Un grupo de activistas de Fridays for Future invadió el terreno de juego durante el partido final de la Copa Suiza entre los equipos de Basel y Thun para hacer conciencia de la huelga climática mundial del 24 de mayo.

Inmediatamente después del comienzo del silbato, los jóvenes militantes entraron brevemente en el campo con carteles que sensibilizaban sobre el tema del calentamiento global. La acción no violenta terminó en la televisión suiza en directo y fue vista con asombro y simpatía tanto por los jugadores como por el público que asistió al partido.


Traducido del italiano por Estefany Zaldumbide