días.

Los murciélagos son ideales para albergar a estos virus. Primero, debido a que los murciélagos tienen un sistema inmune bastante fuerte. Segundo, una vez que el virus ataca, los murciélagos liberan interferón, el cual los protege y fortalece el virus.

Los murciélagos son capaces de volar de forma continua e ininterrumpida, lo que les permite soltar sus excrementos en cualquier momento durante su vuelo. Si un excremento de murciélago cae cerca de un hormiguero, el pangolín puede comérselo junto con las hormigas. Si cae sobre los árboles, hay pangolines de árboles que pueden tomarlo accidentalmente. Los excrementos de los murciélagos también pueden quedar donde se posan, ya sea en una cueva o en su ático o en su pared. Todo esto permite la propagación del virus. Sin embargo, estos virus no pueden transmitirse directamente de los murciélagos a las personas. Se necesita un animal intermediario.

Los murciélagos necesitan un animal secundario para transmitir el virus a los humanos porque el virus, cuando está en el murciélago, carece de la estructura necesaria para adherirse a las células humanas. A través de un animal intermediario, el virus cambia y se hace posible el paso a los humanos. Una vez que un humano tiene el virus Covid-19, se puede transmitir de humano a humano a través de partículas respiratorias a menos de seis pies de distancia. En superficies, el Covid-19 puede permanecer durante días.

Enfermedades de los murciélagos

Existen otras enfermedades que se originaron en los murciélagos, como el virus del SARS de 2002 que estalló en Guangdong, China; Síndrome Respiratorio del Medio Oriente de 2012 (MERS, por sus siglas en inglés), que según un informe de la Organización Mundial de la Salud, puede haberse originado en murciélagos y transmitido a camellos; diarrea epidémica porcina (PED, por sus siglas en inglés) que pasó de murciélagos a cerdos; también se cree que el síndrome de diarrea aguda grave (SARS por sus siglas en inglés) y el marburgvirus de Marburg se originaron en murciélagos, según el estudio “Los murciélagos y el Coronavirus”, publicado en el sitio web del Centro Nacional de Información Biotecnológica (NCBI).

Arnaud Fontanet, del Instituto Pasteur de Francia, dice que es imposible que el virus haya llegado al hombre directamente de los murciélagos, y señala varios estudios que revelaron que, en su forma de virus de murciélago, el virus es incapaz de adherirse a las células humanas. Fontanet le dijo a AFP: «Creemos que hay otro animal que es un intermediario». El portador intermediario sería el animal silvestre que tenga contacto cercano con las personas.

Shen Yongyi y Xiao Lihua, de la Universidad Agrícola del Sur de China en Guangzhou, China, culparon a los pangolines de ser la probable fuente animal intermediaria del Covid-19, basándose en un análisis genético en el que el tipo de Covid-19 en el pangolín era 99% similar a la del Covid-19 de los humanos. Sin embargo, el estudio no fue publicado y, por lo tanto, nunca ha sido objeto de escrutinio internacional.

Edward Holmes, virólogo evolutivo de la Universidad de Sydney, Australia, dijo «tiene sentido», pero añade que se necesitan más detalles. James Wood, director del Departamento de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cambridge, está de acuerdo en que el estudio, aunque extremadamente importante, no califica como evidencia científica. «Los resultados deben ser publicados para el escrutinio internacional», dijo.

Entra el pangolín

Si es cierto que el pangolín es el animal que llevó el Covid-19 a los humanos, primero debemos saber cómo él lo obtuvo del murciélago. Se citan dos formas. La primera es a través de los excrementos del murciélago, que podrían estar en cualquier parte del bosque o podría caer en un hormiguero en un árbol. Los pangolines de los árboles solitarios se comerían sus hormigas, incluso si una gota del excremento cae sobre su fuente de alimento. Así mismo, sobre una termita u hormiguero, los pangolines de tierra probablemente también se comerían estos excrementos. De cualquier manera, los pangolines se convierten en portadores del virus.

Granjas de animales salvajes en China

Hay una tercera forma en que los pangolines se convierten en portadores, a través de la industria de fauna silvestre de China. Michael Standaert de The Guardian informó sobre unas 20,000 granjas de fauna silvestre que crían especies como murciélagos, jabalíes, gatos de civeta, avestruces, pangolines, puercoespines, pavos reales y gansos salvajes, entre otros.

Antes del brote de Covid-19, la agricultura y el comercio de fauna silvestre fueron reconocidos y el gobierno chino promovió la cría debido a su impacto en el PIB del país. También hizo que los pequeños agricultores en China fueran muy ricos. Después de Covid-19 se volvió ilegal pero aún prospero.

China, que tiene la mayor población del mundo, es también el mercado número 1 de pangolines. Su carne se considera un manjar y se come para ostentar posición de élite en la sociedad.

Sus escamas se pulverizan y se usan para hacer una pasta que, según la medicina tradicional china, puede curar la artritis, el cáncer, las convulsiones, los trastornos estomacales, la epilepsia, el dolor menstrual y las heridas. Sin embargo, no existe una base científica para demostrar que esto es cierto. De hecho, las escamas están hechas de queratina, que también está presente en las uñas y el cabello humanos.

La pasta de pangolín también se utiliza para protección espiritual, especialmente la protección contra la brujería. También se utiliza en rituales financieros para aumentar la riqueza. Los pangolines bebés se sirven en sopa y los hombres los comen creyendo que promoverá la virilidad. Por otro lado, las madres primerizas, creen que la pasta puede estimular la lactancia, asegurando la leche para sus bebés. Los huesos y la cabeza del pangolín también se usan para protección espiritual.

Científicos de la Universidad Agrícola del Sur de China descubrieron que las secuencias genómicas de virus en los pangolines son 99% idénticas a las de Covid-19 en humanos, informó la agencia oficial de noticias Xinhua. Pero como ya se mencionó, el estudio aún no se ha publicado y examinado.

Una historia en desarrollo

Mientras tanto, es hora de que conservemos el pangolín. Si no hubiera pangolines, la calidad del suelo disminuirá y los cultivos podrían no crecer. Habría una sobrepoblación de hormigas, termitas y otros insectos.

En resumen, esta es una historia que todavía está en desarrollo. Pero uno tiende a pensar que debe haber una razón por la cual algunos animales están destinados a ser salvajes. Este virus muestra que cuando interferimos con los animales, sus vidas en la naturaleza y sus hábitats naturales, éstos pueden matarnos. En mi opinión, si quieres una mascota, consigue un perro o un gato, ya que prosperan en el cuidado de los humanos y la buena suerte va en ambos sentidos.

Mona Sabalones Gonzalez

Columnista, (Home Safety First) y escritora colaboradora: Enrich Magazine

Colaboradora, Philippine Graphic Magazine

Ex columnista (Southern Bell [restaurant reviews]) y escritora colaboradora en Cook Magazine

https://twitter.com/monnissimma

Sitio web: http://philippineconsumerist.blogspot.com

Redactora, http://www.projectarmy.net

Escritora, http://pinay.com

Perfil y artículos: http://grandoldlady.hubpages.com/


Traducción del inglés por Maria Paula Alvarez