El monolingüismo de Julián Castro: ¿un fracaso o una asimilación estándar?

08.09.2019 - Domenico Maceri

Este artículo también está disponible en: Inglés, Italiano

El monolingüismo de Julián Castro: ¿un fracaso o una asimilación estándar?

Julián Castro, ex alcalde de San Antonio, anunció su candidatura a la presidencia de Estados Unidos tanto en inglés como en español. «Yo soy candidato para presidente de Estados Unidos» no sería sorprendente, considerando su nombre. De hecho, el español de Castro es bastante flojo, como él mismo ha admitido en varias ocasiones.

No es necesario hablar el idioma de los antepasados para los candidatos cuyo origen se halla en otros grupos étnicos. En el caso de los candidatos latinos, se considera un requisito básico. Sin embargo, varios de los competidores de Castro para la nominación demócrata son de hecho bilingües. Beto O’Rourke y Corey Booker hablan un español aceptable, si no excelente. Pete Buttigieg también habla español y otros idiomas, incluyendo noruego, francés, italiano, maltés, árabe y dari, con diferentes grados de fluidez.

Si los candidatos anglosajones hablan idiomas extranjeros, lo consideramos una ventaja. Si un candidato latino habla español, se considera una necesidad. Si alguien como Castro no lo habla, o habla con limitaciones significativas, se considera que carece de las habilidades básicas. Nadie esperaría que Donald Trump hablara alemán porque su abuelo era de Alemania. Al igual que Castro, el actual presidente es un estadounidense de tercera generación (el segundo por parte de su madre, que nació en Escocia).

Cuando los inmigrantes llegan a los Estados Unidos desde países en los que no se hablan inglés, se esfuerzan por aprender el idioma dominante. Como resultado, la integración se hace difícil debido a una serie de factores, en particular el dominio de la nueva lengua. Aprender inglés puede ser muy difícil especialmente para aquellos que vienen a los Estados Unidos como adultos debido a las complejidades del idioma, pero también debido a la falta de tiempo y a la limitada educación en el idioma nativo de los inmigrantes. Aunque el idioma extranjero puede ser hablado en casa, a los hijos de padres inmigrantes se les anima a que se centren en el inglés, que se considera justificadamente como el pasaporte para la integración y la puerta de entrada a las oportunidades en el nuevo país. Hablar un idioma extranjero, como el español, a menudo se puede ver con escepticismo y burla. No es inusual que los alumnos inmigrantes sean reprendidos o incluso castigados por hablar el idioma de sus padres en lugar del inglés. La segunda generación a menudo sigue vinculada a la lengua y la cultura de los padres, pero el inglés y la cultura americana se hacen dominantes. A veces, incluso la segunda generación apenas puede comunicarse en el idioma de los padres. Tengo primos hermanos cuyos padres nacieron en Italia y apenas conocen los rudimentos básicos del italiano. La cultura de los padres también comienza a ocupar un segundo lugar. El amor por el fútbol a menudo es reemplazado por los deportes tradicionales estadounidenses como el fútbol americano, el baloncesto o el béisbol.

Si la segunda generación retiene un poco del idioma de los padres, la tercera generación normalmente lo pierde por completo. Los nietos de los inmigrantes pueden retener algunos rasgos culturales de sus abuelos, como la cocina y algunas otras costumbres, pero sin duda alguna el idioma y las costumbres del viejo país se desvanecen y son reemplazados por los estadounidenses.

Castro no es diferente de otros americanos de tercera generación. Nacido en los EE.UU., educado en inglés en la escuela primaria y secundaria, más tarde completó su licenciatura en la Universidad de Stanford y, finalmente, su licenciatura en Derecho en Harvard. Una historia de éxito americana lograda, por supuesto, con el idioma del país: el inglés. Sin embargo, su nombre lo relaciona con el idioma español, porque, en la mente de muchos estadounidenses, se supone que los latinos saben español. Esto se debe en parte a la importancia del español en los Estados Unidos. Hay más de 41 millones de hispanohablantes en los Estados Unidos. Alrededor del 65 por ciento de ellos también hablan inglés con diversos grados de fluidez. Si Estados Unidos fuera un país de habla hispana, estaría en el cuarto lugar después de México (121 millones), Colombia (48 millones) y España (46 millones). Por lo tanto, el español en los Estados Unidos se encuentra en una posición diferente a la de otras lenguas de inmigrantes por su número, pero también por razones históricas.

Los candidatos presidenciales consideran que el español es un idioma útil para llegar a los votantes latinos. Aunque algunos latinos pueden ver a un candidato anglosajón usando el español como una forma de proxenetismo, hablar español durante una campaña es beneficioso. George W. Bush utilizó su muy limitado español a su favor, ganando cerca del 40 por ciento del voto latino en las elecciones presidenciales de 2004, un resultado excelente para un republicano.

El limitado conocimiento de español de Castro tendrá poco efecto para ganar la nominación demócrata. Sin embargo, la creencia de que su apellido requiere que sepa español es otro escollo que los candidatos de las minorías tienen que superar. En el caso de Barack Obama, el hecho de que su padre naciera en Kenia puso en duda su ciudadanía a pesar de que el 44º presidente nació en Hawái. Si Castro no gana la nominación, podría tener una buena oportunidad como candidato a la vicepresidencia. Mientras tanto, está mejorando su español. El conocimiento de este lenguaje no es indispensable, pero sí útil, no sólo en la política, sino para identificar quiénes son las personas. Los hijos de Castro, la cuarta generación de estadounidenses, están siendo educados tanto en inglés como en español. Un paso positivo no solo para futuros logros políticos, sino para demostrar que se puede ser completamente estadounidense si se conoce el idioma de los antepasados.


Traducción del inglés por Armando Yánez

Categorías: Cultura y Medios, Internacional, Norteamérica, Política
Tags: , ,

Noticias diarias

Suscríbete ingresando tu correo electrónico para recibir un resumen diario de noticias.


Documental: RBUI, nuestro derecho a vivir

Documental: el principio del fin de las armas nucleares

2a Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia

Renta Básica

Alerta Paz Colombia

Comunidad internacional en alerta por una Colombia en paz

App Pressenza

App Pressenza

Despenalizar la eutanasia

Milagro Sala

Programa de Radio

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Foro para la integración de NuestrAmerica

Foro para la integración de NuestrAmerica

Telegram Pressenza

Conéctate con nuestro canal Telegram

Archivos

Except where otherwise note, content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International license.